¿Qué es una tromba marina o manga de agua?

tromba o manga marina

Es un poderoso torbellino que se desarrolla sobre una gran superficie de agua

A veces se ven trombas marinas en la costa como esta semana en El Prat de Llobregat y en Santanyí (Mallorca) donde se vieron cuatro simultáneamente (ver tweets de más abajo). La facilidad con la que pueden generar vientos huracanados y su difícil predicción los convierte en uno de los fenómenos meteorológicos únicos más llamativos del mundo. Aquí hablamos de este peculiar fenómeno y sus características.

 

Una tromba o manga marina es un poderoso torbellino que se desarrolla sobre una gran superficie de agua, ya sea en el mar o en un lago. Generalmente, es el nombre que se le da a un tornado que se desplaza sobre el agua y, por tanto, comparten casi todas las características de sus homólogos terrestres, de hecho pueden entrar en tierra firme y transformarse en tornados o viceversa.

Las trombas o mangas marinas generalmente consisten en una nube embudo que emerge de la base de un cumulonimbus y alcanza la superficie del agua, donde es levantada y pulverizada por fuertes vientos, formando una nube de gotas de agua que gira a gran velocidad.

Al igual que ocurre con los tornados, la circulación de los vientos en una tromba marina responde a un equilibrio entre la fuerza centrífuga de su circulación y la baja presión en su interior, que tiende a hacer caer el aire hacia el centro. A medida que el aire se acerca al eje de rotación del vórtice, acelera su velocidad por conservación del momento angular.

características de las trombas marinas

Imagen: Principales características de una tromba marina.

Esto es fácilmente visible con el ejemplo de un patinador que gira sobre sí mismo con los brazos extendidos, si los contrae rápidamente, estará trasladando parte de su masa a un punto más cercano al eje de giro y su velocidad de giro aumentará, girando mucho más rápido.

Las trombas marinas se clasifican en varios tipos como los tornados, siendo común distinguir entre no supercelulares y supercelulares o mesociclónicas. El primer tipo es el más común y suele estar asociado a tormentas convencionales como los tornados no mesociclónicos (trombas terrestres), sin embargo, existe una única diferencia importante con respecto a los tornados terrestres: la superficie del océano no tiene obstáculos y su superficie constante de temperatura facilita la convección y la estabilidad de la circulación de estos remolinos.

Son, por lo tanto, relativamente más frecuentes que sus contrapartes terrestres, los tornados no mesociclónicos, especialmente los especímenes más débiles.

mangas marinas en el Mediterráneo

Imagen: Trombas marinas en el mar Mediterráneo.

Además, pueden estar asociadas a pequeñas nubes convectivas y corrientes que difícilmente podrían generar un tornado en tierra, por lo que no es raro ver caer trombas marinas desde cúmulos de tamaño medio y generar pequeños vórtices, con vientos de poco más de 70 km/h. A menudo se denominan fenómenos "no tornádicos" o de "buen tiempo" que se disipan rápidamente cuando interactúan con la tierra.

Por ello, no deben subestimarse, ya que los casos asociados a fuertes tormentas pueden alcanzar velocidades superiores, entre 180 y 250 km/h y causar graves daños si se adentran en tierra firme.

El segundo tipo, menos frecuente, es el de las trombas marinas supercelulares. Comparten todas las características de los tornados supercelulares y representan una amenaza mucho mayor tanto para los barcos como para la costa, si es que alguna vez los alcanzan. Como la mayoría de los tornados supercelulares, tienden a ser relativamente más largos en duración y tamaño, y la velocidad del viento puede superar los 200 km/h en casos severos.

Trombas marinas en España

Lo cierto es que es un fenómeno habitual en las zonas costeras de mares templados durante los episodios de tormentas y, por tanto, en la Península Ibérica, aunque su pequeño tamaño y corto desplazamiento en muchos casos les impide ser una amenaza directa en tierra.

Las costas mediterráneas son un caldo de cultivo para este tipo de fenómenos, especialmente en otoño, cuando el mar está a mayor temperatura y los primeros frentes otoñales y temporales empiezan a afectar a la cuenca mediterránea desencadenando la convección. Con relativa frecuencia aparecen también en las costas atlántica y cantábrica.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: