Un gigantesco iceberg se estrella contra un refugio de pingüinos en la Antártida

iceberg D-30A
Una fotografía satelital de la colisión entre el D-30A y la isla Clarence el 6 de septiembre tomada por el satélite Aqua de la NASA. (Crédito de la imagen: Observatorio de la Tierra de la NASA/Wanmei Liang)

El iceberg D-30A de 72 kilómetros de largo chocó con la isla Clarence y casi provoca un desastre ecológico

Un enorme iceberg de aproximadamente la mitad del tamaño de Rhode Island se estrelló recientemente contra un refugio de pingüinos en la Antártida, dos años después de que naciera de una colisión similar. Pero parece haber causado daños mínimos.

El enorme iceberg tabular, llamado D-30A, tiene alrededor de 45 millas (72 kilómetros) de largo y 12,5 millas (20 km) de ancho.

Es la pieza más grande que queda del D-30, que nació en junio de 2021 cuando su iceberg D-28 se estrelló contra la tierra cerca de la plataforma de hielo Borchgrevink en el este de la Antártida y se partió en dos. Desde entonces, el D-30A se ha desplazado lentamente hacia el oeste a lo largo de la costa antártica.

A finales de 2022 el D-30A cambió repentinamente de rumbo y se dirigió directamente a la isla Clarence, la más oriental de las Islas Shetland del Sur, que tiene una superficie aproximadamente 10 veces más pequeña que el D-30A. El 6 de septiembre, la enorme placa de hielo se estrelló contra la costa sur de la isla antes de girar hacia el este de la isla y dirigirse hacia el mar varios días después, según el Observatorio de la Tierra de la NASA.

La isla Clarence es un importante lugar de reproducción para los pingüinos barbijo (Pygoscelis antarcticus), y alrededor de 100.000 parejas reproductoras visitan la isla cada invierno para poner e incubar sus huevos. A los investigadores les preocupaba que el iceberg pudiera haber impactado a esta población. Sin embargo, esos temores pronto se disiparon.

"El momento fue afortunado porque los barbijo que se reproducen allí aún no habían regresado a la colonia", dijo en el comunicado Heather Lynch, ecóloga estadística de la Universidad Stony Brook de Nueva York. Si la colisión hubiera ocurrido un par de meses después, cuando los pingüinos estaban en la isla, podría haber sido "bastante grave", añadió.

pareja de pingüinos barbijo

Imagen: Una pareja de pingüinos barbijo (Pygoscelis antarcticus) paseando en la cercana isla Half Moon en las Islas Shetland del Sur.

Los icebergs que chocan con islas pueden ser muy perjudiciales para la vida silvestre, especialmente si quedan atrapados en el fondo marino que rodea las aisladas masas de tierra. El hielo puede impedir que los animales marinos salgan al mar para alimentarse y también puede alterar la temperatura y la salinidad de las aguas circundantes. A medida que el hielo raspa el fondo, también puede destruir los ecosistemas del fondo marino y desequilibrar en gran medida la red alimentaria circundante.

A finales de 2020 se dispararon las alarmas cuando el iceberg más grande del mundo en ese momento, el A-68A, parecía estar en curso de colisión con Georgia del Sur en el Océano Atlántico Sur, que es un importante refugio de pingüinos y focas. Los expertos predijeron que quedaría atrapado en el fondo marino y potencialmente permanecería allí durante varios años. Sin embargo, en el último minuto, el poderoso iceberg se desvió y no alcanzó la isla por completo antes de desintegrarse en media docena de pedazos.

El fondo marino que rodea la isla Clarence puede haber ayudado a evitar una catástrofe debido a su profundidad, lo que hace menos probable que el D-30A se quede atrapado allí. "Probablemente no se 'pegó' porque el lado este de la isla Clarence tiene un desnivel bastante pronunciado con agua lo suficientemente profunda como para permitir que el iceberg lo atraviese", dijo en el comunicado Christopher Shuman, glaciólogo de la Universidad de Maryland y del Laboratorio de Ciencias Criosféricas de la NASA.

Sin embargo, aunque el iceberg no permaneció por mucho tiempo, podría haber causado verdaderos problemas a los pingüinos si hubieran anidado en la isla. Mientras incuban sus huevos, los pingüinos que anidan dependen de sus compañeros para buscar comida para ellos, dijo Lynch. "Mientras anidan, incluso unos pocos días de acceso bloqueado a la colonia podrían significar un año de reproducción fallido", señaló.

En cambio, el encuentro cercano puede ser algo bueno para la vida silvestre local. Cuando el D-30A pasó por la isla, probablemente liberó agua de deshielo rica en hierro que podría favorecer un mayor crecimiento de algas en el área, dijeron los investigadores.

El D-30A ahora parece dirigirse hacia el Pasaje Drake, apodado "callejón de los icebergs", donde enormes icebergs quedan atrapados en las corrientes oceánicas que los arrastran hacia aguas más cálidas hacia su perdición. En noviembre de 2022, el antiguo iceberg más grande del mundo, el A-76A, fue visto en el mismo pasaje antes de finalmente romperse a unas 1.500 millas (2.415 km) más al norte en junio de este año.

Etiquetas: IcebergGiganteRefugio pingüinosAntártida

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo