Qué es la intrusión de agua de mar

barrera contra la intrusión de agua de mar
En 2022, California construyó una barrera de emergencia contra la sequía a lo largo del río West False, cerca de Oakley, para proteger contra la intrusión de agua salada.

Una hidrogeóloga explica el cambiante equilibrio entre agua dulce y salada en la costa

La intrusión de agua de mar es el movimiento de agua salada desde el océano o estuarios hacia sistemas de agua dulce. El agua de mar que subió por el río Mississippi en el verano y principios del otoño de 2023 es un recordatorio de que las comunidades costeras se tambalean en un frágil equilibrio entre la tierra y el mar.

El agua dulce es esencial para beber, irrigar y mantener ecosistemas saludables. Cuando el agua de mar avanza hacia el interior, la sal que contiene puede causar estragos en las tierras de cultivo, los ecosistemas, las vidas y los medios de subsistencia.

Holly Michael, Directora del Instituto Ambiental de Delaware y profesora de Ciencias de la Tierra e Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de Delaware, es hidrogeóloga costera y ha estudiado el agua en la interfaz tierra-mar durante 25 años. Piensa que la intrusión de agua de mar es como un balancín: el lugar donde se encuentran el agua dulce y el agua salada es el punto de equilibrio entre las fuerzas de la tierra y las fuerzas del mar.

Un impulso desde la tierra, como intensas lluvias o elevados caudales de un río, desplaza el punto de equilibrio hacia el mar. Un impulso desde el lado del mar, ya sea una subida del nivel del mar, una marejada ciclónica o mareas altas, mueve el punto de equilibrio hacia la tierra.

Las sequías o el uso intensivo de agua dulce también pueden provocar que el agua de mar se desplace hacia el interior. A medida que el cambio climático y el crecimiento demográfico agoten los suministros de agua dulce, un resultado será una mayor intrusión de agua de mar.

Cuando el océano sube río arriba

La actual intrusión de agua de mar en la parte baja del río Mississippi se debe principalmente a la sequía en el Medio Oeste, que ha reducido el volumen del río. Tanto la magnitud de la reducción del caudal del río como el tiempo que el río está bajo influyen en la distancia que se desplaza el agua salada río arriba. El 2 de octubre de 2023, la "cuña" de agua salada en el Mississippi se había movido casi 70 millas río arriba desde la desembocadura del río.

Esta no es la primera vez que el bajo nivel del agua del río ha permitido que el agua de mar se desplace hacia el interior. Pero a medida que el cambio climático eleva el nivel del mar y provoca anomalías climáticas más graves, la intrusión se volverá más común y avanzará poco a poco río arriba.

Y el problema no es exclusivo del Mississippi. En Delaware, el agua de mar viaja más arriba en pequeñas corrientes de marea durante las tormentas y las mareas más altas, inundando tierras de labranza y acabando con los cultivos.

En los Sundarbans de India y Bangladesh, uno de los bosques de manglares costeros más grandes del mundo, el agua de mar se está infiltrando en la desembocadura del río Ganges. Las principales causas son las represas aguas arriba y los desvíos de agua del río para riego y navegabilidad, además de la invasión debido a la subida del nivel del mar. La intrusión de agua de mar podría amenazar a muchos tipos de plantas y animales en este sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que alberga innumerables especies raras y en peligro de extinción.

Invadiendo el subsuelo

Otra interfaz entre el agua dulce y el agua salada en la costa es menos obvia porque está bajo tierra. Muchas comunidades costeras obtienen su suministro de agua dulce del agua subterránea: agua limpia que se mueve a través de los espacios porosos entre los granos de arena y el suelo.

El agua subterránea no se detiene sólo en la costa: bajo el fondo del océano el agua subterránea es salada y, en algún lugar entre la tierra y el océano, hay un punto de encuentro subterráneo. Por lo general, se encuentra hacia la costa porque el agua salada es más densa que el agua dulce, por lo que tiene una fuerza mayor y empuja naturalmente hacia adentro. Pero al igual que con un río, esa interfaz se mueve cuando los niveles de agua subterránea caen en la tierra o los niveles de agua aumentan en alta mar.

En las cuencas de agua subterránea del centro y sur de California, el bombeo generalizado ha provocado que los niveles de agua subterránea caigan cientos de pies en algunas áreas. Esto está inclinando el balancín y provocando que el agua subterránea del mar se desplace hacia el interior. El agua subterránea accesible ha sustentado la agricultura de regadío en estas áreas, pero ahora el doble peligro de la reducción de la disponibilidad de agua subterránea y la intrusión de agua de mar amenaza cultivos como las fresas y la lechuga.

La intrusión de agua de mar en las aguas subterráneas está ocurriendo en todo el mundo, pero quizás los lugares más amenazados sean las comunidades de las islas bajas. El agua dulce subterránea suele ser la única fuente de agua para beber y regar en las islas pequeñas, y existe en una delgada lente que flota sobre el agua subterránea salina.

La lente puede reducirse en respuesta a las sequías, el bombeo y e la subida del nivel del mar. También puede volverse salada debido a la infiltración del agua de las inundaciones durante tormentas o mareas altas.

En las Islas Marshall, por ejemplo, se prevé que una combinación de subida del nivel del mar e inundaciones provocadas por las olas hará que muchas islas sean inhabitables para finales de siglo.

intrusión de agua de mar

Imagen: En condiciones naturales, el agua dulce fluye bajo tierra hacia el océano y evita que el agua de mar pase a los acuíferos costeros. Bombear demasiada agua subterránea del acuífero reduce los niveles de agua y puede atraer agua de mar hacia el interior. Crédito: USGS

Cambiando el equilibrio

A medida que el agua salada siga invadiendo los sistemas de agua dulce, habrá consecuencias. Beber agua que contenga incluso un 2% de agua de mar puede aumentar la presión arterial y estresar los riñones. Si el agua salada ingresa a las líneas de suministro, puede corroer las tuberías y producir subproductos de desinfección tóxicos en las plantas de tratamiento de agua.

La intrusión de agua de mar reduce la vida útil de carreteras, puentes y otras infraestructuras. Ha sido implicada como contribuyente al colapso del condominio Champlain Towers South en Surfside, Florida, en 2021. La intrusión de agua de mar cambia los ecosistemas, creando bosques fantasma a medida que los árboles mueren y las marismas se desplazan hacia el interior.

Una gestión inteligente puede inclinar el balancín hacia el mar. Limitar la extracción de aguas superficiales y el bombeo de aguas subterráneas, o inyectar aguas residuales tratadas en acuíferos vulnerables, puede aumentar la fuerza que empuja contra la intrusión de agua salada.

La construcción de diques o el mantenimiento de sistemas de dunas saludables también pueden ayudar a mantener a raya el agua de mar, aunque estos enfoques sólo protegen contra las inundaciones y la infiltración de agua salada en la superficie, no bajo tierra. Bombear agua subterránea salina o instalar barreras subterráneas puede evitar que el agua salada más profunda se traslade tierra adentro.

Lo mejor es ser proactivo, porque una vez que el agua subterránea está contaminada, es difícil eliminar la sal. Si el agua salada penetra tierra adentro, las comunidades pueden gestionar la calidad del agua construyendo plantas desalinizadoras y cambiando a cultivos tolerantes a la sal.

Otra opción es dejar que la naturaleza siga su curso. Permitir que las marismas migren tierra adentro puede compensar las pérdidas en la costa a medida que sube el nivel del mar. Esto preserva hábitats críticos, mejora la protección contra inundaciones y almacena carbono a tasas que superan con creces a la mayoría de los ecosistemas terrestres, frenando la aceleración del cambio climático.

Etiquetas: IntrusiónAgua de mar

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email:

Especies marinas

Medio ambiente

Ciencia y tecnología

Turismo