updated 6:40 PM CET, Dec 4, 2016

Las caras desconocidas de Irene... (el huracán)

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

huracán Irene, vista desde sátelite

Vídeos desde la Estación Espacial Internacional del huracán Irene

Imágenes de satélites NASA analizan el desarrollo del huracán Irene, ya sobre New York

Estación Espacial graba el huracán Irene el 26 de agosto


Formación del huracán Irene

La temporada de huracanes del Atlántico de 2011 ha producido hasta ahora, en términos de tormentas tropicales, siete tormentas con nombre, sin embargo, ninguno de ellas ha tenido un impacto muy grande. Cada una ha sido pequeña y de corta duración o permanecían en el mar, y ninguna se han intensificado hasta convertirse en un huracán como Irene que llegó a la categoría de huracán el 22 de agosto.

El satélite de la Tropical Rainfall Measuring Mission (TRMM) pasó directamente a través de Irene cuando la tormenta se movía hacia el oeste, hacia la República Dominicana y Puerto Rico. Las imágenes fueron tomadas a las 15:57 UTC (11:57 hora del este) el 22 de agosto de 2011.

Huracán Irene, satélite de la Tropical Rainfall Measuring Mission (TRMM)La imagen superior muestra una vista desde arriba de la intensidad de la lluvia en la tormenta. TRMM revela que a pesar de un ser huracán, Irene no ha desarrollado todavía un ojo y aún no está completamente organizado. El centro de la tormenta se encuentra justo al suroeste de una zona de fuertes lluvias (en rojo) a mitad de camino entre Puerto Rico y la República Dominicana. Las bandas de lluvia, con lluvia moderada en azul y verde respectivamente, se curvan alrededor de la tormenta, principalmente al norte y al este del centro, revelando la presencia de circulación de bajas presiones en la tormenta, pero que todavía no es intensa.

La imagen inferior, tomada al mismo tiempo, ofrece una perspectiva en tres dimensiones de la tormenta. Se revela un área de convección profunda (se muestra en la rojo) cerca del centro de la tormenta, donde el tamaño de las partículas de la precipitación es más alto. Estos picos altos se asocian con una fuerte tormenta responsable de una intensa área de lluvia cerca del centro de Irene, que se ve en la imagen anterior de arriba. Ellos pueden ser un precursor del fortalecimiento, ya que indican que grandes cantidades de calor están siendo liberados en esas áreas dentro de la tormenta. Este calentamiento, conocido como calor latente, es lo que se impulsa la circulación de la tormenta y la intensificación.

huracán Irene, satélite TRMM, barras de lluvia

Cuando fueron tomadas estas imágenes, Irene era un huracán de categoría 1 con vientos máximos sostenido de 70 nudos (unos 130 kilómetros por hora o 80 millas por hora) informó el Centro Nacional de Huracanes. Entonces se esperaba que Irene se dirigiese al el noroeste hacia el centro de Bahamas e se intensificase pudiendose convertir en un huracán mayor (como así ha sucedido).

Irene, se originó a partir de una ola tropical que se propagó desde la costa oeste de África, convirtiéndose en la octava tormenta nombrada de la temporada y el primera huracán de la temporada, que ya pasó por Puerto Rico en el mañana del día 22. Ahora, de regreso a aguas abiertas, Irene está a punto de pasar cerca de la costa norte de La Española y supone una amenaza para la Bahamas (fecha de esta información 22 de agosto 2011).

El ojo interior de Irene (23 de agosto de 2011)

El satélite de la Misión de Medida Pluviométrica Tropical (TRMM) pasó directamente sobre el huracán Irene en la tarde del 23 de agosto de 2011, capturando estas imágenes de la tormenta a punto de intensificarse. Irene se aproximaba a  parte de las Islas Caicos cuando fueron tomadas las imágenes, hora 23:11 Universal (19:11 hora de Nueva York).

La primera imagen (abajo) muestra una vista desde arriba de la intensidad de la lluvia dentro de Irene. Aunque Irene no parece tener un ojo en las imágenes visibles de satélite, el TRMM revela un ojo completo para distintas intensidades de lluvia en el fondo, bajo la cubierta de nubes. La esquina noreste del ojo contiene un área de intensa lluvia (el área más oscura de color rojo), mientras que la parte sur contiene sólo una lluvia fina (en azul). Lluvia moderada (zonas verdes) hace que el resto de la pared del ojo. Sin embargo, la tormenta sigue siendo bastante asimétrica, con la mayoría del noreste tropical circundante del centro.

formación del ojo interior del huracán Irene

La imagen inferior, tomada al mismo tiempo, muestra una vista tridimensional de Irene. Las zonas marcdas en rojo de la parte superior de las barras son de convección profunda, donde la precipitación de partículas de mucho tamaño son llevdas a la atmósfera superior por fuerte tormentas eléctricas. Estas tormentas dentro de una tormenta, pueden intensificar los huracanes por la liberación de grandes cantidades de calor latente a través de la condensación. Este calor puede intensificar la circulación, especialmente cuando se libera cerca del núcleo de la tormenta.

formación ojo interior huracán Irene, barras de lluvia

TRMM muestra varias barras de lluvia, tanto cerca del centro y en las bandas exteriores, con alturas de cerca de 15 kilómetros (áreas más brillantes en rojo). Estas áreas están asociadas con las áreas de lluvias intensas que se ven en la imagen anterior. Por otra parte, se evidencia en este momento una zona de copas poco profundas (en azul) cerca del centro, donde el aire seco se abrió camino en la tormenta.

En el momento de estas imágenes, Irene era una tormenta de categoría 1 con vientos sostenidos de 80 nudos (alrededor de 90 mph). Sin embargo, la presión central ya estaban empezando a caer e Irene se intensificó en una tormenta de categoría 2 poco más de 6 horas más tarde.

La fuente de calor en el Atlántico para el huracán Irene (23 de agosto de 2011)

Para que el huracán Irene se mueva en el Océano Atlántico, necesita combustible para sostenerse. El agua caliente es el combustible principal y ahora mismo hay mucha de ella, por lo general es en esta época del año.

El mapa de abajo muestra temperaturas superficiales del mar (SST) en el Océano Atlántico, Golfo de México y el Mar Caribe el 23 de agosto de 2011. Las mediciones provienen del Advanced Microwave Scanning Radiometer (AMSR-E) en el satélite Aqua de la NASA y el instrumento Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS), tanto en los satélites Terra como Aqua. Los satélites miden la temperatura de un milímetro de la parte superior del océano.

mapa temperaturas superficiales del mar, huracán Irene

Las aguas suelen tienen que estar por encima de 27,8 grados Celsius (82 Fahrenheit) para alimentar adecuadamente las tormentas tropicales con aire caliente y húmedo. Rojo, naranja y amarillo representan las aguas por encima de la marca de 27,8 grados. Cuanto más caliente esté el agua, más intensa puede crecer la tormenta, si cooperan los patrones de viento de nivel superior. En el mapa de arriba, esas aguas dominan el Golfo de México y el Atlántico tropical a finales de agosto de 2011. También corre por la costa sureste de los Estados Unidos, a raíz de la Corriente del Golfo a Cabo Hatteras antes de dar paso a las aguas ligeramente más frías (tonos azules) en el Oriente y el Atlántico Norte.

A partir del 5 pm hora del este el 24 de agosto de 2011, el Centro Nacional de Huracanes de la NOAA informó que Irene tenía vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros (120 millas) por hora y se ubicaba en 23,1 grados de latitud norte y 74,7 grados oeste, a unos 45 kilómetros (30 millas) al este-sureste de Long Island en las Bahamas. La trayectoria prevista del huracán había barrido ya casi todas las islas Bahamas.

El huracán Irene el 25 de agosto de 2011

Mientras el huracán Irene continúa fortaleciéndose, su forma es cada vez más definida. En esta imagen, tomada por el satélite GOES a las 2:55 pm hora del este el 24 de agosto de 2011, Irene tiene un ojo diferente. Las nubes en espiral alrededor del centro son cada vez más compactas, y la tormenta es más circular que en días anteriores. Esta animación de imágenes GOES muestra cómo se desarrolla la tormenta.

La imagen de abajo también muestra el tamaño en que se ha convertido Irene, midiendo de varios cientos de kilómetros de diámetro. La tormenta amenaza a las Bahamas con fuertes vientos y una marejada peligrosa 7 a 11 pies (2 a 3 metros) sobre la marea normal.

huracán Iirene, imagen de satélite 24 de agosto 2011

De acuerdo con la Centro Nacional de Huracanes, Irene es una tormenta de categoría 3 con vientos de cerca de 195 kilómetros por hora (120 millas por hora). Se desplazaba hacia el noroeste a 19 km/h (12 mph) sobre las aguas cálidas del océano. La tormenta se prevé que se fortalezca antes de pasar sobre aguas más frías y debilite poco a poco. El Centro Nacional de Huracanes advierte de que Irene seguirá siendo una gran tormenta y peligrosa durante varios días.

El huracán Irene sobre Nueva York (27 de agosto de 2011)

Irene, el primer huracán de la temporada 2011 del Atlántico, estaba a punto el 26 de agosto de ser el primero en llegar a los Estados Unidos desde 2008. Se estima que más de 50 millones de personas se encuentran dentro de la trayectoria de la tormenta mientras se dirigía hacia importantes centros de población de EE.UU. en Norfolk, Washington, Baltimore, Filadelfia, Nueva York y Boston.

huracán Irene sobre Nueva York, vista de satélite 26-27La costa de Carolina del Norte y Virginia se preparaban para un posible tormenta de categoría 3, la más fuerte desde 1996. Irene también tiene probabilidades de convertirse en el primer huracán de esa fuerza que tocó tierra en Nueva Inglaterra desde 1991.

La animación de abajo muestra el progreso de Irene respecto a la hora 21:45 Universal (17:45 EDT) el 23 de agosto hasta las 16:32 UTC (24:32 hora del este) del 26 de agosto de 2011. La animación se construye a partir de imágenes fijas adquiridas cada 5-15 minutos por el satélite GOES-Este.

A las 11 am hora del este (EDT) del 26 de agosto de 2011, el Centro Nacional de Huracanes informó que el huracán Irene se encontraba a 30,7 grados de latitud norte, longitud 77,3 grados oeste, a unos 330 millas (530 kilómetros) al sur-suroeste de Cabo Hatteras, Carolina del Norte. La tormenta con vientos sostenidos de 105 millas (165 kilómetros) por hora se desplazaba hacia el norte a 14 millas (22 kilómetros) por hora.

Los meteorólogos señalaron a las 11 am del viernes que la intensidad del huracán probablemente se mantenga estable durante la mayor parte del día, con un potencial (a través del agua corriente cálida del Golfo) de intensificarse un poco. La tormenta finalmente perderá un poco de energía a partir de la cizalladura del viento hacia el suroeste y el movimiento en las aguas más frías del norte. Sin embargo, las advertencias de huracán se colocaron desde la costa de Carolina del Sur hasta Maine.

Huracán Irene, recursos para profesores y educadores (en inglés)

Referencia: National Hurricane Center. (2011, August 24). Hurricane Irene. National Weather Service, National Oceanic and Atmospheric Administration. Agosto 2011

Graham, S. and Riebeek, H. (2006, November 1). Hurricanes: The greatest storms on Earth. Earth Observatory. Accessed August 25, 2011

NASA image courtesy the GOES Project Science team. Caption by Holli Riebeek.