updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Evidencia geológica de un gran derrumbe en Tenerife

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

formación del Teide y las Cañadas en Tenerife

Un nuevo artículo describe un depósito recién descubierto de un derrumbe catastrófico en Tenerife

La cúpula del volcán Cañadas colapsó hace 733.000 años creando un deslizamiento de tierras que penetró en el mar

Uno de los tipos de deslizamiento más interesantes pero mal entendido es el del colapso de un flanco volcánico. Esta es una de esas raras ocasiones en que el término geológico realmente hace un buen trabajo describiendo el fenómeno. El colapso de un flanco volcánico, la ladera de un volcán, por lo general genera un deslizamiento de tierra catastrófico, (ver el comparativamente pequeño alud en la Casita para ver qué tan dañinos pueden ser estos deslizamientos de tierra). Estos derrumbes pueden ser realmente grandes - decenas o incluso cientos de kilómetros cúbicos - y pueden viajar grandes distancias a lo largo del fondo del mar. Tales fallas han llamado la atención hace unos años debido a la posibilidad (puede que exagerada) de generar un tsunami catastrófico.

Sin embargo, entendemos realmente mal estos fenómenos. Hay una serie de razones para ello, principalmente que: a.- Son muy poco frecuentes (En todo el mundo alrededor de uno de cada 25 años en promedio), lo que en realidad su seguimiento se trata de un desafío, y b. Los restos tienden a estar en un estado muy dispersos en el suelo de las profundidades del océano. El trabajo de campo a 4 kilómetros de profundidad de agua sigue siendo difícil, incluso si usted es realmente bueno en aguantar su respiración.

Isla de Tenerife, Google Earth

Sin embargo, hay un aspecto particular de estos deslizamientos de tierra que sigue siendo difícil, pero que es de vital importancia. Este es el evento detonante de la caída de (es decir, del propio deslizamiento de tierra). Numerosos mecanismos han sido propuestos, incluyendo el cambio del nivel del mar, el cambio climático, la presión hidrotermal, la intrusión de material volcánica, y varios otros. Se ha comprobado que es muy difícil determinar la importancia de cada uno de estos. Esta es una pregunta importante si vamos a estimar con fiabilidad el riesgo asociado a futuros colapsos potenciales.

cráter de Las Cañadas del Teide, vista aérea

En un artículo publicado en Geology de este mes, Harris et al. 2011, informa encontrar uno muy interesante en la isla de Tenerife, en las Islas Canarias. Se trata de los restos de un antiguo evento de colapso en la parte sur-oriental del volcán Cañadas. El depósito de deslizamiento de tierra, que tiene hasta 50 metros de espesor, se ha reconocido a través de una amplia zona - 90 kilómetros cuadrados - y esto es sólo el componente terrestre de la masa, que puede extenderse a otros 50 km en alta mar. El depósito está formado por un material de desechos clásicos de avalancha, con grandes (por lo general hasta 12 m de longitud), bloques destrozados en una muy revuelta matriz sin clasificar. Esto es típico de un alto contenido energético, con un gran evento de caída. Curiosamente, en la parte superior del depósito de algunos sedimentos fluviolacustrinos (agua/lago) se encuentran huecos en los restos, lo que indica que a raíz del deslizamiento se formaron lagos poco profundos en el deslizamientos de tierra de la superficie, probablemente como resultado de las obstrucciones creadas por el deslizamiento de tierra. Asociados con la masa movilizada se encuentran los restos de los flujos piroclásticos.

formación del Teide, TenerifeEsto es realmente interesante en sí mismo, pero el depósito, muy bien conservado, permite hacer con alta precisión una reconstrucción de los hechos ocurridos. Para la se da una cifra de alrededor de 733.000 años atrás, con un error de tan sólo 3.000 años. Por lo tanto, la secuencia de eventos se interpreta como:

Orografía del Teide y las Cañadas en 3D1. Un evento de erupción, llamada erupción Helecho, comenzó en forma de un evento explosivo que lanzó cenizas y material piroclástico a través del área local;

2. Creció un domo en el volcán;

3. Esta cúpula se derrumbó catastróficamente, generando un deslizamiento de tierra que viajó a 17 km de la costa, y probablemente mucho más lejos en el océano;

4. Erupciones posteriores depositaron entonces más piroclásticos y pómez, los depósitos en la superficie de los deslizamientos de tierra y el agua de lluvia recogida en montículos para formar pequeños lagos.

[Hacer click en la imagen de la derecha para una animación en 3D en una nueva pestaña]

Las Cañadas del Teide         Las Cañadas del Teide

Por lo tanto, en este caso el colapso del flanco volcánico fue provocado por una gran erupción volcánica explosiva. Curiosamente, los autores señalan que el colapso de deslizamiento de tierra dejó un hueco en el borde de la caldera, que posteriormente canalizaba los depósitos piroclásticos hacia el sur-este.

Por supuesto, este documento no resuelve la cuestión de lo que provoca los colapsos de los flancos volcánicos, pero es un dato importante que confirma uno de los mecanismos más probables. También ofrece una gran oportunidad para estudiar en detalle estos deslizamientos de tierra, que nos debe dar una mejor visión de la dinámica de estos movimientos de masas inmensas.

Original de Dave Petley en  American Geophysical Union

Artículo científico: Large eruption-triggered ocean-island landslide at Tenerife: Onshore record and long-term effects on hazardous pyroclastic dispersal

Más información: El Teide