updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Los inexplicables y fantasmales sonidos de las profundidades

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
sonido fantasmal Julia

Han sido capturados por hidrófonos, o micrófonos subacuáticos, de la NOAA

Con Halloween acercándose es natural preguntarse un poco más de lo habitual sobre las extrañas cosas que pasan en la noche. Pero ¿qué pasa con las cosas inexplicables que pasan en las profundidades del mar?

Duendes, brujas y fantasmas no son la única fuente de misterio fantasmal estacional. De hecho, los científicos que monitorean los océanos han descubierto un puñado de sonidos que no se pueden explicar - al menos no con certeza.

Con nombres como "The Bloop", "Train" y "Julia", los sonidos han sido capturados por hidrófonos, o micrófonos subacuáticos, supervisados por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). En el vídeo de abajo están los seis sonidos más misteriosos escuchados nunca en el mar, y lo que podría haberlos hecho:

1. The Bloop

El apodo decididamente "fantasmagórico" para este sonido no ayuda a disipar el misterio que lo rodea. En 1997, los hidrófonos de la NOAA recogieron en la costa meridional de América del Sur uno de los sonidos más ruidosos jamás registrados: el Bloop (que suena como, bueno, un Bloop), fue grabado por dos hidrófonos a cerca de 3.000 millas (4.800 kilómetros) de distancia.

El Bloop imita sonidos de animales marinos en algunos aspectos, pero su volumen es demasiado grande para ser hecho por las criaturas marinas conocidas por la ciencia. Si tu imaginación está trabajando, no estás solo: Un montón de oyentes han vinculado el Bloop con Cthulhu, un monstruo ficticio con partes de un pulpo creado por el escritor de ciencia ficción H.P. Lovecraft en 1928.

Dejando a un lado los monstruos de aguas profundas, la NOAA tiene la explicación más probable para el Bloop de que sea el sonido de un fracturamiento de un gran iceberg . Estos "icequakes" (terremotos de hielo) han sido registrados en el Mar de Escocia con un sonido muy similar al misterioso Bloop de 1997. Si la fuente era la rotura de un iceberg, según la NOAA, probablemente habría estado flotando entre el Estrecho de Bransfield y el Mar de Ross de la Antártida , o tal vez en el cabo Adare en el este de la Antártida.

2. Julia

Este extraño ruido, que suena casi como si alguien arrullase o lloriquease, ocurrió el 1 de marzo de 1999. El conjunto autónomo oriental del Pacífico ecuatorial (una red de hidrófonos) se ha adjudicado este extraño sonido.

Al igual que el Bloop, Julia es muy probablemente un sonido producido por el hielo. En este caso, los investigadores sospechan que los hidrófonos de la NOAA recogieron el sonido de un gran témpano antártico corriendo en el fondo marino.

3. Upsweep

Este sonido es como el rayado de ramas contra la ventana de tu dormitorio, en el que ocurre de nuevo... y otra vez... y otra vez. A los oídos, Upsweep suena como el gemido de una ambulancia o tal vez el aullido de una criatura sobrenatural. Se ha recogido estacionalmente por hidrófonos desde 1991, alcanzando un máximo en la primavera y el otoño. La fuente del sonido parece ser una zona de actividad volcánica submarina, pero los científicos todavía tienen que precisar exactamente qué lo está causando.

4. Slow Down

Slow Down, un ruido registrado el 19 de mayo de 1997, recibe su nombre debido a su descenso en la frecuencia de más de siete minutos. Los científicos de NOAA han situado el origen del sonido de la Península Antártica, lo que lleva a sospechar que Slow Down es el resultado de un iceberg a la deriva golpeando el fondo del mar y chirriando al realizar un frenado brusco. El sonido fue detectado por los sensores a casi 3.100 millas (5.000 km) de distancia.

5. Train

Train suena como lo que podría esperarse que sonase el ruido de un tren - como el roce de las ruedas del tren contra los rieles. Grabado en 1997, Train es un zumbido constante que probablemente se originó en el Mar de Ross de la Antártida. ¿El culpable sospechoso? Un iceberg arrastrando su quilla a lo largo del fondo del océano.

6. Whistle

Whistle suena más como una olla de agua hirviendo en una alegre melodía, pero eso no hace que el sonido sea menos misterioso. Grabado en julio de 1997, Whistle fue capturado sólo por un único hidrófono, por lo que es imposible determinar su origen. Sin embargo, según la NOAA, sonidos similares han sido registrados procedentes de erupciones volcánicas submarinas. Es posible que Whistle, a diferencia de Julie, Slow Down u otros ruidos misteriosos del mar, pudo haber sido causado por el fuego, no por el hielo - aunque no te culparía si quieres imaginar que después de todo era de Cthulhu.