updated 11:21 AM CET, Dec 9, 2016

Cuidado con la resaca en la playa

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
cómo salir de una corriente de resaca

Cada año mueren más personas por las corrientes de resaca que de ataques de tiburones

Llega el buen tiempo (aunque un poco tarde este año - dicen que en España será el verano más frío desde 1816) y volvemos nuestra vista hacia el mar para disfrutar un merecido descanso. No está demás que echemos un vistazo a los posibles peligros que pueden arruinarnos la diversión, como las corrientes de resaca, o simplemente resacas (y no hablo de las del domingo por la mañana).

Las corrientes de resaca son fuertes corrientes estrechas que se alejan de la costa. Las fuertes corrientes de resaca pueden alcanzar velocidades de hasta 8 pies por segundo, por lo que son más rápidas que la velocidad de un nadador olímpico. En promedio, cada año mueren más personas por las corrientes de resaca que de ataques de tiburones o rayas. Según la United States Lifesaving Association (Asociación de Socorristas de Estados Unidos), el 80 por ciento de los rescates en las playas se atribuyen a fuertes corrientes, y mueren más de 100 personas cada año por ahogamiento en las corrientes de resaca.

[Transcripción]

El agua se ve lista para darse un baño, pero un peligro desconocido puede haber esperando.

Esta fuerza potencialmente mortal es la amenaza número uno para la seguridad en las playas - se llama una corriente de resaca.

Las corrientes de resaca son rápidos y potentes canales de agua que fluyen desde la playa y se desplazan más allá de las olas. Y, antes de que te des cuenta, puedes ser arrastrado lejos de la orilla.

Pueden ser muy difíciles de detectar, por lo que ten cuidado si observas lo siguiente:

  • 1. Un canal de agua agitada y revuelta;

  • 2. un área con una diferencia notable en el color;

  • 3. una línea de espuma, algas o escombros en movimiento constante hacia el mar;

  • 4. y/o una ruptura en el movimiento de las olas.

corriente de resaca en movimientoSi te arrastra alguna:

  • 1. Mantén la calma, no luches contra la corriente.

  • 2. Nada al lado de la corriente y paralelo a la costa y, a continuación, en un ángulo de vuelta a la orilla.

Si no puedes escapar de ella:

  • 1. Flota o avanza en el agua con calma. Las corrientes de resaca se desvanecen con el tiempo.

  • 2. Trata de mirar hacia la costa, agita los brazos y grita para pedir ayuda.

Si ves a alguien atrapado en una, NO trates de rescatarlo por tu propia cuenta, en su lugar:

  • 1. Busca un socorrista o llama al número de emergencias (normalmente el 911).

  • 2. Grita instrucciones y consejos.

  • 3. Y, si es posible, lanza un salvavidas o dispositivo de flotación.

Estas cosas pueden ayudar a salvar una vida.

El océano puede ser una fuente de diversión y emoción, pero siempre se debe tener cuidado de los peligros que existen. Nada sólo en las playas protegidas por socorristas. Antes de que tu próximo viaje a la playa, aprende cómo detectar una corriente de resaca y cómo escapar de sus garras.