updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

Agua y lava, pero - curiosamente - ninguna explosión

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

valle de Skaelingar, Islandia

Formaciones como las de Islandia son comunes en el océano bajo dos millas de agua

Pilares de lava en tierra en Islandia pueden haberse formado a través de una reacción inusual típicamente vista en las profundidades del mar

Pilares rocosos que salpican el valle de Skaelingar de Islandia parecen proyectiles lanzados en campos de batalla por los trolls.

Eso, al menos, es el cuento que escuchó la geóloga Tracy Gregg de la Universidad de Buffalo (UB) de un guía de turismo y senderismo local cuando visitó el sitio en dos ocasiones.

Pero Gregg y un colega tienen una nueva explicación para la presencia de esas formaciones de lava - ésta también inesperada.

En el Journal of Volcanology and Geothermal Research, ella y el ex estudiante de la UB Kenneth Christle informan que los pilares, huecos y bloques de basalto, probablemente se formaron en una sorprendente reacción, donde la lava se junto el agua sin que ocurriese ningún tipo de explosión.

Sus hallazgos aparecieron en línea el 15 de agosto y se publicarán en una próxima edición impresa de la revista.

pilares de lava valle de Skaelingar, Islandia

"Por lo general, cuando la lava y el agua se encuentran en entornos aéreos, el agua se convierte en vapor al instante", dijo Gregg, una profesora asociada de geología de la UB. "Eso es un aumento del volumen de ocho veces la pluma".

"Formaciones como las que vemos en Islandia son comunes en el océano bajo dos millas de agua, donde hay tanta presión que no hay explosión", dijo. "Nunca antes han sido descritas en tierra, y es importante porque nos dice que el agua y la lava pueden reunirse en la tierra y no explotar. Esto tiene implicaciones para la forma en que vemos el riesgo volcánico".

Pilares de basalto de aguas profundas se forman cuando las columnas de elevación de agua sobrecalentada entran en almohadas de lava en el fondo del océano, el enfriamiento de la roca fundida forma huecos como tuberías en minaretes. Las estructuras crecen más altas que la altura de los niveles de lava, y permanecen de pie incluso después de las erupciones volcánicas y cuando los niveles finales de lava caen de nuevo.

pilares de lava valle de Skaelingar, Islandia

pilares de lava valle de Skaelingar, Islandia

Gregg y Christle proponen que el mismo fenómeno esculpió los pilares de lava en tierra en Islandia.

Ocurrió en la década de 1780, cuando la lava de una erupción cercana entró en el valle Skaelingar que, teoriza Gregg, estaba cubierta por un estanque o era súper pantanosa.

Se piensa que una de las razones de que no se produjo ninguna explosión fue debido a que la lava se mueve tan lentamente - centímetros por segundo - que era capaz de reaccionar con el agua".

"Si usted está conduciendo su coche a 5 millas por hora y golpea una señal de stop, es muy diferente que si golpea la misma señal de stop a 40 millas por hora", dijo. "Se liberará mucha más energía".

Las formaciones de Islandia, algunas de más de 2 metros de altura, muestran rasgos reveladores que hacen alusión a la forma en que fueron creadas. Por ejemplo:

• Son huecas en el interior.

• Sus exteriores rocosos tienen cicatrices verticales - arañazos en las piezas de la corteza flotante pueden haberse estrellado contra los pilares y raspado la superficie cuando se redujeron los niveles de lava en el valle.

• La corteza de las columnas no es lisa, sino nudosa con brillantes goteos de roca. La textura vidriosa sugiere que la lava se endureció rápidamente en la roca, a un ritmo consistente con las interacciones no explosivas agua-lava. La lava se habría enfriado más lentamente en el aire, formado cristales.

pilar de lava en el valle de Skaelingar, Islandia - detalle

Cada una de estas características distintivas es también frecuente en pilares profundos del océano, dijo Gregg, quien vio por primera vez las formaciones de Islandia a mediados de la década de 1990 durante una excursión en el valle con su marido.

"Tan pronto como los vi sabía lo que eran", dijo. "Había hecho, en ese momento, cruceros submarinos y visto estas cosas en las profundidades del mar, así que dije: "Mira esto!" Y corrí a tomar fotos hasta que la luz me lo permitió".

No tuvo la oportunidad de volver al lugar hasta 2010, cuando Christle recibió una beca de investigación de estudiantes de la Sociedad Geológica de Estados Unidos para hacer el trabajo de campo en Islandia.

Cuatro días estudiando los pilares en detalle confirmaron las sospechas originales de Gregg.

En el futuro, los científicos podrían buscar columnas de lava en tierra cerca de los océanos para aprender acerca de la altura de los antiguos mares, o buscar tales formaciones en Marte y en otros planetas para determinar donde existió agua alguna vez.

Artículo científico: Non-explosive lava–water interaction in Skaelingar, Iceland and the formation of subaerial lava pillars

Crédito imágenes: University at Buffalo