updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Volcán islandés tiembla amenazadoramente

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

volcán Bárðarbunga, Islandia

La agitación sísmica en el Bárðarbunga tiene a los científicos temerosos de una erupción

Actualización 23 de agosto de 2014: Comienza la erupción del volcán bajo la capa de hielo

Temprano en la mañana del 16 de agosto en un rincón remoto de Islandia central pequeños terremotos comenzaron a sacudir el suelo debajo de la capa de hielo más grande de Europa. Los sismólogos creen que la actividad significa que en las profundidades se está moviendo roca fundida, o magma. Hasta el 20 de agosto no había ninguna señal de que el magma hubiese alcanzado la superficie y comenzado una erupción en toda regla, pero los investigadores están monitoreando de cerca en caso de que suceda.

Las autoridades islandesas han elevado el nivel de amenaza a la aviación a naranja, la cuarta muesca en una escala de cinco puntos. Fuertes recuerdos están mente de la erupción de 2010 del volcán Eyjafjallajökull, que envió ceniza al espacio aéreo europeo y a los vuelos comerciales a tierra durante días.

¿Quién es este volcán?

Los temblores se están produciendo en un volcán cubierto de hielo llamado Bárðarbunga (Cómo se pronuncia aquí).

Islandia cuenta con más de 30 volcanes activos y en promedio experimenta una erupción una vez cada cinco años. La isla es tan activa volcánicamente porque se asienta encima de una 'pluma del manto' de roca caliente que sube desde las profundidades de la Tierra, además de estar situada a lo largo de la dorsal oceánica del Atlántico medio, donde la corteza del fondo marino está en constante movimiento.

Estudios de las capas de ceniza de hasta 7.600 años de antigüedad sugieren que el Bárðarbunga estalló cerca de cinco veces por centuria. La última vez fue probablemente en 1910, aunque no está claro si la erupción fue en el Bárðarbunga o en otra grieta en el suelo que se extiende cerca de él, dice Bergrún Óladóttir, un vulcanólogo de la Universidad de Islandia en Reykjavik.

¿Qué está haciendo?

enjambres sísmicos en el volcán Bárðarbunga, IslandiaMás de 2.600 terremotos han sacudido al Bárðarbunga desde el sábado por la mañana. El más grande hasta ahora ha sido de una magnitud de 4,5, y la mayoría caen en uno de dos grupos que han estado emigrando hacia el norte y el este. Enjambres de terremotos como este por lo general significan que se está desplazando el magma, quizás introduciéndose en fracturas que luego forman una larga hoja de roca fresca conocida como un dique.

Las mediciones del sistema de posicionamiento global (GPS) también muestran que el suelo se está deformando en su mayoría en una dirección horizontal. Los desplazamientos del terreno es lo que se esperaría si se está formando un dique a unos pocos kilómetros de profundidad y que va desde el suroeste hacia el noreste, dice Sigrún Hreinsdottir, un geofísico de la Universidad de Islandia.

Científicos islandeses han estado volando sobre el volcán para comprobar, pero hasta ahora no ha habido ninguna señal de una erupción real.

¿Vamos a ver una repetición de lo ocurrido en 2010 con Eyjafjallajökull?

Probablemente no. La crisis del Eyjafjallajökull de 2010 fue una rara combinación de un montón de cenizas, más los vientos que pasaron a soplar hacia la Europa continental. Desde la crisis del transporte que resultó, los funcionarios han mejorado su comprensión de cómo responder a las erupciones, por lo que los aviones deben ser capaces de seguir volando - quizás en rutas limitadas - si las cenizas se acercan de nuevo la Europa continental.

La Oficina Meteorológica del Reino Unido ha revisado sus modelos de transporte atmosférico para reflejar mejor cómo el viento lleva la ceniza seca a través de largas distancias. Y la Organización de Aviación Civil Internacional cuenta con directrices más claras sobre qué niveles de ceniza volcánica son aceptables para que los aviones vuelen a su través (Si es absorbida por los motores a reacción, la ceniza volcánica puede fundirse y formar una sustancia similar al cristal que obstruye y apaga el motor).

¿Qué es probable que suceda en el Bárðarbunga, y cuándo?

Cualquier cosa puede pasar. La posibilidad más tranquila es que los terremotos se detengan, se solidifique el magma en movimiento y no haya erupción.

Otro escenario es que el magma comience a entrar en erupción, pero se mantenga por debajo del hielo que lo recubre. El calor de tales erupciones subglaciales puede derretir algo del hielo, creando inundaciones que se lanzan cuesta abajo y suponen un peligro para cualquier cosa en su camino.

Una tercera opción es una erupción con mucho más magma, el suficiente como para romper el hielo y formar un penacho de ceniza. Y tal vez el peor de los casos, según el vulcanólogo de Dave McGarvie de la Open University en Edimburgo, Reino Unido, es que la erupción comience a lo largo de las largas fracturas que se extienden más allá de la capa de hielo a decenas de kilómetros al sur y al oeste del Bárðarbunga. Gran parte de la energía hidroeléctrica en esta región de Islandia procede de esos ríos.

La línea de tiempo sigue siendo incierta. Pueden pasar días, semanas o incluso meses, para que los movimientos sísmicos se conviertan en una erupción en toda regla - o que no suceda en absoluto.

¿Qué están haciendo los funcionarios al respecto?

Los investigadores han desplegado sismómetros y equipos GPS adicionales para tratar de monitorizar la acción; actualizaciones se pueden encontrar en la página web de la Oficina Meteorológica de Islandia. Como medida de seguridad, el servicio de protección civil de Islandia ha evacuado zonas al norte del Bárðarbunga.

Aparte de eso, es el momento justo para observar y esperar. Webcams de monitoreo del volcán se pueden encontrar aquí y aquí.