updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Súper tifón empujó rocas del tamaño de coches en las playas de Filipinas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

enorme roca movida por el súper tifón Haiyan

En el sudeste de Samar Haiyan/Yolanda movió 45 metros una roca de 9 m de largo y de 180 toneladas

Cantos rodados del tamaño de limusinas plagan las playas cercanas a la ciudad de Tacloban en Filipinas después de que el súper tifón Haiyan golpease la región en noviembre de 2013.

Las imponentes piedras proporcionan un vistazo poco común a la forma en que las intensas tormentas pueden demoler las comunidades costeras, dijeron los investigadores el martes (16 de diciembre) en la reunión anual de la Unión Geofísica Americana. Los sorprendentes hallazgos: olas gigantes que eran tan poderosas como tsunamis y empujaron enormes rocas de piedra caliza.

"Si nosotros hubiéramos sabido que esto ocurrió con un tifón, la gente hubiera comenzado a elaborar mapas de tsunamis", dijo Andrew Kennedy, un ingeniero de costas en la Universidad de Notre Dame en Indiana, que contó cientos de rocas durante un estudio de daños poco después de que pasase Haiyan.

En Calicoan Island en la provincia de Samar del Este del país, la tormenta transportó decenas de rocas gigantes, algunas viajaron desde el océano cerca de 600 pies (180 m) hacia el interior, y subieron cuesta arriba 33 pies (10 m), dijo Kennedy.

enorme roca movida por el súper tifón Haiyan

En las islas del sudeste de Samar, donde tocó tierra la tormenta, fueron arrancados pequeños trozos de piedra caliza de los arrecifes de coral en alta mar y arrojados a la playa, dijo Max Engel, un científico de costas en la Universidad de Colonia en Alemania, que realizó por separado un estudio daños. Estas "pequeñas" rocas miden entre 13 a 33 pies (4 a 10 m) de tamaño.

Mientras que los cantos rodados por las tormentas no son nuevos para la ciencia, los monolitos movidos por Haiyan son los más grandes jamás transportados durante una tormenta tropical, dijo Engel. En el sudeste de Samar, Engel descubrió una roca de 29,5 pies (9 m) de largo, de 180 toneladas (163 toneladas métricas) que la tormenta empujó a unos 150 pies (45 m) a lo largo de la playa. Esa enorme piedra empequeñece las rocas previamente vistas transportadas durante las tormentas en Japón, Jamaica y Australia, informó. Y una roca de 70 toneladas (64 toneladas métricas) fue rodada o cayó a la misma distancia, dejando un rastro de golpes y abolladuras marcando su paso.

"Estos pueden ser los cantos rodados más grandes documentados hasta el momento para las tormentas recientes", dijo Engel.

El súper tifón Haiyan, llamado Yolanda en Filipinas, mató a 6.201 personas en ese país, destruido o dañado cerca de 1,1 millones de viviendas y desplazando a más de 4 millones de personas, de acuerdo con el Gobierno de Filipinas. El tifón fue el más fuerte jamás registrado, con vientos sostenidos que alcanzaron unas increíbles 195 mph (315 km/h).

enorme roca movida por el súper tifón Haiyan

Robert Weiss, un científico de costas de Virginia en Blacksburg, modeló las olas y las mareas de tempestad de Haiyan, concluyendo que raras olas de tsunami como las llamadas olas de infragravedad fueron responsables de la dispersión de las enormes rocas como si fueran conchas marinas. Este tipo de formas de ola se ven de ordinario en conjuntos de olas - las agrupaciones codiciadas por los surfistas - combinadas en un grande y largo periodo en que las olas suben cerca de la orilla.

Estas olas gigantes puede remover dunas y llevarlas tierra adentro, inundando en un rápido y violento movimiento de poca profundidad similar a un tsunami. (La distinción entre rocas movidas por las tormentas y las que quedan por tsunamis es casi imposible sin un récord histórico, según los investigadores). Los tsunamis son provocados por repentinos movimientos de tierra bajo el agua, tales como deslizamientos de tierra y terremotos.

Un estudio de modelación separada por Kennedy encontró también que las olas de infragravedad fueron la causa más probable en el movimiento de las rocas en las Filipinas.

Sobrevivientes de Haiyan informaron que de dos a tres de estas olas extremas golpearon durante la tormenta, y los observadores filmaron una ola en vídeo, dijo Engel.

Olas de infragravedad se identificaron por primera vez en la década de 1950, pero son poco conocidas fuera de las ciencias del mar. Y las estructuras costeras no están bien protegidas contra las dañinas olas, dijo Kennedy. Por ejemplo, los códigos de diseño estándar no representan el tremendo poder de estas ondas, dijo.

"Durante el Huracán Sandy [que azotó el área de Nueva York en 2012], una gran parte del daño parece haber sido causado por estas olas", dijo.