updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

¿Hizo un meteorito un misterioso cráter en el hielo de la Antártida?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

posible cráter de un meteorito en el hielo de la Antártida

El posible cráter de impacto tiene 2 kilómetros de diámetro

Investigadores en la remota Antártida oriental piensan que un área enorme de hielo fracturado descubierta el mes pasado podría ser un cráter de impacto de meteorito recién descubierto.

El cráter de una milla de ancho (unos 2 kilómetros de diámetro) es una cicatriz circular marcada por fracturas de hielo arrugado - una llamativa mancha en esta sección de otro modo plana de la plataforma de hielo Rey Balduino de la Antártida. Fue descubierto por el científico alemán Christian Müller durante un reconocimiento aéreo el 20 de diciembre de 2014.

"Miré por la ventana y vi una rara estructura en la superficie del hielo", dijo Müller en un video que describe el descubrimiento. "Había un poco de hielo roto parecido a icebergs, lo cual es muy raro en una plataforma de hielo normalmente plana, rodeada por una gran estructura circular en forma de ala", dijo Müller, geocientífico en Fielax, una empresa privada que ayudaa a la investigación antártica.

Descubrimiento de suerte

El posible cráter de impacto tiene aproximadamente el doble del tamaño del cráter de meteorito Barringer, de Arizona. Las imágenes de satélite indican que el hielo roto podría tener al menos 25 años de edad.

El cráter fue un hallazgo casual, avistado por casualidad al norte de la Estación de Investigación de Bélgica Princesa Elisabeth. Investigadores alemanes de la estación iban con intención de estudiar a distancia el lecho de roca circundante, con el fin de recopilar nuevos datos sobre la formación del supercontinente Gondwana y su ruptura hace entre 550 millones y 180 millones de años. Volar sobre las plataformas de hielo - las extensiones flotantes de la capa de hielo de la Antártida - no era parte del plan de investigación.

"Sólo estábamos volando tan lejos en el norte porque el equipo de radar se había roto, y no nos queríamos perder un buen día de vuelo", dijo Graeme Eagles, un científico del Instituto Alfred Wegener de Alemania, que actualmente lidera la campaña de investigación geofísica. "Han sido un par de semanas muy emocionantes", agregó. "Realmente es una forma muy cruda de la ciencia, con un montón de gente especulando sobre lo que puede o no ser la causa".

avión Polar 6

Al principio, Müller asoció el cráter a una explosión de meteoros detectada en 2.004 por encima de esta parte de la Antártida oriental. Recientemente, sin embargo, el equipo de investigación alemán descubrió por imágenes de satélite que el cráter data de 1996, dijo Eagles. "La conexión con el evento de 2004 realmente despertó en primer lugar nuestro interés, pero no creo que lo que hemos visto en imágenes satelitales descarte la posibilidad de un origen de impacto", dijo Eagles. "Simplemente cambia un poco la historia".

Afirmaciones extraordinarias

Si una roca espacial hizo un aterrizaje en la plataforma de hielo, el meteorito probablemente era relativamente grande. De hecho, el gran tamaño garantiza el escepticismo de los expertos por el cráter.

Como regla general, un objeto que forma un cráter suele ser unas 10 a 20 veces más pequeño que el propio cráter, dijo Peter Brown, director del Centro de Ciencias Planetarias y Exploración de la Universidad de Western Ontario en Canadá. Eso significa que un cráter de 1,2 millas (2 km) sería el resultado de un objeto que midiese aproximadamente 325 pies (100 metros) de ancho, dijo Brown.

Müller y Binder"Una gran explosión habría causado un cráter de 2 kilómetros de ancho - mucho más grande que cualquier cosa detectada que haya impactado en la Tierra en la historia reciente", dijo Brown. "Así que la característica que se ve es casi seguro que no es debida a algún impacto de un meteorito".

El cazador de meteoritos, Peter Jenniskens, también encontró inverosímil la idea del cráter. "Yo no creo que esto se un cráter de impacto", dijo Jenniskens, quien posee afiliaciones duales en el Instituto SETI y en el Centro de Investigación Ames de la NASA, ambos en California.

Sin embargo, Eagles dio a entender que los investigadores alemanes no han mostrado todas sus cartas. Los científicos recolectaron fotos, vídeo y datos en un viaje el 26 de diciembre al sitio del cráter. El equipo mapeó la superficie de hielo con gran detalle con un instrumento de escaneo láser que graba los cambios precisos en la topografía. También estudiaron el área con un instrumento de radar que penetra en la superficie superior de la nieve y el hielo. En ese viaje fueron vistas cerca una serie de estructuras circulares y subcircular más pequeñas. Los investigadores aún no han analizado los datos, pero tienen la esperanza de publicar sus resultados en una revista científica si la estructura es de hecho un cráter de impacto, dijo Eagles.

"Esto es en efecto muy raro", dijo Eagles. "Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias y, en este caso, por lo que podemos decir, no parece que haya evidencia extraordinaria".

antena de radar en el avión Polar 6

Cazadores de piedras

Ahora, los investigadores deben completar su estudio de Gondwana antes de hacer más viajes al cráter, dijo Eagles. Por ejemplo, al equipo le gustaría eventualmente ir a la caza de meteoritos en todo el sitio.

Las condiciones frías y secas de la Antártida preservan mejor los meteoritos que el clima en otros continentes y han sido descubiertas más de 20.000 rocas espaciales en búsquedas específicas sobre la superficie congelada.

Mientras que los científicos vayan a la Antártida específicamente para la caza de meteoritos, encontrar un potencial cráter de impacto era una emoción inesperada para todos en la estación de investigación, dijeron los investigadores. "Hay cosas nuevas y emocionantes por descubrir en la Antártida en cualquier momento, y usted no tiene que enviar sondas terrestres a los cometas para hacer que brillen los ojos de la gente", dijo Eagles.