Hekla, el volcán más peligroso de Islandia

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Hekla, el volcán más peligroso de Islandia - 5.0 out of 5 based on 4 votes

volcán Hekla, Islandia

El Hekla ha entrado en erupción 23 veces en los últimos 1.000 años

De los treinta volcanes activos en Islandia, Hekla en el sur de Islandia es uno de los más activos y potencialmente el más peligroso.

Desde la última erupción del Hekla en el 2000, el sistema de vigilancia a cargo de la Oficina Meteorológica de Islandia (OMI) se ha incrementado considerablemente.

"La esperanza es que este sistema de medición nos permitirá enviar una advertencia de erupción con la suficiente rapidez para reducir el efecto de la erupción sobre las personas y la infraestructura", se lee en el sitio de la OMI.

El Hekla ha entrado en erupción 23 veces en los últimos 1.000 años, por lo que es el tercer volcán más activo de Islandia. La última vez fue en 2000, cuando la explosión creó una nube de cenizas, gases y vapor de agua que subió hasta 12 kilometros hacia el cielo.

La erupción más grande del Hekla fue en 1947, cuando la nube de explosión alcanzó 30 kilómetros hasta llegar a la estratosfera.

erupción del volcán Hekla, Islandia

Las erupciones del Hekla difieren en grados de seguridad, por ejemplo, la caída de cenizas, lava, e inundaciones causadas por el derretimiento de la nieve de la montaña. Las condiciones climáticas determinan si las finas partículas de cenizas llegan a la atmósfera y alteran la aviación - como ocurrió en 2010 cuando entró en erupción el Eyjafjallajökull.

Desde 1970 el Hekla ha entrado en erupción en intervalos de más o menos diez años - 1970, 1980-1, 1991 y 2000 - y por lo tanto se cree generalmente que se debe producir pronto una nueva erupción. Dicho esto, antes de 1970 las erupciones fueron mucho menos frecuentes, a veces hasta con 120 años de diferencia.

erupción del volcán Hekla, Islandia

Las mediciones de la actividad en el Hekla se iniciaron en la década de 1960 y desde entonces el volcán ha dado avisos de menos de una hora antes de que realmente entrase en erupción. La OMI se ha centrado en el desarrollo de una medición y de monitoreo fiables en el Hekla para reducir el tiempo que se tarda en procesar los datos en bruto, y la velocidad de las advertencias de erupción.

Los visitantes no parecen estar asustados por la posible erupción inminente de un volcán como el Hekla, dice Anders Hansen, propietario de un cercano hotel.

"Cada día respondemos a la gente preguntando por direcciones para subir al Hekla", dice. "Los geólogos nos han dicho que, cuando comienza una erupción, si las personas están en el lugar equivocado en el momento equivocado es posible que no tengan salida. Una erupción podría ocurrir en una de los cráteres principales o en el lado del volcán".

erupción del volcán Hekla, Islandia

De acuerdo con la OMI, a pesar de sus mejores esfuerzos las difíciles condiciones ambientales alrededor del Hekla y posibles problemas con los datos de transmisión y procesamiento, significan que puede que no sea posible emitir una erupción de advertencia con tiempo.

"Por lo tanto, los turistas que visitan el Hekla debe tener en cuenta que una erupción puede comenzar sin previo aviso. Una erupción en el Hekla podría ser peligrosa para la vida de los que están cerca, debido a los flujos de lava, caída de ceniza y las emisiones de gases".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar