Loading...
updated 12:14 PM CET, Nov 20, 2017

El misterioso "cabello de Venus" después de una erupción volcánica

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
El misterioso "cabello de Venus" después de una erupción volcánica - 5.0 out of 5 based on 1 vote

bacteria cabello de Venus

Nueva especie de bacteria descubierta en el volcán submarino Tagoro

¿Cómo crecen los largos y blancos filamentos en una roca estéril?

En el otoño de 2011, enjambres de terremotos comenzaron a golpear las islas canarias junto a la costa africana. El océano arrojó azufre manchando el agua de amarillo y verde. Peces murieron. El agua de mar borboteaba como un jacuzzi. Globos de ardiente lava saltaron de la agitada superficie.

Estos violentos acontecimientos fueron producidos por un volcán subacuático en erupción que durante 138 días cubrió el fondo marino con roca volcánica recién formada.

En el momento en que un grupo de científicos italianos y españoles navegaron hasta el Volcán Tagoro en 2014, las cosas se habían calmado - geológicamente, por lo menos. Biológicamente, estaba sucediendo algo extraordinario. La roca, una vez estéril, estaba ahora cubierta por una exuberante alfombra de pelo largo y blanco del tamaño de ocho canchas de tenis. "Fue un paisaje impresionante y surrealista, como descubrir vida en Marte", dijo una de las investigadoras, Cinzia Corinaldesi, una bióloga marina de la Universidad Politécnica de Marche.

erupción submarina en El Hierro 2011

¿Qué era esa "vida" que habían descubierto? El equipo envió un vehículo operado remotamente para arrancar varios cabellos blancos, lo que probablemente fuera un nuevo microbio. En el agua, el ondulante pelo tenía una serenidad divina. Así que lo llamaron el cabello de Venus, por la diosa romana del amor que nació de la espuma del mar y se casó con Vulcano, el dios del fuego y los volcanes.

"Sin embargo, cuando fue sacado del agua de mar el cabello de Venus", escribió Corinaldesi, "el aspecto del cabello cambió, perdiendo su belleza y plenitud mágicas". Y como la mayoría de los microbios, el cabello de Venus se negó a crecer en un laboratorio.

En una era anterior podría haber sido el final de la investigación del cabello de Venus, pero el microbiólogo de hoy tiene a su disposición poderosas herramientas genéticas. El "cabello" quedó flojo y perdió su magia fuera del agua, pero no estaba menos lleno de ADN. Corinaldesi y sus co-autores reportan los resultados de secuenciación de ADN en un artículo de Nature Ecology & Evolution, en el que exponen la evidencia de que el cabello de Venus es de hecho una nueva especie de bacteria (Thiolava veneris).

comunidad bacteriana cabello de Venus

Los cabellos se convierten en células bacterianas, encadenadas y cubiertas con una vaina protectora. La secuenciación del ADN, aunque sólo completa al 82 por ciento, muestra algunas pistas sobre la vida del cabello de Venus. La bacteria probablemente se alimentaba de azufre, que era abundante después de la erupción volcánica. Y tenía un gen que podría permitir expulsar hacia fuera los metales pesados, que tienden a lixiviar fuera de la roca volcánica nuevamente formada.

mancha azufre de la erupcion submarina en El HierroLas erupciones volcánicas son botones de restablecimiento ecológico. Permiten a los científicos ver cómo emerge de la roca estéril un ecosistema eventualmente complejo. Después de una erupción en tierra, los liquenes son los primeros pioneros. En el agua, el cabello de Venus parece desempeñar ese papel.

Se adhiere - muy firmemente - a la roca, sirviendo como un punto de apoyo para otros microorganismos y larvas de animales marinos. "Realmente está actuando como una especie fundamental", dice Craig Moyer, un microbiólogo marino de la Universidad Western Washington, que no participó en el estudio.

La mayoría de los respiraderos volcánicos tienden a ser profundamente subacuáticos, lejos de la tierra, o ambos. El volcán Tagoro no es ni lo uno ni lo otro. "Esta es la belleza del sistema", dice Isabel Ferrara, microbióloga del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona, "Está muy cerca de la tierra y poco profundo". Ferrara también ha estudiado las consecuencias de la erupción de Tagoro, aunque se centró en las bacterias libres en el agua. Sus colaboradores, que todavía están realizando análisis regulares de la zona, estuvieron allí tan recientemente como el mes pasado. Según ellos, las esteras del cabello de Venus se han ampliado desde la encuesta 2014, y ahora cubren hasta la cima del volcán.

vista micro-macro del cabello de VenusEl equipo que secuenció el cabello de Venus todavía está trabajando en cultivarlo en un laboratorio y descubrir el estilo de vida de las bacterias. (Por ejemplo ¿De dónde provenía? ¿Cómo sobrevivía exactamente antes de que el volcán liberara todo ese azufre que probablemente usa para su energía?). Un obstáculo es que inicialmente no fueron capaces de secuenciar todo el genoma, y un gen crucial que perdieron fue el 16S rRNA, un gen clásicamente utilizado para identificar y clasificar los microbios.

Moyer señala que el método de secuenciación utilizado por el equipo, que él mismo ha utilizado, es a veces polémico. Se trata de cortar todo el ADN de una muestra, secuenciarlo todo y clasificar las secuencias parciales en grupos por algoritmo. Cada grupo se supone que es aproximadamente equivalente a una especie diferente. Pero, a veces, la clasificación puede salir mal. Sin embargo, dice Moyer, esta es una fascinante primera parte. Ha visto antes cabello de Venus o microbios similares que crecen cerca de respiraderos volcánicos, pero nadie los había estudiado sistemáticamente. "Estoy satisfecho de ver a alguien tomarse el tiempo para responder a estas preguntas", dice.

¿Cómo puede algo tan visualmente atractivo no haber sido estudiado nunca? Tal vez eso te diga cuánto todavía se desconoce sobre el océano.

Artículo científico: A submarine volcanic eruption leads to a novel microbial habitat

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar