Loading...
updated 10:21 AM CET, Dec 11, 2017

Colinas de metano congelado pueden ser señales de alerta para nuevas explosiones

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Colinas de metano congelado pueden ser señales de alerta para nuevas explosiones - 5.0 out of 5 based on 1 vote

colinas de hidratos de metano

Son reliquias saturadas de hidrato y metano de la última glaciación

Han sido cartografiadas en el suelo del Océano Ártico varias cúpulas de metano de unos 500 m de ancho. Pueden ser signos de expulsiones de metano que han de ocurrir pronto y que previamente han creado enormes cráteres en un área cercana.

Los resultados del estudio se publican en PNAS.

"Cada año volvemos a la zona de las cúpulas con nuestro buque de investigación, y cada año estoy ansioso por ver si una de estas cúpulas se ha convertido en un cráter", dice el autor principal del estudio Pavel Serov, candidato de doctorado en el Centre for Arctic Gas Hydrate (CAGE) de la UiT de la Universidad del Ártico de Noruega.

Estas colinas son el análogo actual de lo que los científicos piensan que precedió a los cráteres que se encuentran en la zona cercana, que fueron recientemente reportados en Science. Los cráteres se formaron cuando se retiró la capa de hielo del Mar de Barents durante la desglaciación hace unos 12.000 años.

En ese momento, una capa de hielo de 2 km de espesor cargaba con mucho peso lo que ahora es el fondo del océano. Bajo la capa de hielo el metano se almacenó como hidrato, una forma sólida de metano congelado.

"Creemos que se forman estas cúpulas un paso antes de que se creen los cráteres (ver imagen abajo), que son montones de hidratos, técnicamente llamamos pingos de hidrato de gas, y son reliquias saturadas de hidrato y metano de la última glaciación. Y la razón es una cuestión de estrechos márgenes", afirma Serov.

cráteres de explosiones de hidratos de metano

A 20 metros del borde del colapso

El área de las bóvedas está situada en el suelo del Océano Ártico justo al norte de los cráteres. Es más profunda, pero no por mucho. Las cúpulas se encuentran unos 20 metros más profundo. Esencialmente con la altura del palacio de Buckingham, estas cúpulas previenen la expulsión de gas metano hacia fuera y de convertirse en cráteres.

"Los hidratos son estables a bajas temperaturas y a altas presiones, por lo que la presión a 390 metros de agua en la parte de arriba los mantiene estabilizados. Pero el metano está burbujeando desde estas colinas. Este es realmente uno de los sitios de filtración de metano más activos que hemos mapeado en el Océano Ártico. Algunas de estas llamaradas de metano se extienden casi a la superficie del mar", dice Serov.

Él es reacio a especular sobre cuánto metano puede ser liberado en el océano si las cúpulas se derrumbasen completa y abruptamente. Tampoco es posible predecir cuándo puede ocurrir. Pero cada núcleo de sedimento recolectado en la zona está lleno de hidratos.

"Si lo que observamos cerca de Svalbard se produce más ampliamente en lugares similares alrededor del mundo, podría significar que las filtraciones de metano tienen un efecto neto de enfriamiento en el clima, no un efecto de calentamiento como pensábamos anteriormente", dijo el biogeoquímico del USGS, John Pohlman, otro autor principal del artículo. "Estamos deseando probar la hipótesis de que las filtraciones de metano en aguas someras son sumideros netos de gases de efecto invernadero en otros lugares".

Ésta es realmente la primera vez que se han encontrado tales cúpulas como éstas fuera de las áreas del permafrost.

emisiones de hidratos de metano

Más estables que en el permafrost

Por muy inestables que sean estas cúpulas en el suelo del Ártico, son aún más estables que los pingos encontrados en el permafrost submarino en el Ártico canadiense y ruso.

"Los pingos de hidratos de gas en el permafrost se forman debido a las bajas temperaturas, pero la profundidad del agua que soporta los hidratos de gas en el permafrost submarino es de sólo 40 a 50 metros. No hay presión significativa allí para mantenerlos bajo control. El permafrost submarino se está deteriorando constante y rápidamente", señala Serov.

A pesar de que son más estables que los pingos de permafrost, las cúpulas del Mar de Barents están en el límite de su existencia.

"Un cambio relativamente pequeño en la temperatura del agua puede desestabilizar estos hidratos con bastante rapidez. Realmente tuvimos mucha suerte de observarlos en este punto. Y probablemente podremos observar cambios significativos en estas cúpulas durante nuestra vida".

Artículo científico: Postglacial response of Arctic Ocean gas hydrates to climatic amelioration

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar