Un maloliente surtidor de barro

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

erupción del volcán de lodo Lusi

El volcán de lodo más grande del mundo continúa en erupción

Sin previo aviso, una mezcla terrenal de lodo gris, vapor y agua hirviendo explotó en un flujo constante a cientos de metros en el cielo de la mañana. Una mezcolanza de maloliente huevo podrido emanaba del sitio de la erupción, asentándose densamente sobre el paisaje tropical. Los granjeros de camarón que atendían las lagunas artificiales a la vista de la erupción comenzaron a luchar para proteger su sustento, inseguros de lo que significaría esta catástrofe.

Ese día en 2006, los residentes locales en la Regencia de Sidoarjo en Java Oriental, Indonesia, no sabían que, 12 años después, el lodo continuaría interrumpiendo sus vidas cotidianas y engulliendo sus hogares. Hasta la fecha, 10 kilómetros cuadrados de la antigua ciudad están cubiertos con lodo de hasta 30 metros de profundidad.

Lo que nadie sabía con certeza -y sigue siendo la cuestión candente detrás de este evento- es lo que causó esta erupción conocida como "Lusi", una contracción de la palabra indonesia "lumpur", que significa barro, y Sidoarjo por la ciudad.

Michael Manga, profesor de Ciencias Planetarias y de la Tierra en la UC Berkeley, ha viajado por el mundo buscando entender la causa de eventos como erupciones de volcanes de lodo. Se especializa en respuestas hidrológicas a terremotos, y durante una reciente visita a la Universidad Estatal de Oregón, explicó las posibles causas de la erupción de Lusi y otros fenómenos hidrológicos desatados por la sacudida de la tierra.

Para Manga, la gran pregunta es: ¿causó un terremoto a Lusi? Él piensa que eso es poco probable. Para entender por qué, él describe cómo se comporta el agua subterránea durante y después de un terremoto y cómo podría producir erupciones de lodo.

Presión desde abajo

Sidoarjo, situación en el mapaEstos fenómenos grises y burbujeantes resultan cuando el agua y el gas calentados se mezclan bajo tierra con depósitos minerales más cerca de la superficie. El lodo caliente de minerales, gases y agua ejerce presión y eventualmente fuerza el barro hacia la superficie a través de grietas o fallas en la formación, produciendo una erupción.

Se han identificado casi 1.100 volcanes de lodo en la Tierra, que varían en tamaño de 1 a 700 metros (3 a 2300 pies) de altura. La mayoría están asociados con regiones que son geológicamente activas. Los pozos de barro sulfuroso en el Parque Nacional de Yellowstone son un ejemplo bien conocido. Lusi ha producido más barro que cualquier otro volcán.

La relación entre los terremotos y los volcanes de lodo es complicada y digna de investigación. Sin embargo, Manga lamenta el hecho de que estos fenómenos no son tan espectaculares o famosos como sus primos que arrojan lava.

ciudad de Sidoarjo sepultada

Los científicos saben que los terremotos pueden afectar el movimiento del agua subterránea y provocar una erupción del volcán de lodo u otras sorpresas. Manga cita un ejemplo que ocurrió no muy lejos de su residencia en Berkeley. En 2014, un terremoto de magnitud 6.0 golpeó cerca del Valle de Napa. Casi mil millones de litros de agua, previamente atrapados en las colinas circundantes, llenaron los lechos de los arroyos cercanos, que se habían mantenido secos durante los meses de sequía.

Cuando ocurre un terremoto, las ondas de energía se mueven a través de la corteza terrestre. El agua subterránea interactúa con estas ondas, y la respuesta hidrológica puede tomar diferentes formas: géiseres, licuefacción del suelo, volcanes de lodo y flujos repentinos de agua en lechos de arroyos estériles.

La magnitud de un terremoto y la distancia desde el epicentro, dice Manga, pueden determinar si el agua o el lodo se descargan a la superficie en un área específica. La investigación de Manga sugiere que la explicación más plausible es un aumento en el grado en que los cambios en la roca y otros materiales subterráneos permiten que el agua se mueva. La sacudida del suelo puede crear grietas microscópicas que debilitan el material hasta el punto de que la presión del agua causará rupturas.

Grietas en la Tierra

escuela de Sidoarjo sepultada

Un detalle sobre la erupción de Lusi puede no ser sorprendente: ocurrió a solo 200 metros (650 pies) de una operación de perforación de gas natural. La compañía, PT Lapindo Brantas, sostiene que la erupción fue causada por un distante terremoto y cita el trabajo de Manga como evidencia. Al principio, Manga se emocionó al descubrir que su trabajo era relevante para el debate, pero después de investigar aún más el evento, se dio cuenta de que había inconsistencias entre sus modelos y Lusi.

Por un lado, el epicentro del terremoto que cita PT Lapindo Brantas estaba a 190 millas de distancia de la erupción. En el sitio del volcán, el temblor de ese terremoto habría sido imposible de distinguir del paso de un camión pesado. Además, los datos de la operación de perforación muestran una "patada", una entrada de fluido en el agujero, horas antes de la erupción. Este hallazgo indica que el agua subterránea en este sitio fue capaz de atravesar el agujero debido a las grietas en la roca creadas por la perforación.

La cuestión de qué causó la erupción de Lusi continúa siendo impugnada en la esfera política. El conocimiento de su origen podría llevar a una acusación de una parte responsable de hacer frente a los efectos de la erupción. Para científicos como Manga, el problema más amplio de cómo la deformación del terremoto y las interacciones tectónicas producen respuestas hidrológicas podría conducir a una comprensión más completa de las consecuencias de los terremotos masivos.

Un día, la gente puede aprender de primera mano que un terremoto puede tener efectos más devastadores de lo que entendemos actualmente. El trabajo de Manga y otros nos ayudará a prepararnos mejor al anticipar los sorprendentes efectos que los terremotos podrían tener en las aguas subterráneas bajo nuestros pies.

Para obtener más información sobre la investigación de Michael Manga, visita su sitio web.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar