La mayor erupción volcánica de 2018 no fue donde piensas

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
La mayor erupción volcánica de 2018 no fue donde piensas - 5.0 out of 5 based on 1 vote

erupción de Ambae, Vanuatu

La erupción en la remota Ambae en Vanuatu superó a otros eventos volcánicos

Mientras el volcán Kilauea dominó los titulares el año pasado, la mayor erupción explosiva de 2018 ocurrió a 5.600 kilómetros (3.500 millas) al suroeste de Ambae, una isla volcánica en Vanuatu.

El volcán Manaro Voui arrojó al menos 400.000 toneladas de dióxido de azufre a la troposfera superior y la estratosfera durante su fase más activa en julio, y un total de 600.000 toneladas en 2018. Eso es tres veces la cantidad liberada por todas las erupciones combinadas en 2017.

nube de dióxido de azufre de Ambae

El mapa de arriba muestra las concentraciones de dióxido de azufre estratosférico el 28 de julio de 2018, según lo detectado por el Ozone Mapping Profiler Suite (OMPS) en el satélite Suomi-NPP. El volcán en Ambae (también conocido como Aoba) estaba en ese momento cerca del pico de sus emisiones de azufre.

Para una comparación, se muestran el mismo día las emisiones del Kilauea de Hawai y el volcán Sierra Negra en las Galápagos. La siguiente gráfica muestra el pico de julio-agosto en las emisiones de Ambae.

gráfica de la emisión de dióxido de azufre en Ambae

"Los volcanes Kilauea y Galápagos, tuvieron emisiones continuas de dióxido de azufre con el tiempo, pero el de Ambae fue más explosivo", dijo Simon Carn, profesor de vulcanología en Michigan Tech. "Hubo un pulso gigante a fines de julio, y luego se dispersó".

Durante una serie de erupciones en Ambae en 2018, la ceniza volcánica ennegreció el cielo, cubrió los cultivos y destruyó casas. La lluvia ácida transformó el agua de lluvia, la principal fuente de agua potable de la isla, en turbia y "metálica, como el jugo de limón agrio", dijo el volcanólogo neocelandés Brad Scott. A lo largo del año, la población de la isla de 11.000 habitantes se vio obligada a evacuar varias veces.

Los instrumentos OMPS en los satélites Suomi-NPP y NOAA-20 contienen sensores de aspecto descendente, que pueden mapear nubes volcánicas y medir las emisiones de dióxido de azufre (SO2) al observar la luz ultravioleta reflejada. El SO2 y otros gases (como el ozono) tienen una firma de absorción espectral, o huella digital única, que OMPS puede medir y cuantificar.

"Una vez que conocemos la cantidad de SO2, lo colocamos en un mapa y monitoreamos dónde se mueve esa nube", dijo Nickolay Krotkov, un científico atmosférico del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA. Los mapas, que se producen dentro de las tres horas posteriores a un paso elevado de un satélite, son utilizados por los centros de asesoramiento de cenizas volcánicas para predecir el movimiento de las nubes volcánicas y para, si es necesario, desviar las aeronaves.

erupción en Ambae desde satélite

En el pico de la erupción de Ambae, una poderosa explosión de energía empujó el gas y las cenizas hacia la troposfera superior y la estratosfera. La imagen de color natural de arriba fue adquirida el 27 de julio de 2018 por el Visible Infrared Imaging Radiometer Suite (VIIRS) en el Suomi NPP.

El SO2 es de corta duración en la atmósfera, pero una vez que penetra en la estratosfera, puede combinarse con vapor de agua para producir aerosoles de ácido sulfúrico. Dichas partículas pueden durar mucho más, semanas, meses o incluso años, según la altitud y la latitud de la inyección, dijo Carn.

En casos extremos, como la erupción del Monte Pinatubo en 1991, las diminutas partículas de aerosol pueden dispersar tanta luz solar que enfrían la superficie de la Tierra que se encuentra debajo. "Creemos que para tener un impacto climático medible, la erupción debe producir de 5 a 10 millones de toneladas de SO2", dijo Carn. La erupción de Ambae era demasiado pequeña para causar tal enfriamiento.

"Esta no era enorme, no era el Pinatubo", dijo Carn. "Pero fue la más grande del año".

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar