Un tipo de lago de lava increíblemente raro se acaba de encontrar escondido en la Sub-Antártida

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

cima del Monte Michael

El volcán activo Monte Michael está en la remota isla Saunders, en las Sandwich del sur

Cuando pensamos en los volcanes, tendemos a evocar visiones de burbujas de lava fundida listas para consumir cualquier cosa que se aventure demasiado cerca.

La realidad es un poco diferente. Existen esos lagos de lava tan aterradores, pero son mucho más raros de lo que puedas imaginar. Solo existen un puñado de lagos de lava persistentes entre los 1.500 volcanes potencialmente activos en todo el mundo, y esta ardiente cohorte acaba de dar la bienvenida en sus filas a un nuevo miembro.

Científicos del Reino Unido han identificado lo que es solo el octavo lago de lava persistente conocido en el mundo, que se encuentra en el volcán activo Monte Michael, asentado sobre la remota isla Saunders en las islas subantárticas de Sandwich del sur, situadas en los márgenes más al sur del Atlántico sur.

La actividad volcánica en el Monte Michael ha sido documentada por casi 200 años, pero la extrema lejanía de la isla y su desafiante entorno físico hacen que las investigaciones de campo se conviertan en una difícil tarea (si no imposible).

"La isla ha sido visitada en numerosas ocasiones, pero nadie ha escalado la montaña", dijo a la BBC el analista geoespacial Peter Fretwell del British Antarctic Survey (BAS).

isla Saunders"Si miras las imágenes, puedes ver por qué: el pico está rodeado por un enorme hongo de nieve, una nieve extremadamente blanda con una consistencia similar a la del azúcar en polvo, probablemente causada por la continua descarga de vapor por el volcán".

Según Fretwell, este blando y traicionero terreno haría que las expediciones en persona para evaluar el volcán no fueran prácticas, por no decir desaconsejables.

"No se puede caminar sobre esto", dijo. "Tendrías que escarbar, pero tomarse el tiempo para hacer esto en un volcán tan activo sería peligroso".

A pesar de los obstáculos, durante mucho tiempo ha habido un ímpetu por saber más sobre lo que está sucediendo bajo la humeante capucha del Monte Michael.

Las anomalías térmicas en el volcán se detectaron por satélite en la década de 1990, pero las lecturas no fueron indicativas de un desbordamiento de magma que se derramó desde el cráter, lo que sugiere la potencial existencia de un lago de lava.

En contraste con las 'charcas de lava' temporales (que solo se hinchan durante los períodos de erupción), los lagos de lava son una característica duradera que puede durar más allá de un solo episodio eruptivo, en algunos casos hasta por 100 años.

En un nuevo estudio, Fretwell y otros investigadores examinaron imágenes satelitales más nuevas y de mayor resolución registradas en datos de Landsat, Sentinel-2 y ASTER entre 2003 y 2018.

lago de lava en el cráter del Monte Michael, isla Saunders

Un análisis térmico de los datos de infrarrojos de onda corta (SWIR) identificó un lago de lava debajo del Monte Michael con un ancho estimado de 110 metros, y temperaturas de lava fundida que alcanzaron los 1.279°C (2.334°F), aunque el calor promedio del volumen es más frío debido a la disipación de calor en la corteza.

Es un hallazgo notable, pero el mayor impacto a largo plazo podrían ser las nuevas técnicas analíticas desarrolladas para descubrir esta formación "extremadamente rara".

"La identificación del lago de lava ha mejorado nuestra comprensión de la actividad volcánica y el peligro en esta remota isla, y nos brinda más información sobre estas raras características", explica en un comunicado de prensa el geólogo de BAS Alex Burton-Johnson.

"Y, finalmente, nos ha ayudado a desarrollar técnicas para monitorear volcanes desde el espacio".

Los hallazgos son reportados en el Journal of Volcanology and Geothermal Research: Evidence for a lava lake on Mt. Michael volcano, Saunders Island (South Sandwich Islands) from Landsat, Sentinel-2 and ASTER satellite imagery

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar