isla Mayotte

Grandes enjambres de terremotos avisaron de la subida del magma a la superficie

Han sido registrados por científicos los eventos que condujeron al nacimiento de un nuevo volcán, con investigadores que muestran cómo se produjeron alrededor de 7.000 terremotos en el período previo a la erupción, donde se vació una enorme cámara de magma en el fondo marino.

Los investigadores, dirigidos por Simone Cesca, del Centro de Investigación de Geociencias de GFZ en Alemania, comenzaron a investigar una inusual actividad sísmica frente a la costa de la isla francesa de Mayotte, en el archipiélago de las Comoras entre África y Madagascar, en el Océano Índico occidental. A partir de mayo de 2018, lo que una vez fue una "zona sísmicamente tranquila" comenzó a experimentar enjambres de terremotos.

En el transcurso de un año los científicos rastrearon los eventos que tuvieron lugar en el área. Sus hallazgos, publicados en Nature Geoscience, proporcionan una "imagen detallada de un profundo y raro proceso magmático" que terminó con el nacimiento de un nuevo volcán.

"A fines de mayo de 2018 reconocimos un enjambre sísmico en una región donde la sismicidad ha sido moderada en años anteriores", dijo Cesca. "El evento más grande, con magnitud de Mw 5.9, fue el más grande jamás registrado en la región". Dijo que las características del enjambre sugirieron que el magma era la causa subyacente. "Observaciones posteriores, como las señales sísmicas de largo período, que generalmente se observan en los volcanes, confirmaron nuestras sospechas".

Estas nuevas formas de señales de terremotos eran tan fuertes que podían detectarse a miles de kilómetros de distancia. Duraban entre 20 y 30 minutos y se caracterizaban por bajas frecuencias. Señales similares se habían asociado previamente con grandes volcanes de caldera.

Usando sistemas GPS, el equipo también descubrió que había una deflación superficial registrada en Mayotte. Los investigadores creen que lo que estaban grabando era el movimiento del magma profundamente debajo de la superficie de la Tierra.

deposito de magma de un volcán submarino

Se cree que los enjambres sísmicos iniciales se relacionan con el rápido movimiento ascendente del magma desde un depósito más profundo, a unas 18 millas debajo de la superficie. Después que se hubo abierto el canal, el magma fluyó hasta formar un nuevo volcán. "Hasta la fecha es el depósito de magma más profundo y más grande en el manto superior (más de 3,4 kilómetros cúbicos), que está comenzando a vaciarse abruptamente", dijo en un comunicado la coautora del estudio Eleonora Rivalta, también del GFZ.

Cesca agregó: "El magma comenzó a propagarse hacia arriba desde una cámara profunda, primero entrometiéndose en la corteza y produciendo terremotos, pero aún no una erupción. Cuando el magma llega al fondo marino, puede fluir más fácilmente y el drenaje de la cámara es más rápido. Esto produjo una deformación superficial más fuerte y, por ejemplo, hundimiento en la isla de Mayotte". Dijo que aunque todavía hay actividad sísmica, parece que está terminando el flujo de salida de magma.

No está claro con qué frecuencia se forman nuevos volcanes. Cesca dijo que en escalas de tiempo geológicas no es tan raro, pero a escala humana sí lo es. El evento estudiado, agregó, es la erupción submarina más grande jamás monitoreada.

Ahora el equipo espera buscar procesos similares y no descubiertos que están teniendo lugar en regiones remotas de la Tierra, mientras continúa monitoreando los terremotos y los procesos volcánicos en todo el planeta.

Artículo científico: Drainage of a deep magma reservoir near Mayotte inferred from seismicity and deformation

Etiquetas: ErupciónVolcánSubmarino
 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta