Científicos de buceo profundo descubren burbujeante punto de emisiones de CO2

burbujas de CO2

Soda Springs en Filipinas tiene los niveles de CO2 más altos jamás observados en la naturaleza

Bucear 200 pies (60 metros) bajo la superficie del océano para realizar investigaciones científicas puede conducir a algunos lugares interesantes.

El profesor Bayani Cárdenas, de la Universidad de Texas en Austin, se encontró en medio de un champanoso ambiente de burbujeante dióxido de carbono con lecturas récord del gas de efecto invernadero.

Cárdenas descubrió la región, que él llama "Soda Springs", mientras estudiaba cómo podría afectar el agua subterránea de una isla cercana el medio ambiente oceánico del Pasaje de la Isla Verde en Filipinas. El pasaje es uno de los ecosistemas marinos más diversos del mundo y alberga prósperos arrecifes de coral.

La increíble ubicación burbujeante, que Cárdenas filmó en vídeo, no es una pesadilla del cambio climático. Está vinculada a un cercano volcán que expulsa los gases a través de grietas en el fondo del océano y probablemente lo ha estado haciendo durante décadas o incluso milenios.

Sin embargo, Cárdenas dijo que los altos niveles de CO2 podrían hacer de Soda Springs un lugar ideal para estudiar cómo pueden hacer frente al cambio climático los arrecifes de coral. El sitio también ofrece un fascinante entorno para estudiar los corales y la vida marina que están creando un hogar entre altos niveles de CO2.

"Estos entornos con alto contenido de CO2 que en realidad están cerca de prósperos arrecifes, ¿cómo funcionan?", dijo Cárdenas, quien es profesor en la Escuela de Geociencias de Jackson en la UT Austin. "La vida sigue prosperando allí, pero quizás no del tipo al que estamos acostumbrados. Necesita ser estudiada".

Los científicos midieron concentraciones de CO2 de hasta 95.000 partes por millón (ppm), más de 200 veces la concentración de CO2 que se encuentra en la atmósfera. Las lecturas varían de 60.000 a 95.000 y son potencialmente las más altas jamás registradas en la naturaleza.

Los niveles de CO2 se alejan rápidamente de las filtraciones a medida que el gas se diluye en el océano, pero el gas todavía crea un elevado ambiente de CO2 en el resto de la costa de la península de Calumpan, con niveles en el rango de 400 a 600 ppm.

Cárdenas es un hidrólogo y no un experto en sistemas de arrecifes. Descubrió Soda Springs mientras investigaba si el agua subterránea de la tierra cercana podría descargarse en el medio marino submarino, que es un fenómeno que generalmente ignoran los científicos que observan el ciclo del agua, dijo Cárdenas.

"Es un flujo invisible de agua desde la tierra hasta el océano", dijo. "Y es difícil de cuantificar. No es como un río donde tienes un delta y puedes medirlo".

El equipo rastreó las aguas subterráneas analizando el radón 222, un isótopo radiactivo natural que se encuentra en el agua subterránea local pero no en el agua de los océanos abiertos. Junto con las burbujas de CO2, el equipo también encontró puntos calientes en el fondo del mar donde las aguas subterráneas se descargaban al océano. Esto es significativo, dijo Cárdenas, porque la conexión entre el agua subterránea y el océano significa que hay un camino para que los contaminantes de la isla lleguen al sistema de arrecifes.

Esto es particularmente importante para un lugar como Filipinas, dijo, donde está en auge el desarrollo costero en gran parte debido al ecoturismo impulsado por los cercanos arrecifes, pero las comunidades casi siempre dependen de tanques sépticos en lugar de modernos sistemas de alcantarillado. Esto significa que el desarrollo podría conducir a la contaminación de los mismos arrecifes en los que se basa la economía.

Cárdenas ha estado buceando desde sus días universitarios en Filipinas. El entrenamiento en buceo profundo le ha permitido explorar una porción del océano que rara vez se estudia.

"Es realmente una gran parte del océano que queda sin explorar porque es demasiado poco profunda para los vehículos operados a distancia y es demasiado profunda para los buzos normales", dijo.

La realización de trabajos de campo bajo el agua también ha llevado a Cárdenas a desarrollar nuevas habilidades técnicas y técnicas para recolectar muestras bajo el agua. Elco Luijendijk, profesor de la Universidad de Gotinga en Alemania que revisó el estudio para la revista, dijo que estas técnicas, y los hallazgos que permitieron, representan importantes avances científicos.

"El trabajo de campo bajo el agua es 10 veces más difícil que sobre el agua, como también lo descubrí recientemente durante una campaña de buceo en el Caribe", dijo. "Incluso las mediciones y la simple recolección de muestras requieren mucho cuidado, y mucho más la medición de isótopos de radón, lo que incluso en tierra es complicado. Este [estudio] realmente amplía nuestro conocimiento sobre lo que sucede en estos entornos y ha demostrado que estos respiraderos pueden cambiar la química del agua de mar en grandes áreas".

Cárdenas y sus coautores de instituciones en Filipinas, los Países Bajos y la UT describieron Soda Springs junto con múltiples hallazgos científicos sobre el agua subterránea en un artículo publicado este mes en la revista Geophysical Research Letters: Submarine Groundwater and Vent Discharge in a Volcanic Area Associated With Coastal Acidification

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar