Húmedo y salvaje: hay mucha agua en el volcán más explosivo del mundo

erupción en el volcán Shiveluch

El volcán Shiveluch de Kamchatka está actualmente en erupción

No hay mucho en Kamchatka, una remota península en el noreste de Rusia al otro lado del mar de Bering desde Alaska, además de una impresionante población de osos pardos y el volcán más explosivo del mundo.

El volcán Shiveluch de Kamchatka ha tenido más de 40 erupciones violentas en los últimos 10.000 años. La última explosión gigantesca ocurrió en 1964, creando un nuevo cráter y cubriendo un área de casi 100 kilómetros cuadrados con flujos piroclásticos. Pero el Shiveluch está actualmente en erupción, como lo ha estado durante más de 20 años. Entonces, ¿por qué alguien se arriesgaría a aventurarse demasiado cerca?

Investigadores de la Universidad de Washington en St. Louis, incluido Michael Krawczynski, profesor asistente de ciencias terrestres y planetarias en Artes y Ciencias y la estudiante de posgrado Andrea Goltz, desafiaron las duras condiciones de Kamchatka porque comprender qué es lo que hace funcionar al volcán Shiveluch, lo que podría ayudar a los científicos a comprender el ciclo global del agua y obtener información sobre los sistemas de plomería de otros volcanes.

En un reciente estudio, investigadores del laboratorio de Krawczynski observaron pequeños nódulos de magma primitivo que hicieron erupción y se conservaron en medio de otros materiales. "Los minerales en estos nódulos conservan las firmas de lo que estaba sucediendo temprano en la evolución del magma, en lo profundo de la corteza terrestre", dijo Goltz, autor principal del artículo.

Los investigadores encontraron que las condiciones dentro del Shiveluch incluyen aproximadamente entre un 10% y un 14% de agua por peso (% en peso). La mayoría de los volcanes tienen menos del 1% de agua. Para los volcanes de la zona de subducción, el promedio suele ser del 4%, y rara vez supera el 8% en peso, lo que se considera superhidro.

De particular interés es un mineral llamado anfíbol, que actúa como un proxy o huella dactilar para un alto contenido de agua a temperatura y presión conocidas. La química única del mineral les dice a los investigadores cuánta agua está presente en las profundidades del Shiveluch.

"Cuando se convierte la química de estos dos minerales, anfíbol y olivino, en temperaturas y contenido de agua como lo hacemos en este artículo, los resultados son notables tanto en términos de la cantidad de agua como de la baja temperatura que estamos registrando", dijo Krawczynski.

"La única forma de obtener materiales primitivos y prístinos a bajas temperaturas es agregar mucha, mucha agua", dijo. "Agregar agua a la roca tiene el mismo efecto que agregar sal al hielo; estás bajando el punto de fusión. En este caso, hay tanta agua que la temperatura se reduce a un punto en el que los anfíboles pueden cristalizar".

El estudio se ha publicado en la revista Contributions to Mineralogy and Petrology: Evidence for superhydrous primitive arc magmas from mafic enclaves at Shiveluch volcano, Kamchatka

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: