La perforación científica más profunda del océano arroja luz sobre el próximo gran terremoto de Japón

buque de perforación Chikyu

El estrés tectónico en la zona de subducción de Nankai de Japón es menor de lo esperado

Los científicos que perforaron más profundo que nunca en una falla de terremoto submarino descubrieron que el estrés tectónico en la zona de subducción de Nankai de Japón es menor de lo esperado, según un estudio de investigadores de la Universidad de Texas en Austin y la Universidad de Washington.

Los hallazgos son un rompecabezas porque la falla produce un gran terremoto casi todos los siglos y se pensaba que se estaba preparando para otro grande.

"Este es el corazón de la zona de subducción, justo encima de donde está bloqueada la falla, donde se esperaba que el sistema almacenara energía entre terremotos", dijo Demian Saffer, director del Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas (UTIG), quien codirigió la misión científica y de investigación que perforó la falla. "Cambia la forma en que pensamos sobre el estrés en estos sistemas".

Aunque la falla de Nankai ha estado bloqueada durante décadas, el estudio muestra que aún no muestra signos importantes de tensión tectónica reprimida. Según Saffer, eso no altera la perspectiva a largo plazo de la falla, que se rompió por última vez en 1946, cuando provocó un tsunami que mató a miles, y se esperaba que volviese a hacerlo durante los próximos 50 años.

En cambio, los hallazgos ayudarán a los científicos a identificar el vínculo entre las fuerzas tectónicas y el ciclo de los terremotos y, potencialmente, conducir a mejores pronósticos de terremotos, tanto en Nankai como en otras fallas de gran empuje como Cascadia en el noroeste del Pacífico.

elevadores de perforaciónImagen derecha: Harold Tobin de la Universidad de Washington inspecciona elevadores de perforación

"En este momento, no tenemos forma de saber si el gran terremoto de Cascadia, un terremoto y tsunami de magnitud 9, ocurrirá esta tarde o dentro de 200 años", dijo Harold Tobin, investigador de la Universidad de Washington que es el primer autor del artículo. "Pero tengo cierto optimismo de que con más y más observaciones directas como esta, podemos comenzar a reconocer cuándo está ocurriendo algo anómalo y que el riesgo de un terremoto aumenta de una manera que podría ayudar a las personas a prepararse".

Las mega fallas de cabalgamiento como Nankai, y los tsunamis que generan, se encuentran entre las más poderosas y dañinas del mundo, pero los científicos dicen que actualmente no tienen una forma confiable de saber cuándo y dónde golpeará el próximo grande.

La esperanza es que al medir directamente la fuerza que se siente entre las placas tectónicas que se empujan entre sí (estrés tectónico), los científicos puedan saber cuándo está listo para ocurrir un gran terremoto.

Sin embargo, la naturaleza de la tectónica significa que las fallas de los grandes terremotos se encuentran en las profundidades del océano, a kilómetros bajo el lecho marino, lo que las hace increíblemente difíciles de medir directamente. La expedición de perforación de Saffer y Tobin es lo más cerca que han llegado los científicos.

Su intento de romper el récord tuvo lugar en 2018 a bordo de un barco de perforación científico japonés, el Chikyu, que perforó dos millas en la placa tectónica antes de que el pozo se volviera demasiado inestable para continuar, una milla antes de la falla.

elevador de perforación

Imagen: Un elevador de perforación a bordo del buque de perforación científica Chikyu. Se unieron docenas de elevadores para llegar más profundo que nunca a una falla sísmica.

Sin embargo, los investigadores recopilaron datos invaluables sobre las condiciones del subsuelo cerca de la falla, incluido el estrés. Para hacer eso, midieron cuánto cambió la forma del pozo cuando la Tierra lo apretó por los lados, luego bombearon agua para ver qué se necesitaba para forzar sus paredes hacia afuera. Eso les dijo la dirección y la fuerza de la tensión horizontal que sentía la placa que empujaba la falla.

Contrariamente a las predicciones, la tensión horizontal que se esperaba que se hubiera acumulado desde el gran terremoto más reciente fue cercana a cero, como si ya hubiera liberado su energía acumulada.

Los investigadores sugirieron varias explicaciones: podría ser que la falla simplemente necesita menos energía acumulada de lo que se pensaba para deslizarse en un gran terremoto, o que las tensiones están al acecho más cerca de la falla de lo que alcanzó la perforación. O podría ser que el empuje tectónico llegue repentinamente en los próximos años. De cualquier manera, los investigadores dijeron que la perforación mostró la necesidad de una mayor investigación y un seguimiento a largo plazo de la falla.

Los hallazgos han sido publicados en la revista Geology: Direct constraints on in situ stress state from deep drilling into the Nankai subduction zone, Japan

Etiquetas: FallaTerremotoJapónTsunami

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: