updated 11:37 PM CET, Dec 6, 2016

El tsunami de marzo en Tohoku, Japón, creó icebergs en la Antártida

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

plataforma de hielo Sulzberger, Antártida antes del tsunami    plataforma de hielo Sulzberger, Antártida después del tsunami

Se deprendieron grandes trozos de hielo a causa del terremoto y tsunami a 13.000 kilómetros de distancia

A través de una apertura fortuita de las nubes de un cielo encapotado se obtuvieron vídeos e imágenes

Científicos de la NASA y otros colegas fueron capaces de observar por primera vez la potencia de un terremoto y el posterior tsunami, que  desprendieron grandes icebergs a un hemisferio de distancia. Brunt Kelly, un especialista en la criosfera en el Goddard Space Flight Center en Greenbelt, Maryland, y sus colegas fueron capaces de vincular el parto de los icebergs de la plataforma de hielo Sulzberger en la Antártida a raíz del tsunami de Tohoku, que se originó tras un terremoto frente a las costas de Japón en marzo de 2011.

El hallazgo, detallado en un artículo publicado hoy en el Journal of Glaciology, marca la primera observación directa de una conexión entre los tsunamis y los icebergs.

El nacimiento de un iceberg puede darse en múltiples números de formas. A menudo, los científicos ven los imponentes monolitos congelados entrar en los mares polares e investigan hacia atrás para averiguar la causa.

Por eso, cuando se produjo el tsunami de Tohoku en el Océano Pacífico en la primavera, el 11 de marzo, Brunt y sus colegas de inmediato miraron hacia el sur.

Durante todo el camino hacia el sur, utilizando múltiples imágenes de satélite, Brunt, Emile Okal de la Universidad Northwestern y Douglas MacAyeal de la Universidad de Chicago fueron capaces de observar nuevos icebergs flotando en el mar poco después de que llegó a la Antártida el oleaje del mar producido por el tsunami.

Para poner la dinámica de este evento en perspectiva: Un terremoto en la costa de Japón provocó enormes olas que estallan fuera de su epicentro. Veloces olas se acercan hacia una plataforma de hielo en la Antártida, a 8.000 millas (13.600 km) de distancia, y, cerca de 18 horas después de ocurrido el terremoto, las olas rompieron varios trozos de hielo que en conjunto equivalían a dos veces la superficie de Manhattan. Según los registros históricos, esta placa de hielo en particular no se había movido en al menos 46 años antes de que llegase el tsunami. Cuando esto estaba sucediendo, los científicos fueron capaces de ver los bloques de hielo de la Antártida en lo más cercano al tiempo real, la imágenes vía satélite lo permitieron, y echar un vistazo a un nuevo iceberg flotando en el mar de Ross.

"En el pasado hemos tenido eventos de parto en los que se ha buscado la fuente. Es un escenario inverso, vemos un parto y vamos en busca de una fuente", dijo Brunt. "Sabíamos de inmediato que se trataba de uno de los eventos más importantes en la historia reciente - sabíamos que iba a tener suficiente oleaje y esta vez nos dieron una fuente".

Los científicos primero especularon en la década de 1970 qué produce la rotura de una placa de hielo - una extensión flotante de una hoja de hielo glaciar o una que se asienta en la tierra -, porqué las olas pueden causar que se desprendan icebergs. Artículos científicos en los últimos años han utilizado modelos y mediciones mareográficas en un intento de cuantificar el impacto del oleaje del mar en los frentes de las plataformas de hielo.

El oleaje probablemente tenía sólo alrededor de un pie de altura (30 cm) cuando llegó a la plataforma Sulzberger. Pero la consistencia de las olas creadas causaron suficiente tensión para hacer el parto. Este tramo en particular de la plataforma de hielo flotante es de unos 260 pies (80 metros) de espesor, a partir de la superficie expuesta a su base sumergida.

plataforma de hielo Sulzberger el 11 de marzo, con cielos nubladosCuando ocurrió el terremoto, Okal de inmediato pensó en las vulnerables capas del continente antártico. Utilizando sus conocimientos sobre el desprendimiento de icebergs y un modelo de la NOAA que muestra la trayectoria prevista del tsunami desplazándose por el Pacífico y los océanos del sur, Okal, Brunt y MacAyeal se fijaron en la llamada plataforma de hielo Sulzberger. La plataforma Sulzberger está enfrente de Sulzberger Bay y Nueva Zelanda.

A través de una apertura fortuita de las nubes de un cielo encapotado, Brunt vio lo que parecía ser un nuevo iceberg en los datos del MODerate Imaging Spectroradiometer (MODIS).

"De cualquier manera yo no tenía grandes expectativas de si seríamos capaces de ver algo", dijo Brunt. "La forma más rápida de que podrían llegar imágenes era a través de MODIS Rapid Response, pero estaba bastante nublado (arriba a la izquierda). Así que yo estaba muy pesimista de que estaría muy nublado y no pudiéramos ver nada. Entonces, apareció literalmente una imagen en la que estaban despejadas las nubes (abajo a la derecha), y se podía ver un evento de parto".

plataforma de hielo Sulzberger el 13 de marzo, un claro en las nubes
Con una mirada más cercana de los datos del radar de apertura sintética del satélite de la Agencia Espacial Europea, Envisat, que puede penetrar las nubes, encontramos en las imágenes dos témpanos de hielo de tamaño moderado - con icebergs más pequeños a su alrededor. El mayor iceberg era de cuatro por seis millas de superficie - se acerca aproximadamente a la superficie de un Manhattan. Toda la superficie de hielo junta equivaldría a dos Manhattan. Después de mirar las imágenes históricas de satélite, el grupo determinó que los pequeños afloramientos de hielo no habían estado allí desde al menos 1965, cuando fue capturada una fotografía aérea por el USGS.

La prueba de que la actividad sísmica puede causar el parto de icebergs antárticos podría arrojar algo de luz sobre nuestro conocimiento de eventos pasados, dijo Okal.

"En septiembre de 1868, oficiales de la Marina chilena informaron de la presencia fuera de temporada de grandes icebergs en el océano Pacífico sur, y más tarde se especuló que pudieron haber parido durante el gran terremoto de Arica y el tsunami del mes anterior" dijo Okal. "Ahora sabemos que este fue el escenario más probable".

MacAyeal dijo que el evento es una prueba más de la interconexión de los sistemas de la Tierra.

"Este es un ejemplo no sólo de la forma en que los eventos están conectados a través de grandes cadenas en la distancia oceánica, sino también cómo los acontecimientos en un sistema de la Tierra, es decir, el sistema de tectónica de placas, se pueden conectar con otro tipo de eventos aparentemente no relacionados: el parto de icebergs de la placa de hielo de la Antártida", dijo MacAyeal.

En lo que podría ser una de las observaciones más duradera de este evento, la bahía en frente de la plataforma Sulzberger en gran medida carecía de hielo marino en el momento del tsunami. El hielo marino se piensa que ayuda a reducir las rupturas que pueden causar este tipo de parto. En el momento del tsunami de Sumatra en 2004, los frentes de la Antártida potencialmente vulnerables fueron amortiguados por una gran cantidad de hielo marino, dijo Brunt, y los científicos no observaron acontecimientos de parto asociados a ese tsunami. "Hay teorías de que el hielo marino puede proteger de los desprendimientos. No había hielo marino en este caso", dijo Brunt. "Un gran trozo de hielo se deprendió a causa de un terremoto a 13.000 kilómetros de distancia. Creo que es muy bueno".

Créditos multimedia: Goddard Space Flight Center (N A S A)