updated 10:44 PM CEST, Sep 29, 2016

El tsunami de Agaete, Gran Canaria

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

valle de Agaete Gran Canaria

Es el único megatsunami documentado en Canarias

En Canarias se reconocen una docena de deslizamientos gigantes producidos en el Pleistoceno

Los depósitos marinos que se localizan en el Valle de Agaete (NorOeste de Gran Canaria) fueron identificados a principios del siglo XX, atribuyéndoles a partir de entonces un origen como terrazas marinas transgresivas en base a criterios exclusivamente paleontológicos. Sin embargo, a la luz de las modernas observaciones sobre los megadeslizamientos en Canarias, se revisaron sus características geomorfológicas y sedimentológicas y se han podido identificar como depósitos de tsunami ligados a la acción de estos megadeslizamientos.

Se trata de siete afloramientos principales situados a lo largo del valle y en el acantilado costero, a cotas que oscilan entre 50 y 160m (Ver figura de arriba). Presentan morfologías lenticulares de escalas métricas a decamétricas y potencias entre 1 y 5 m que decrecen hacia el interior del valle. En la mayoría de los afloramientos se disponen materiales coluviales entre el sustrato volcánico y los sedimentos marinos, incorporando éstos algunos de sus cantos. La edad de los depósitos marinos se establece, por criterios cronoestratigráficos, entre 32.000 años y 1,75 Ma (Pérez Torrado et al., 2006).

valle de Agaete Gran Canaria

Geomorfológicamente, debe destacarse que las pendientes y orientaciones de los afloramientos van variando de acuerdo con la ladera del valle en la que se encuentren, apuntando hacia el eje principal del valle, es decir, perfectamente adaptados a la topografía de un valle fluvial (ver imagen de arriba). En ningún momento se observan formas de terrazas marinas típicas de eventos transgresivos progresivos. En cuanto a sus características sedimentológicas, se trata de conglomerados heterométricos, pobremente clasificados, con cantos angulosos a muy redondeados de naturaleza volcánica y con fósiles marinos.

Internamente muestran una estratificación grosera en dos o más capas, normalmente con marcadas granoselecciones negativas, imbricación de sus cantos y estructuras de erosión y relleno. Las paleocorrientes apuntan hacia tierra en las capas inferiores y hacia el mar en las superiores. Se han diferenciado unas 50 especies de macrofósiles, de las que una gran parte viven aún en aguas más cálidas de las existentes actualmente en Canarias. Hay que destacar que estos fósiles están en general bastante fragmentados, aumentando el grado de fragmentación hacia tierra. Además, los fósiles no se encuentran nunca en posición de vida, incluso para ejemplares de bivalvos que se han encontrado completos, y existe una notable mezcla de fósiles muy erosionados con otros que conservan su ornamentación.

Todas estas características apuntan hacia un evento marino repentino y de alta energía: un tsunami.

relieve submarino entre Gran Canaria y Tenerife

Por un lado, las cotas, pendientes y orientaciones son fruto exclusivo de su adaptación a un relieve previo de origen aluvial sin que se hayan encontrado fallas que pudieran sugerir un origen tectónico para esta compartimentación o morfología en terrazas marinas de suaves pendientes. Por otro lado, las características sedimentológicas son incompatibles con procesos marinos litorales comunes y las cotas en las que se encuentran terrazas marinas de esta edad en Fuerteventura y Lanzarote llegan a los 70 m como máximo, estando en debate además la participación de movimientos isostáticos.

deslizamientos e tierra en las Islas Canarias

En Canarias se reconocen una docena de deslizamientos gigantes producidos en el Pleistoceno (figura de arriba), todos ellos localizados en las islas occidentales. El deslizamiento del Valle de Güímar (SE de Tenerife) resulta el más apropiado como origen del tsunami y los depósitos descritos en Gran Canaria, ya que:

a) Es el único de esos deslizamientos que se orienta contra otra isla (Gran Canaria).
b) La edad de este deslizamiento (unos 0,83 Ma., Carracedo et al., 2009) es compatible con la horquilla de edades estimadas para los depósitos marinos del Valle de Agaete.
c) El volumen de material generado en el deslizamiento es lo suficientemente elevado como para provocar estos tsunamis. Sus depósitos de debris avalanche submarinos han sido cartografiados a pocos kilómetros de distancia de la costa de Gran Canaria (Ver figura anterior).
d) La topografía del Valle de Agaete, localizado sobre una amplia plataforma insular (costa Oeste de Gran Canaria) y justo enfrente del Valle de Güímar (ver figura anterior), favoreció la concentración de la energía del tsunami y, como consecuencia, su run-up (inundación) hasta cotas elevadas, incluso si la amplitud de las olas fue pequeña y considerando un nivel del mar similar.

Extracto del artículo "MEGADESLIZAMIENTOS EN LAS ISLAS CANARIAS" (PDF 981KB) por J. C. Carracedo, F. J. Pérez Torrado, R. Paris y E. Rodríguez Badiola

Fuente: Enseñanza de las Ciencias de la Tierra (Revistes Catalanes amb Accés Obert)
Foto cabecera Valle de Agaete: Patronato de Turismo de Gran Canaria