updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

La pesca, otra víctima del tsunami de Japón

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
albatros sobre escombros del tsunami de Japón

Las poblaciones de oreja de mar adulta se redujeron más de un 50%

El devastador terremoto que azotó a Japón en 2011 pudo también causar estragos vitales en la pesca, dicen los investigadores.

El temblor de magnitud 9,0 de Tohoku-Oki en 2011 fue el terremoto más destructivo que ha golpeado Japón en la historia registrada y desató un tsunami que arrasó la costa noreste del país, causando la muerte de casi 19.000 personas.

Estudios anteriores han analizado los efectos de los tsunamis en los ecosistemas marinos, por ejemplo, la investigación de los efectos que tuvo el tsunami de 2004 en el Océano Índico en los arrecifes de coral, praderas de pastos marinos y manglares. Un estudio reciente también mostró cómo afectó el tsunami el fondo del mar por dejar atrás enormes dunas bajo el agua. Sin embargo, hasta ahora, los científicos no habían mirado los efectos de un gran tsunami sobre la pesca, una de las industrias más importantes de Japón.

Desde 2008, los investigadores habían examinado regularmente los recursos pesqueros en el puerto de Tomarihama, la zona costera más cercana al epicentro del terremoto. Para ver cuáles fueron los efectos del tsunami, los científicos tomaron un barco de pescadores para analizar este sitio a través de un buceo tres meses después de la catástrofe. Los árboles y las estructuras de hasta 50 pies (15 metros) de altura en la costa de la zona fueron casi totalmente destruidas por el desastre, lo que sugiere que el tsunami llegó a esa altura por lo menos allí.

"Más del 90 por ciento de los barcos de todo el punto de la encuesta fueron arrasados o destruidos por el tsunami, por lo que era difícil alquilar un barco después del desastre", dijo el investigador Hideki Takami, un biólogo marino del Tohoku National Fisheries Research Institute en Japón.

Los científicos centraron su estudio en dos tipos de vida marina, la oreja de mar o abulón (Haliotis discus hannai) y el erizo de mar (Strongylocentrotus nudus). Ambos son valiosos recursos pesqueros en Japón, ya que son herbívoros comunes y abundantes allí, ambos pueden ejercer una fuerte influencia sobre los ecosistemas marinos en los que viven.

población de erizo de mar antes y después del tsunami

Los investigadores encontraron que los niveles de adultos de abulón se redujeron en más de la mitad después del tsunami. Además, "las orejas de mar y erizos de mar juveniles descendieron considerablemente, hasta el 14 y el 5 por ciento respectivamente de las densidades justo antes del desastre", dijo Takami.

Hasta tres meses después del tsunami la visibilidad submarina en el lugar fue mucho menor de lo que era antes del terremoto debido a los sedimentos en el océano. Los investigadores sugieren que la gran turbulencia que causó el tsunami arrastró muchos de los animales en el ecosistema.

Los investigadores hacen notar que estos resultados se basan en encuestas realizadas en un solo sitio, "por lo que el panorama general de los efectos del evento del terremoto y el tsunami en los ecosistemas de la costa siguen siendo en gran parte desconocidos", dijo Takami. Sin embargo, dada la caída en los niveles juveniles de abulón, "ya que la edad de la primera captura de abulón es de cuatro a cinco años, en el futuro puede disminuir considerablemente la captura comercial durante al menos cuatro o cinco años después de los hechos", dijo.

Futuras investigaciones deberán monitorear continuamente los ecosistemas oceánicos "para evitar el colapso de estos recursos ecológica y económicamente importantes", dijo Takami.

Takami y sus colegas Nam-il Won y Tomohiko Kawamura detallarán sus hallazgos en un próximo número de la revista Fisheries Oceanography (Oceanografía Pesquera).