updated 1:39 PM CEST, Sep 28, 2016

Tsunami de Sumatra 2004, consecuencias y futuras posibilidades

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

tsunami en Maddampegama

La ausencia de un sistema de alerta de tsunamis contribuyó a la magnitud del desastre

Debido al IOTWS, un evento similar al tsunami de Sumatra de 2004 hoy probablemente sería menos mortal

La región del Océano Índico estaba madura para el desastre el 26 de diciembre de 2004, cuando a las 07:58:50 hora local se produjo el fuerte terremoto de Sumatra-Andamán, de magnitud de momento (MW) 9,2, que golpeó a 100 kilómetros de la costa oeste de la isla indonesia de Sumatra. El mega terremoto fue uno de los más fuertes en el siglo pasado y generó un poderoso y devastador tsunami.

Bajas comunidades costeras y pueblos de pescadores en las cercanas regiones, tales como Banda Aceh, la capital de la provincia de Sumatra de Aceh, no fueron rival para las paredes de agua de hasta 30 metros que llegaron a la orilla algunos pocos minutos después del terremoto; ni tampoco lo fueron los cientos de miles de personas muertas, con poca o ninguna advertencia y sin escapatoria. Los daños a la propiedad fueron enormes y a menudo completos. El tsunami fue tan inmenso en algunos lugares que la superficie costera fue remodelada, rebajada o eliminada (ver Figura 1).

destrucción en la ciudad de Lhoknga, Sumatra

Figura 1. Situada en la costa oeste de Sumatra, la ciudad de Lhoknga fue destruida por el tsunami, salvo una mezquita (círculo redondo blanco de arriba y foto de abajo a la derecha) en el centro de la ciudad.

mezquita de Rahmatulá lampuuk en Lhoknga, Banda aceh tras el tsunami de 2004Países de todo el Océano Índico y mucho más allá se vieron afectados por el tsunami de Sumatra (también conocido como el tsunami de 2004, el tsunami del sur de Asia, el tsunami de Indonesia, el tsunami de Navidad y el tsunami de San Esteban), aunque Indonesia, Sri Lanka, India y Tailandia recibieron la peor parte. Estructuras fortificadas contra la fuerza y la inundación de las aguas de tsunamis fueron simplemente barridas, como el paso de la marea sobre un castillo de arena. En total, cerca de 230.000 personas perdieron la vida, y aproximadamente 1,7 millones de sobrevivientes fueron desplazadas y quedaron sin hogar, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El riesgo de terremotos de gran magnitud en esta región sismológicamente activa sigue existiendo, por supuesto, pero en la década transcurrida desde el terremoto de Sumatra-Andaman y el tsunami resultante, se ha mejorado la resiliencia a los desastres naturales, especialmente a través de la implementación de un sistema de alerta de tsunamis para el Océano Índico. Además, los avances en el modelado de catástrofes están expandiendo nuestra comprensión de la frecuencia, la intensidad y el potencial daño de los tsunamis generados por un terremoto. Sin embargo, una década después de lo que se ha llamado el peor desastre natural en la historia, dos cuestiones sobresalientes permanecen: ¿Cuál es el riesgo de que otro terremoto de magnitud 9 golpee la región? ¿Si se repitiera un tsunami similar, el impacto sería tan grave?

cadáveres en Takuapa, Tailandia

Cambios en la sismología y riesgo discutible

¿Cuál es el riesgo de otro terremoto de magnitud 9 en la región?

Indonesia se encuentra a lo largo del Anillo de Fuego del Pacífico, la línea de falla sísmica activa conocida por producir algunos de los terremotos más fuertes de la historia. El devastador terremoto del 26 de diciembre de 2004 de Sumatra-Andamán ocurrió en la zona de subducción de Sumatra en la Fosa Sunda, que es paralela a la escarpada costa del lado occidental de la isla indonesia de Sumatra.

No ajena a los fuertes terremotos, la Fosa Sunda ha sido el escenario de una serie de eventos de gran alcance en el último par de cientos de años, incluyendo un terremoto M8.4 en 1797, un M8.8-9.2 en 1833 y un M8.3-8.5 en 1861. Estos eventos rompieron toda la interfaz de la placa de los segmentos centrales de la zona de subducción de Sumatra.

El terremoto de Sumatra-Andamán de 2004 - con una línea de ruptura de más de 1.000 km y más de 100 km de ancha según el USGS - rompió el segmento norte, liberando la energía sísmica acumulada durante los últimos siglos. Terremotos posteriores en la Fosa Sunda - incluyendo un evento de M8.7 en 2005, M8.4 en 2007, M7.6 en 2009 y M8.4 en 2012 - han aliviado más presión tectónica, disminuyendo así, hasta cierto punto al menos, la probabilidad en el corto plazo de un terremoto de la magnitud del terremoto de Sumatra-Andamán de 2004.

tectónica de sudeste de Ásia

Sin embargo, una reducción en el riesgo en el sistema de fallas de la costa oeste de Sumatra no elimina la posibilidad de que se produzca un terremoto igualmente poderoso en otra parte de la zona en el futuro previsible. La zona de subducción de Java, por ejemplo, unos 1.000 km a continuación de la Fosa Sunda y aproximadamente paralela a la costa sur de la isla indonesia de Java, ha estado sísmicamente tranquila en comparación con la zona de subducción de Sumatra, sin terremotos más grandes que M8 en más de dos siglos.

Debido a esta falta histórica de sismicidad, muchos sismólogos han considerado que esta zona de subducción es asísmica, o muy modestamente unida a lo largo de la falla de zona de subducción. Sin embargo, con una tasa de convergencia de 6 a 7 cm por año, el estrés tectónico en la zona de subducción de Java puede acumularse muy rápido, incluso más rápido que en la zona de subducción de Sumatra, si la falla de la zona de subducción está muy acoplada (bloqueada).

Algunos resultados recientes de estudios GPS indican que la falla de zona de subducción en la zona de subducción de Java podría ser bloqueada, por lo menos a lo largo de una parte de la fosa. Por lo tanto, con la ocurrencia del terremoto de Sumatra-Andamán 2004 y el terremoto de M9.0 de 2011 en Tohoku, Japón, muchos expertos, incluyendo a aquellos que consideran que la zona de subducción de Java es casi asísmica, creen ahora que no se puede puede descartar la posibilidad de un semejante terremoto gigante. Si se produjese tal terremoto semejante no tendría efecto sólo en la isla de Java y la que está más densamente poblada de Sumatra, sino también en las ciudades costeras que rodean el Océano Índico, incluso en Australia.

En consecuencia, podría ocurrir otro terremoto en la región, a pesar de que donde y cuando es a la vez discutible y discutido. Tensiones redistribuidas pueden acortar el tiempo entre los eventos en algunas áreas, mientras que prolongarlas en el tiempo en otras.

Sistema de alerta contra tsunamis mejora la supervivencia y resistencia

Si un tsunami similar ocurriese hoy ¿el impacto sería tan grave?

elefante ayuda a la limpieza tras el tsunami en IndonesiaLa pérdida de vidas y la destrucción dependerá de la ubicación del terremoto que genere el tsunami. Un terremoto en la zona de subducción de Java podría tener mayor impacto que uno en la zona de subducción de Sumatra debido a las diferencias socioeconómicas entre las islas de Java y Sumatra. Java está más densamente poblada y es más rica que Sumatra, con una infraestructura más robusta y más preparada para riesgos, incluyendo hoteles de lujo, centros comerciales y otras instalaciones orientadas al turismo. La penetración de los seguros es también mayor en Java (el evento de 2004 no resultó en altas pérdidas a las aseguradoras porque fueron afectadas en gran medida zonas con poca covertura de riesgo).

Sin embargo, el riesgo general de muerte y daños materiales debido a un tsunami en el dominio de Indonesia ha cambiado sustancialmente desde el terremoto de Sumatra-Andamán y el tsunami de Sumatra que mataron a cientos de miles de personas y comunidades enteras fueron borradas de la tierra. En 2004 las naciones del Océano Índico carecían de un sistema de alerta de tsunami, dejando a los residentes costeros vulnerables y muchos miles de visitantes con poco o ningún tiempo para reaccionar a una ola de tsunami o a la recesión del mar (que a menudo precede a una sorprendente ola en la costa).

En cuestión de semanas después del trágico suceso de 2004, la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) comenzó a organizar una iniciativa multinacional para desarrollar un sistema de alerta contra los tsunamis en el Océano Índico. Menos de dos años después de los hechos de 2004, el Sistema de Alerta contra los Tsunamis (IOTWS) era capaz de transmitir avisos de terremotos tsunamogénicos.

El IOTWS, que reune a casi 30 países, entró en pleno funcionamiento en marzo de 2013, con 25 estaciones sismográficas y 6 boyas Deep-Ocean Assessment and Reporting of Tsunami (DART) sensoras de datos, coordinadas por el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico de la NOAA en Hawai (abajo). Además, el IOTWS recibe datos de las estaciones sismográficas de la Comisión para la Organización del Tratado de Prohibición de Pruebas Nucleares.

boya DART

Eventos en los últimos años se ha demostrado la eficacia potencial del sistema. Después del terremoto de M7.7 de Pangandaran en la zona de subducción de Java 2006, fueron transmitidas alertas de tsunami al Gobierno de Indonesia, aunque aún no estaban en el lugar los sistemas para notificarlo a las personas en la costa. Cuando en 2012 un terremoto de M8.7 azotó Banda Aceh, las alertas iniciales salieron 5 minutos después del evento, y el proveedor de servicios regional de tsunamis de la India transmitió un boletín en 8 minutos, ambos conformes con el estándar de rendimiento IOTWS de 10 minutos.

Es importante destacar que la educación y la preparación de un tsunami pueden jugar un importante papel en la reducción de la pérdida de vidas y daños a la propiedad y son componentes clave de IOTWS. Con advertencias anticipadas a través de mensajes de texto, radio, televisión, sirenas y altavoces, la gente en el camino de un tsunami no sólo tiene una mayor probabilidad de supervivencia, también tiene una mejor oportunidad de asegurar la propiedad, en particular las instalaciones marinas y embarcaciones. Además, los residentes y dueños de propiedades en la región son ahora más conscientes que hace una década de la muy real posibilidad de un tsunami y cómo responder a una amenaza de tsunami. También son más conscientes del valor de las técnicas y materiale de construcción que pueden ayudar a mitigar los efectos tanto de los temblores como de las olas del tsunami, aunque la aplicación de mejores normas de construcción ha sido un desafío (véase abajo del todo el recuadro, "Mejoras en la construcción, lento e inestable progreso" ).

Debido al IOTWS, un evento similar al tsunami de Sumatra de 2004 hoy probablemente sería menos mortal, aunque si se origina a partir de la zona de subducción de Sumatra o la zona de subducción de Java su daño y potencial pérdida estarían aseguradas.

tsunami en Banda aceh, rescate

Mejoras en el modelado de terremotos y tsunamis

El terremoto de Sumatra-Andaman de diciembre de 2004 y el tsunami resultante fue uno de los peores desastres naturales de la historia. Aunque el evento no se tradujo en pérdidas aseguradas sustanciales, destacó el riesgo muy real al que se enfrenta la región, incluyendo áreas cercanas aseguradas con mayor exposición. Desde entonces científicos, ingenieros, planificadores de desastres y una amplia gama de organismos locales e internacionales, han estado trabajando para mejorar la capacidad de la región para prepararse, responder y reconstruir después del próximo terremoto importante.

Una parte clave de este trabajo es mejorar la comprensión de los riesgos sísmicos y el impacto de los potenciales tsunamis. AIR Worldwide (AIR) está desarrollando una actualización completa con un modelo de terremotos para el Sudeste de Asia, que actualmente abarca Indonesia, Filipinas y Taiwán, y se ampliará para incluir a Hong Kong, Macao, Singapur y Vietnam. Además de reflejar la última vista de las amenazas sísmicas, la construcción de la vulnerabilidad y la exposición y la política industrial, y las condiciones, el próximo modelo contará con un modelo totalmente probabilístico de tsunami para Indonesia y Filipinas, una capacidad que AIR introdujo por primera vez a la industria en 2013 para Japón.

Eñ modelo de tsunami de AIR es capaz de capturar la compleja ciencia del desarrollo del tsunami, el comportamiento del tsunami cuando se acerca y luego llega a la costa, y el cambio de ruta dinámica, incluyendo la altura de las olas y el grado de inundación relacionado con la velocidad del agua, y como interactuan el agua del tsunami y la exposición. El componente de la vulnerabilidad del modelo de tsunami AIR representa la profundidad de la inundación, la velocidad del agua y los escombros, así como el efecto y el posible fallo de las defensas contra inundaciones, tales como diques y muros. Las funciones de daños del tsunami cubren todas las líneas de negocio, incluyendo de casco y de carga.

Los modelos avanzados de catástrofes dan los gestores de riesgos la capacidad de examinar y planificar una amplia gama de grandes escenarios de pérdida y evaluar el potencial de los daños del tsunami y de terremotos de una variedad de magnitudes y en una variedad de lugares.

hotel inundado en Tailandia

Mejoras en la construcción, lento e inestable progreso

Desde 2004 Indonesia ha realizado esfuerzos para reducir la vulnerabilidad de los edificios a los terremotos y tsunamis. El Ministerio de Obras Públicas de Indonesia desarrolló un código de construcción para la reconstrucción de la provincia de Aceh, donde se estima que murieron 125.000 personas. Por desgracia, ese código de construcción no se ha cumplido estrictamente en el proceso de reconstrucción, en parte porque algunos de los constructores locales, albañiles, carpinteros y contratistas de cemento tienen un conocimiento insuficiente de la tecnología sismo-resistencia.

De 2005 a 2008 la Agencia Ejecutora de Rehabilitación y Reconstrucción de Aceh supervisó la reconstrucción de 140.000 viviendas. Sin embargo, los materiales eran escasos después del terremoto/tsunami y la necesidad de realojar a tanta gente en tan poco tiempo hizo que el control de calidad y la aplicación del código de edificios de nueva construcción se pasaran rutinariamente por alto. De acuerdo con una encuesta realizada en 2006, el diseño de las casas después de los desastres no era muy diferente de los diseños pre-desastre.

El 3 de julio de 2013 ocurrió un terremoto de M6.1 en Aceh Central. Más de 18.000 casas y 1.000 escuelas resultaron dañadas, y las investigaciones en las zonas afectadas de ese año encontraron que muchas casas dañadas se habían construido con el proceso de reconstrucción post-2004. No se habían observado prácticas apropiadas de construcción resistentes a los terremotos en los edificios dañados.

En general, Indonesia tiene un alto porcentaje de edificios no manipulados. Las estructuras residenciales varían ampliamente en materiales de construcción, de mampostería confinada y mampostería no reforzada de estructura de madera. Viviendas tradicionales (o edificios indígenas), que se construyen con materiales locales y siguiendo normas culturales locales, tienen un buen historial de desempeño sísmico debido a su peso ligero. (A veces, sin embargo, las preferencias culturales pueden construir estructuras que son más resistentes a los desastres). La construcción de mampostería residencial está ganando en popularidad, ya que sugiere un estatus social elevado, pero a menudo estas casas están construidas con mano de obra deficiente y materiales de baja calidad, lo que lleva a una alta vulnerabilidad a los temblores.

Edificios comerciales más pequeñas a menudo reflejan la construcción de viviendas, mientras que los hoteles, centros comerciales y otras estructuras comerciales de gran tamaño (normalmente ubicadas en zonas locales prósperas con una economía turística floreciente) por lo general son de acero o marcos de hormigón reforzado. Las estructuras industriales tienden a ser más robustas que las estructuras residenciales y comerciales y, en general, con un mejor desempeño.