El volcán Whakaari en Nueva Zelanda podría desencadenar mortales deslizamientos de tierra y tsunamis

erupción del volcán Whakaari

Los científicos advierten que la devastadora erupción podría ser seguida por deslizamientos de tierra, mini erupciones y tsunamis

La devastadora erupción volcánica en la Isla Blanca de Nueva Zelanda, que ya se ha cobrado al menos seis vidas, podría provocar posteriores deslizamientos de tierra, erupciones y tsunamis, advirtieron los científicos.

Chris Elders, profesor de geología en la Escuela de Ciencias de la Tierra y Planetarias de la Universidad de Curtin, dijo a Mail Online que la ceniza que eructa del volcán Whakaari podría desencadenar una lluvia torrencial.

Las partículas de ceniza arrojadas a la atmósfera son buenas para atraer y recolectar gotas de agua en las nubes, lo que resulta en fuertes lluvias después de una erupción.

lluvia por ceniza volcánica

Imagen: Las partículas de ceniza tienen una gran afinidad por atraer y retener el agua que las nubes normales. Esto hace que las nubes se vuelvan 'llenas' y 'pesadas' más rápido de lo normal, acelerando el ciclo natural del agua. Esto puede conducir a deslizamientos de tierra y más erupciones, advierten los expertos.

Esto a su vez podría causar que rocas inestables, que se formaron inmediatamente después de la erupción, fueran arrastradas por los lados del volcán en un deslizamiento de tierra, con consecuencias potencialmente fatales tanto para los rescatistas como para los turistas que todavía están en la isla.

"Todavía no es seguro para los trabajadores de rescate desembarquen en la isla", dijo el profesor Elders.

"Cuando tienes una erupción como esta, la ceniza se deposita muy rápidamente y crea rocas que son extremadamente inestables. Cualquier lluvia, que puede ser provocada por la ceniza enviada a la atmósfera, podría causar un deslizamiento de tierra si se sueltan las rocas inestables".

Si estas roca llegasen al océano y se sumergen en el agua, podrían desencadenar un tsunami, lo que provocaría una mayor catástrofe.

Grandes eventos volcánicos como la erupción de la Isla Blanca a menudo pueden causar desastres posteriores.

La erupción de Krakatoa en 1883 causó enormes tsunamis, al igual que la erupción del Teide en Tenerife en las Islas Canarias.

Isla Blanca, Nueva Zelanda

"Si las rocas de la montaña se deslizan hacia el mar, cuando eso sucede, desplazan la cantidad proporcional de agua y provocan una ola", dijo el profesor Elders.

La violenta erupción volcánica en la Isla Blanca de Nueva Zelanda fue causada por la "subducción" de la corteza oceánica, o por debajo, de otra parte de la corteza terrestre.

"La placa del Pacífico se mueve hacia el oeste, debajo de la placa tectónica en la que se asienta Nueva Zelanda", explicó el profesor Elders.

Este movimiento constante significa que pueden ocurrir explosiones repentinas en cualquier momento.

A medida que la Placa del Pacífico se empuja más hacia el manto de la Tierra, la roca se derrite y forma magma.

subducción de placas tectónicas

Imagen: La violenta erupción volcánica en la isla blanca de Nueva Zelanda fue causada porque la corteza oceánica está siendo subducida (en la foto, la serie de eventos que condujeron a la erupción espontánea). Este movimiento constante significa que pueden ocurrir explosiones repentinas en cualquier momento

El profesor Shane Cronin, un vulcanólogo de la Universidad de Auckland, dijo: "El magma está cerca de la superficie, y el calor y los gases de este calor calientan las aguas superficiales y subterráneas para formar vigorosos sistemas hidrotermales. Sabemos que las erupciones hidrotermales y las llamadas 'freáticas' pueden ocurrir repentinamente y con poca o ninguna advertencia porque son impulsadas por la expansión del agua sobrecalentada en vapor".

A medida que se acumula presión en el volcán, eventualmente las rocas resisten las fuerzas y los gases se liberan violentamente, causando una erupción.

"Las erupciones son de corta duración, pero una vez que ocurren, hay muchas posibilidades de más, generalmente más pequeñas, a medida que el sistema se reequilibra", dijo el profesor Cronin.

La erupción, que tuvo lugar a las 14:11 hora local (01:11 GMT) del lunes, fue un "evento explosivo de corta duración" que vio cenizas catapultadas a más de 4.000 m en el aire.

Según los trabajadores de rescate, docenas de turistas que visitan la isla volcánicamente activa a 30 millas (48 km) de la costa continental de Nueva Zelanda no están contabilizados o heridos.

Las autoridades ya han confirmado que aproximadamente 100 personas estaban en la isla en el momento de la erupción.

El profesor emérito Ray Cas, de la Universidad de Monash, dijo que ha sido "un desastre esperando que suceda durante muchos años. Siempre he sentido que era demasiado peligroso permitir a los grupos de turistas que visiten el volcán de la deshabitada isla en barco y helicóptero".

En 1914, una pequeña comunidad minera en la isla fue aniquilada después de la caída de rocas debilitadas por la actividad volcánica de la isla que barrió la aldea.

Ha estado deshabitada durante más de un siglo, pero es un punto de acceso para los turistas que esperan acercarse a un volcán activo.

mapa de la Isla Blanca de Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es el hogar de una preponderancia de volcanes, desde la Isla Norte hasta la Isla Sur y más allá.

La nación archipiélago se encuentra en el límite entre dos principales placas tectónicas, llamadas arco Kermadec-Tonga, que la deja vulnerable a desastres naturales como terremotos, volcanes y tsunamis.

Son monitoreados regularmente, pero el aparato científico aún es muy inconsistente en predecir con precisión la futura actividad geológica.

Isla Blanca, también conocido como Volcán Whakaari, es uno de los muchos en el 'Anillo de Fuego' y forma parte de una cadena desde Ruapehu en la Isla Norte, a través de numerosos volcanes submarinos hasta las Islas Salomón y la Cadena Tonga.

Conocido como un estratovolcán, similar al Monte St Helens y muchos otros volcanes clásicos en forma de cono, está formado por capas alternas de lava y cenizas.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.