updated 4:02 PM CET, Dec 6, 2016

Las Murallas de Peñíscola, fotos verano 2008

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Garita de guardia en la muralla de Peñíscola, anocheciendo.

La construcción de la actual muralla fue ordenada por Felipe II

Estan en perfecto estado de conservación pese a las numerosas guerras

De mi visita del pasado julio/2008 a Peñíscola todavía tengo por subir a la página de galerías unas cuandas decenas de fotos. Hoy he subido las que tienen relación directa con las murallas (algunas son de noviembre/2007 y enero/2008). Las podéis ver en Galería de fotos Murallas de Peñíscola .
 
Portal del Papa Luna en la muralla de PeñíscolaHe recopilado un poco de historia de la construcción de estas murallas:

En 1294, Peñíscola pasa a pertenecer a la Orden del Temple. Los caballeros templarios aprovechan la fortaleza de origen árabe construida sobre la peña para ampliarla y edificar el gran castillo que podemos presenciar actualmente. Dichas obras se desarrollarían entre 1294 y 1307. Los promotores fueron frey Berenguer de Cardona, que era el Maestre de la Orden del Temple en Aragón y Cataluña y frey Arnaldo de Banyuls, que era el Comendador de Peñíscola. Los escudos de ambos se conservan esculpidos en piedra formando fajas heráldicas situadas por encima de la puerta de acceso al castillo y también sobre la puerta de la basílica (hay una foto en la galería de fotos del castillo de Peñíscola con los escudos de la basílica).


Felipe II encargaría al ingeniero militar Juan Bautista Antonelli la construcción de nuevas fortificaciones adaptadas a la artilleria, con el fin de servir de baluarte contra los ataques de los piratas berberiscos y como parte de la reordenación defensiva de la costa. Estas murallas se ceñirian al contorno urbano de la población, y fuerón construidas entre 1576 y 1578. Constituyen un importante ejemplo de arquitectura militar peninsular.

Muralla Peñíscola, cara norte
A esta época pertenecen los sólidos baluartes estrellados y la adaptación para el fuego artillero

La estrechez de los caminos de ronda medievales y la reducida plataforma de las torres exigierón una evolución hacia el tipo de fortificación abaluartada en el que las torres se achatan y ensanchan para convertirse en baluartes donde maniobrar mejor las piezas de artilleria. J.B. Antonelli introdujo en esta obra todo el repertorio formal del momento, que se repite en otras fortificaciones coetáneas (Mallorca, Ibiza, Tabarca o Palma) proyectadas por ingenieros italianos al servicio de Felipe II (El Fratín, Calvi, Espanochi etc.).


Los elementos caracteristicos de estas construcciones que podemos contemplar en Peñiscola son los baluartes de planta estrellada, construidos con bóvedas internas huecas o acasamatadas de gran resistencia donde se podían establecer arsenales, cantinas o polvorines, las zonas superiores aterrazadas o baterías, los muros exteriores de silleria ataludados con el cordón corrido que resuelve los cambios de plano y las garitas para ofrecer amparo volado en las esquinas (como el balcón de Pilatos), entre otros. Las baterias reciben los nombres de: Santa Maria, Olvido, Santiago, San Fernando, Fosos y el ya citado Balcón de Pilatos o de Felipe II.

Muralla Peñíscola, con escudoForman parte de la intervención renacentista el Portal Fosc (Portal oscuro) (1578). Obra pétrea ornamentada con tosco almohadillado en piedra blanca y motivos militares que contiene una bóveda interna resuelta en angulo de 90º desde la que se accede al cuerpo de guardia. Sobre la puerta hay un escudo y cartela conmemorativa de Felipe II. Fué la puerta principal de la ciudad hasta el siglo XVIII, siendo atribuida por algunos autores a Juan de Herrera.

Destaca en las murallas los garitones defensivos, y el escudo del rey Felipe II con el blasón de Portugal.

Ya en el siglo XVIII el recinto amurallado obtuvo su configuración definitiva y actual. Las últimas obras de relevancia se realizarón en la segunda mitad del siglo XVIII, con la ampliación de las instalaciones para una guarnición mas numerosa, la edificación del almacén de pólvora, el Baluarte del Principe y el Portal de Santa Maria (1754), mandado construir por Fernando VI, quien atendia asi los deseos de la población autorizando la perforación de la fortificación para facilitar la introducción de cosechas en carro, que hasta el momento debían realizarse a traves del empinado portal fosc.

En la guerra de sucesión la ciudad se declaró partidaria de Felipe V y resistió los asedios de las fuerzas inglesas del archiduque Carlos en 1705 y 1707. Durante este periodo el castillo será reforzado con nuevas construcciones.

Muralla Peñíscola, mercadillo hypies
Sobria y robusta edificación, que ha llegado hasta nosotros en perfecto estado de conservación, aunque le falte una cuarta parte que quedó destruido en 1814 en el transcurso de la guerra de la Independencia. Condenada a un duro e implacable sitio por parte de las tropas del General Elio que intentaban recuperar la ciudad ocupada por los franceses del general Severoli en 1812, hubierón de someterla a un furibundo bombardeo que asoló gran parte del caserío que rodea el castillo y parte de la fortaleza, dejando las marcas de los proyectiles en todas las murallas.
Despues de las guerras carlistas en que la ciudad defendió la causa liberal, la importancia militar de la fortaleza decreció rápidamente.

Me falta hacer el detalle fotográfico de las murallas de la parte Este, la que da al Mar, que sólo se puede realizar navegando en barco. En mi próxima visita prometo subirme en la "golondrina" para acabar este reportaje de las murallas de Peñíscola (amén de realizar también fotos de la famosa escalera del Papa Luna, que igualmente a esta zona de las murallas sólo se puede visualizar desde el Mar).


Ir a la Galería de fotos de las murallas de Peñíscola

Parte del texto tomado de Turismo de Peñíscola (La ciudad Antigua)