La vida secreta de los peces de piscifactoría

jaula de piscifactoría

Las etiquetas de marcado no siempre funcionan según lo previsto

La acuicultura es cada vez más importante como fuente de alimento para nuestra creciente población. En todo el mundo, se cultivan y comen miles de millones de peces cada año, y los seres humanos consumen ahora más pescado de piscifactoría que capturado en la naturaleza.

Sin embargo, a medida que se expande la producción acuícola, sigue siendo un misterio el comportamiento de muchas especies de peces de cultivo.

Tenemos la responsabilidad, tanto económica como ética, de velar por el bienestar de los animales que criamos, pero esta falta de conocimiento crea desafíos clave cuando se trata de la cría de animales en la acuicultura.

Durante milenios, los agricultores han observado y aprendido de sus animales y han adaptado sus métodos de cultivo para mejorar el bienestar y la producción de los animales.

Cuando los animales de granja se comportan de manera anormal, esto generalmente sugiere que algo anda mal. Por ejemplo, una vaca lechera con cojera pasará más tiempo acostada que una vaca sana.

Pero la vida submarina de los peces dificulta su cuidado. Están fuera de la vista debajo de la superficie, y los individuos son anónimos en los enormes bancos de peces en los tanques y jaulas en los que se mantienen.

El uso de etiquetas es una forma de comprender mejor la vida secreta de los peces bajo el agua.

El marcado de peces no es una práctica nueva; las etiquetas se utilizaron por primera vez en la década de 1870 para seguir las rutas de migración del salmón. Las primeras etiquetas eran simples trozos de cobre o metal plateado que se unían a los músculos dorsales del pez pero, con la electrónica moderna, las etiquetas han experimentado una rápida y reciente evolución tecnológica.

besugos en una jaula de piscifactoría

Imagen: Cardumen de besugo de cultivo dentro de una jaula marina frente a las Islas Canarias, España. Foto: Arturo Boyra/Oceanografica

Las etiquetas pueden ahora registrar, almacenar y transmitir complejos conjuntos de datos medidos cada segundo durante días, o más lentamente durante meses y años.

Las etiquetas pueden medir información que antes era imposible de obtener, como la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal, los entornos que experimentan los peces y su ubicación en tres dimensiones. Algunas etiquetas pueden transmitir datos de forma inalámbrica en tiempo real, lo que permite a los investigadores ver qué hacen los peces mientras lo hacen.

Un grupo de científicos de investigación de la Universidad de Melbourne, el Instituto de Investigación Marina de Noruega (IMR) y la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología han utilizado etiquetas para investigar la respuesta del salmón de piscifactoría a los parásitos, rastrear cómo nadan los salmones en nuevos entornos de jaulas y probar su capacidad para aprender nuevos comportamientos.

Este trabajo ha dado lugar a nuevos conocimientos notables que han mejorado la forma en que se trata a los peces por parásitos dañinos, cómo responden a las malas condiciones y cómo los peces pueden aprender a adaptarse a la vida en las granjas.

A través de este trabajo, se observó que las etiquetas no siempre funcionan según lo previsto y, a veces, las etiquetas afectaron negativamente a los peces.

Para que las etiquetas proporcionen información útil relevante para toda la población de peces sin marcar, el comportamiento y el bienestar de los peces marcados no deben verse comprometidos por el proceso de marcado. Pero si las etiquetas cambian el comportamiento o el bienestar de los peces, es posible que la información que brinden no represente a la población no etiquetada en general.

tipos de etiquetas de marcado

Imagen: Tipos de etiquetas y aplicadores, desde etiquetas simples de barra en T (etiquetas multicolores con pistolas aplicadoras) hasta varias etiquetas electrónicas que se insertan quirúrgicamente en las cavidades corporales de los peces (izquierda). Imagen: Frode Oppedal

Así que los investigadores decidieron profundizar más.

Con fondos del Consejo de Investigación de Noruega, revisaron sistemáticamente los estudios que usaban etiquetas para monitorear el comportamiento de los peces de cultivo.

Surgieron varios preocupantes descubrimientos.

En primer lugar, la mortalidad de los peces marcados fue 10 veces mayor en los estudios realizados en jaulas marinas donde se mantienen los peces, en comparación con los tanques. La acuicultura en jaulas marinas se lleva a cabo en jaulas flotantes unidas a amarres en el mar que están abiertos al entorno marino más amplio.

En las jaulas marinas, uno de cada cuatro peces marcados murió durante el período de estudio y, en general, cuanto más largo es el estudio, mayor es la tasa de mortalidad. Y en muchos estudios, no se informó información importante, como las tasas de mortalidad de peces marcados y no marcados, lo que dificulta el cálculo de los efectos de las etiquetas.

Entonces, ¿por qué las tasas de mortalidad son tan altas en las jaulas marinas y por qué difieren de los estudios en tanques?

Los experimentos llevados a cabo en tanques pequeños generalmente se realizan en condiciones de cultivo más controladas, donde los investigadores pueden prevenir en gran medida la mala calidad del agua y otros eventos adversos, como la proliferación de algas o la contaminación.

En comparación, los experimentos llevados a cabo en grandes jaulas marinas en el océano llenas de miles a millones de individuos exponen a los peces a ambientes estresantes (con fluctuaciones de temperatura, salinidad, oxígeno disuelto, corrientes, contaminantes y patógenos) que pueden afectar su comportamiento, bienestar y supervivencia.

granja de salmón en Noruega

Imagen: Granja de salmón en un fiordo del norte de Noruega. Imagen: Tim Dempster

Estos hallazgos tienen varias implicaciones:

1. Es probable que los resultados obtenidos en tanques no sean generalizables a entornos de jaulas marinas

2. Las altas tasas de mortalidad en los experimentos en jaulas marinas ponen en tela de juicio cuán representativos son los peces marcados de toda la población de peces; y

3. Con tasas de mortalidad tan altas en peces marcados en jaulas marinas, el marcado en este entorno crea importantes problemas de bienestar animal.

El marcado es estresante para los peces: ser capturado, manipulado y sometido a una cirugía no son experiencias por las que normalmente pasaría un pez. En las jaulas marinas, los peces también están expuestos a otras condiciones estresantes como el hacinamiento o los extremos ambientales y, a diferencia de la naturaleza, los peces enjaulados no pueden alejarse nadando de condiciones desagradables.

pescados y mariscos

Imagen: La acuicultura es cada vez más importante como fuente de alimento para nuestra creciente población. Imagen: Frank Vessia / Unsplash

Los científicos creen que los factores estresantes adicionales presentes en el entorno de las jaulas marinas dificultan que los peces se recuperen del estrés inicial del marcado y que esto conduce a una menor probabilidad de supervivencia.

Basándose en estos resultados, recomiendan un uso más riguroso del marco de trabajo de las '3R' al marcar peces en la acuicultura, que son los principios rectores para el uso humanitario de los animales en los estudios científicos e incluyen:

1. Reemplazo, que fomenta la eliminación del uso de animales por completo;
2. Cuando se deben utilizar animales, la reducción minimiza el número de animales que se utilizan;
3. El refinamiento asegura que los métodos de investigación sean avanzados para que los animales experimenten la menor cantidad de sufrimiento posible.

En la nueva investigación se sugiere reemplazar las etiquetas, siempre que sea posible, con tecnologías discretas de monitoreo del comportamiento, como sonar, vídeo o imágenes por computadora.

Estas alternativas no funcionarán para todos los estudios, por lo que cuando los investigadores necesiten usar etiquetas, recomiendan que la cantidad de peces marcados se reduzca a un mínimo que aún proporcionará tamaños de muestra lo suficientemente grandes para obtener resultados relevantes.

jaula de piscifactoría

Imagen: Si bien el marcado es muy prometedor, es necesario mejorarlo para salvaguardar el bienestar de los peces marcados en la acuicultura. Imagen: Getty Images

También tienen recomendaciones para futuras investigaciones de etiquetado para refinar el procedimiento de etiquetado alentando a los investigadores a:

• Registrar cuidadosamente el procedimiento de colocación de la etiqueta, incluida información importante como las dimensiones de la etiqueta, la temperatura del agua y el tipo de anestésico utilizado;

• Proporcionar información sobre cualquier efecto físico del marcado, como si los peces presentan inflamación cerca del sitio de fijación de la etiqueta;

• Comparar el comportamiento de los peces marcados y sin marcar a lo largo del experimento;

• Informar cuántos peces marcados y cuántos peces sin marcar murieron durante el experimento.

Proporcionar esta información debería permitir a los investigadores determinar si las etiquetas están afectando negativamente el bienestar y la supervivencia de sus peces experimentales, y si es una buena idea utilizar datos de peces etiquetados para hacer suposiciones sobre peces no etiquetados.

Los resultados de la investigación arrojan luz sobre una práctica que está ganando popularidad, pero que necesita mejoras considerables para garantizar que sea un método seguro para los peces, que también produce resultados fiables.

A medida que la tecnología de marcado se vuelva más barata y sofisticada, las etiquetas seguirán siendo una opción popular entre los científicos que investigan peces de piscifactoría. Si bien el marcado es muy prometedor, necesita una mejora significativa para salvaguardar el bienestar de los peces marcados en la acuicultura.

Los hallazgos han sido publicados en la revista Reviews in Aquaculture: Tag use to monitor fish behaviour in aquaculture: a review of benefits, problems and solutions

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×

Subscríbete a las últimas noticias, es gratis.