El dilema de las subvenciones a la pesca y la salud de los océanos

pesquero industrial

El 90 por ciento de las poblaciones globales de peces están totalmente explotadas o sobrepescadas

Poner fin a miles de millones en subvenciones a la pesca podría mejorar las poblaciones de peces y la salud de los océanos

Las capturas mundiales de pescado están fluctuando cerca de los niveles más altos jamás registrados, mientras que nunca ha sido menor la fracción de las poblaciones de peces que son sostenibles. Sin embargo, en 2018 los gobiernos gastaron 22 mil millones de dólares de dinero público en dañinos subsidios pesqueros.

Estos subsidios dañinos financian la construcción de nuevos barcos pesqueros o reducen el costo del combustible, por ejemplo. Aumentan la capacidad de pesca al reducir los costos, lo que aumenta el riesgo de sobrepesca. En resumen, limitan nuestra capacidad para gestionar nuestras pesquerías de forma sostenible.

Su escala e impacto significa que la reforma internacional de los subsidios a la pesca es ahora una necesidad, y puede ser la acción global más grande que podamos tomar para asegurar un océano abundante. A finales de este mes, la Organización Mundial del Comercio (OMC) continuará sus negociaciones sobre las subvenciones a la pesca. Estas negociaciones comenzaron en 2001 y están destinadas a incorporarlas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS).

El investigador pesquero Daniel Skerritt cree que establecer normas internacionales sobre subvenciones a la pesca sería un paso importante hacia la reconstrucción de un océano abundante. Reduciría la desigualdad en el comercio internacional de pescado y ayudaría a detener la sobrepesca.

¿Por qué existen los subsidios pesqueros perjudiciales?

Históricamente, los subsidios se consideraban cosas buenas que permitían a los gobiernos implementar nuevas políticas. Cada subsidio se introdujo por una razón específica, ya sea para beneficiar a un subconjunto de individuos o a la sociedad en su conjunto.

Tres amplios argumentos apoyan los subsidios: abordar cuestiones de equidad social y preocupaciones de conservación, e incentivar el crecimiento económico.

Los subsidios para respaldar el crecimiento económico fueron importantes alguna vez para garantizar la seguridad alimentaria e impulsaron la expansión de la pesca de la posguerra y la reciente industrialización de las pesquerías de las naciones en desarrollo.

Sin embargo, los temores de escasez de alimentos en muchas naciones han disminuido en gran medida, y el 90 por ciento de las poblaciones globales de peces están totalmente explotadas o sobrepescadas, lo que significa que se han pescado al máximo, o más allá. Como tal, los argumentos del crecimiento económico ya no existen, al menos no para las naciones desarrolladas.

Algunas subvenciones centradas en la conservación pueden resultar beneficiosas. Por ejemplo, se pueden utilizar subvenciones para restaurar las poblaciones agotadas liberando peces cultivados o para financiar la adopción de métodos de pesca más benignos.

Pero la investigación ha proporcionado una mayor comprensión del impacto general y la eficacia de las subvenciones a la pesca. La mayoría se considera ahora dañina y la mayoría existe por razones políticas: para reducir los costos de pesca y retrasar los inevitables impactos económicos y sociales de la sobrepesca.

¿Cómo se relacionan las subvenciones a la pesca con otros Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Las preocupaciones sobre las subvenciones a la pesca no son nuevas. En 1776, Adam Smith escribió sobre las subvenciones británicas a la pesca del arenque que se proporcionaban proporcionalmente a la eslora de los barcos. Su intención era promover las exportaciones. En cambio, llevaron a embarcaciones más grandes, elevaron los precios locales de los alimentos y diezmaron las pesquerías escocesas en pequeña escala.

Poco ha cambiado en 250 años. Los buques más grandes todavía reciben la mayor parte del botín. Muchos de estos barcos son originarios de países ricos pero pescan en aguas de países más pobres, lo que transfiere el riesgo de sobrepesca a aquellos que menos pueden permitírselo. El último estudio de Daniel Skerritt y sus colegas estima que un tercio de los subsidios proporcionados por las naciones pesqueras más grandes se destinan a la pesca en aguas de otros países.

Los ODS de la ONU se establecieron para abordar muchos de estos problemas globales y lograr un futuro más sostenible. Pero los subsidios a la pesca hacen que los ODS sobre sostenibilidad de los océanos, pobreza y hambre sean difíciles, si no imposibles, de lograr.

Las nocivas subvenciones a la pesca dañan las poblaciones de peces, socavan la viabilidad económica de los pequeños productores y ponen en peligro los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria de las comunidades costeras. Es fundamental que las negociaciones de la OMC tengan éxito.

¿Cuál es la situación de las negociaciones de la OMC?

Ngozi Okonjo-IwealaLas negociaciones comenzaron en 2001, con vagos objetivos de "aclarar y mejorar" las normas existentes sobre subvenciones. Sin embargo, no se logró ningún progreso significativo, excepto en la definición de los subsidios pesqueros, hasta que los esfuerzos se revitalizaron en 2015, cuando los ODS se enfocaron específicamente en la eliminación de los subsidios perjudiciales, mediante la conclusión de las negociaciones de la OMC.

Seis años después, alentado por la nueva Directora General de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala (imagen derecha), se está alcanzando un acuerdo. El 11 de mayo de 2021 se hizo público un borrador de acuerdo, el primero desde 2007. Sin embargo, el texto sigue siendo negociable y debe ser acordado por los 164 ministros en las conversaciones del 15 de julio.

¿Cuáles son los puntos clave del borrador del texto y las próximas conversaciones?

Básicamente, el proyecto propone tres categorías de subvenciones prohibidas, las que apoyan la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) (artículo 3.1); las que afectan a las poblaciones sobreexplotadas (artículo 4.1); o las que dan lugar a sobrecapacidad y sobrepesca (artículo 5.1).

Esto puede parecer sencillo. Pero las diversas complejidades políticas, económicas, culturales y prácticas plantean desafíos reales. ¿Cómo se determinan las prácticas perjudiciales y quién las determina?

El artículo que aborda la pesca INDNR carece de impacto. Las actividades INDNR son secretas y oscuras. Eliminar los subsidios a los pescadores INDNR conocidos eliminaría solo una pequeña parte del total y probablemente no tendrá ningún impacto en la sostenibilidad.

El artículo que trata sobre las poblaciones sobreexplotadas puede tener un mayor impacto, pero continúan los debates sobre quién decide si una población está sobreexplotada. Sorprendentemente, se conoce el estado de unas pocas poblaciones: en el Mediterráneo central, por ejemplo, menos del dos por ciento de los desembarques proceden de poblaciones evaluadas. Las evaluaciones de stock son técnicamente exigentes y costosas.

El artículo que trata sobre la sobrecapacidad y la sobrepesca realmente podría acabar con las subvenciones perjudiciales a la pesca. Sin embargo, es el menos desarrollado. En su estado actual, incluye una lista prometedora de tipos de subvenciones que deben prohibirse.

Pero también incluye una laguna que permite los subsidios si existen medidas para mantener sostenibles las existencias. No está claro qué medidas calificarían o dónde recaería la carga de la prueba. ¡Esta escapatoria podría quitarle los dientes a la única regla que podría morder!

pesquería artesanal

¿Cuáles son los posibles resultados?

Las conversaciones de la OMC requieren un precario equilibrio entre apaciguar los diversos intereses de los miembros y garantizar que las reglas sean efectivas y prácticas. Skerritt es cautelosamente optimista de que se llegará a un acuerdo, en particular para los artículos sobre pesca INDNR y sobrepesca. Sin embargo, le sigue preocupando que las lagunas hagan que sea ineficaz el artículo sobre el exceso de capacidad y la sobrepesca. "Requerimos los tres artículos para lograr una pesca sostenible a nivel global", dice Skerritt.

Si bien no queremos ver la inclusión de lagunas generales, cualquier acuerdo contendrá un trato especial para las naciones en desarrollo.

Este tema es delicado y complejo. Skerritt cree que la sostenibilidad a largo plazo solo se puede lograr si todas las naciones tienen autonomía sobre sus recursos. Actualmente, muchas naciones en desarrollo celebran acuerdos desfavorables en los que las naciones ricas capturan peces que las naciones anfitrionas no pueden. Las subvenciones pueden ser necesarias para que algunas naciones desarrollen sus pesquerías.

Sin embargo, tales exenciones no deben ser perpetuas ni ampliarse para incluir la pesca industrial. Y como incluso los pequeños subsidios pueden ser perjudiciales, las naciones en desarrollo deben financiar el desarrollo de la flota de manera que no socaven la sostenibilidad.

La realidad de la historia, sin embargo, sugiere que no se logrará un resultado final en julio. Se requerirán más conversaciones para finalizar el artículo 5 y, por lo tanto, el acuerdo en sí.

¿Es mejor un acuerdo que ningún acuerdo?

Cualquier acuerdo es un resultado positivo si reduce la provisión global de subsidios pesqueros perjudiciales. Incluso un acuerdo diluido proporciona una plataforma para reglas futuras más progresistas. La investigación muestra que la reducción de la capacidad pesquera en línea con la disponibilidad de recursos podría generar más peces, generar más puestos de trabajo y sacar a millones de personas del hambre.

Sin embargo, se debe monitorear y hacer cumplir la adherencia a las nuevas reglas, particularmente porque los subsidios son muy complejos y su información a menudo vaga o imprecisa. Las futuras batallas girarán en torno a cuestiones de información transparente y la eficacia medida del acuerdo.

Lo importante es que la OMC pueda llegar a un consenso y podamos dar un paso importante, por pequeño que sea, hacia la reconstrucción de las poblaciones de peces para las comunidades que dependen de ellos.

El artículo "Tracking Harmful Fisheries Subsidies (Rastreando las subvenciones pesqueras perjudiciales)" [PDF] de Daniel Skerritt y coautores se publicó en Oceana.

Este artículo se ha republica desde The Conversation con una licencia de Creative Commons. Lee el artículo original en inglés: Putting an end to billions in fishing subsidies could improve fish stocks and ocean health

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

×
Recibe gratis nuevos artículos por email: