Dejemos que se hunda más carbono con los peces

banco de atunes

Los peces caen al lecho marino cuando mueren, secuestrando carbono en las profundidades

La pesca genera parte de algunas preocupaciones ambientales, pero las emisiones de carbono rara vez se encuentran entre ellas.

Gaël Mariani, candidato a doctorado en ecología marina en la Universidad de Montpellier en Francia, se preguntaba si las pesquerías oceánicas podrían emitir más carbono de lo que se podría pensar. Específicamente, estaba investigando procesos marinos naturales que los legisladores podrían aprovechar para secuestrar el exceso de carbono, cuando sintió curiosidad por saber si las capturas estaban provocando un cortocircuito en uno de esos procesos: la bomba de carbono que se activa cuando los peces mueren naturalmente en el océano, en lugar de capturarse con redes y anzuelos.

La mayoría de los cadáveres marinos, incluidos los peces, caen al lecho marino. (Las ballenas muertas se conocen como "caídas de ballenas", y trozos más pequeños de organismos en descomposición caen como "nieve marina"). Este movimiento canaliza algo de carbono fuera de la capa superior del océano y lo secuestra en las profundidades durante cientos, incluso miles, de años. Pero, ¿y si se capturan los peces?

Mariani y sus colegas estudiaron las capturas globales de grandes peces como rayas, atunes, marlines y tiburones de 1950 a 2014. Descubrieron que la biomasa pura de todos esos peces correspondía a 37,5 millones de toneladas de carbono que terminaron en la atmósfera.

secuestro de carbono por los peces

Imagen: Extracción total de carbono azul de grandes peces desde 1950. Destino del carbono azul y emisiones asociadas (A). Carbono azul extraído por taxón (B) y por sector pesquero (C).

Si esos peces hubieran permanecido en el océano, aunque algunos se hubieran comido y su biomasa hubiera permanecido en la parte superior del océano, se habría almacenado en el lecho marino más de la mitad de su carbono constituyente. (Si te lo estás preguntando, una tonelada de dióxido de carbono llenaría un cubo del tamaño de una casa de tres pisos).

Esta breve animación desglosa el proceso.

Críticamente, Mariani también descubrió que casi la mitad de estos peces fueron capturados por pesquerías que no son rentables sin los subsidios gubernamentales.

Boris Worm, biólogo marino de la Universidad de Dalhousie en Nueva Escocia, dice que si bien los totales de Mariani no son tan grandes en comparación con las emisiones de carbono de otros sectores, para él los subsidios significan que los costos y beneficios de la industria de la pesca de altura deben reconsiderarse, tanto desde el punto de vista ecológico como económico. "No está alimentando al mundo", dice.

impacto de subsidios a la pesca

Imagen: Impacto de los subsidios gubernamentales en la extracción de carbono azul en alta mar. Porcentaje de carbono azul extraído en áreas rentables y áreas no rentables sin subsidios (A), y con subvenciones (B). Variabilidad espacial de la extracción de carbono y viabilidad económica sin subsidios (C) y con subsidios (D).

Worm señala otra razón más allá del secuestro de carbono para dejar hundirse a los peces. "También aportan carbono a una comunidad que también está increíblemente hambrienta de alimentos", dice.

Eso es importante porque el cambio climático está reduciendo los nutrientes que llegan a las profundidades marinas a través de tendencias globales como un cambio a condiciones que favorecen a las especies de plancton más pequeñas, y una mayor estratificación entre las capas oceánicas de modo que los cambios en la salinidad y la temperatura se conviertan en barreras físicas para los nutrientes que se hunden.

Por lo tanto, si bien la contabilidad de las caídas de peces no puede reemplazar los beneficios de los recortes de emisiones, contar el carbono de los atunes caídos o los tiburones senescentes podría informar una mejor política pesquera y dar como resultado un poco menos de carbono en el aire y algunos nutrientes más en las profundidades.

Referencia científica: Let more big fish sink: Fisheries prevent blue carbon sequestration—half in unprofitable areas

Nota: Una versión de este artículo se publicó en noviembre de 2020: Dejemos que se hundan más peces grandes: puede ayudar a abordar el cambio climático

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar