Clicky

especies de arrecife sobreexplotadas

Se necesitarían 22 años para alcanzar el equilibrio en el que fuera posible una captura sostenible

Un nuevo estudio dirigido por científicos de la Escuela Rosenstiel de Ciencias Marinas y Atmosféricas de la Universidad de Miami (UM) encontró evidencia concreta de que más del 85 por ciento del mero y el pargo estudiados están sobreexplotados como resultado directo de la creciente demanda humana de productos del mar.

El equipo de investigación analizó 30 años de datos de población de 15 especies de peces de arrecifes de coral importantes para las pesquerías comerciales y recreativas del sur de Florida utilizando su marco de análisis de riesgo basado en la longitud (LBRA).

Descubrieron que tres de las cinco especies de meros, las ocho especies de pargos y dos roncos analizados estaban por debajo del 40 por ciento de la relación mínima de potencial de desove, una regulación necesaria para sostener las poblaciones de peces.

Para el mero negro, al aumentar el tamaño mínimo de captura actual de 24 pulgadas (61 cm) a 44 pulgadas (110 cm), la población reproductora crecería hasta el 40 por ciento, lo suficientemente grande como para producir una cantidad significativa de nuevos juveniles. Se necesitarían aproximadamente 10 años para que la población se recupere hasta un punto en el que sea mínimamente sostenible y 22 años para alcanzar el equilibrio en el que sea posible una captura sostenible.

"La situación es análoga a su cuenta bancaria", dijo el autor principal del estudio, Jerald Ault, profesor de ciencias y políticas ambientales en la Escuela Rosenstiel de la UM. "Es decir, sin un significativo saldo de cuenta, en este caso el pez en el agua, no puede obtener un interés significativo: cantidades significativas de peces grandes para capturar, pero también para desovar y reponer el arrecife".

El estudio, "Length-based risk analysis of management options for the southern Florida U.S. multispecies coral reef fish fishery", publicado en la revista Fisheries Research, proporciona un modelo para equilibrar efectivamente la producción pesquera (cuántos peces se extraen del mar) para reducir la sobrepesca y proteger estas valiosas poblaciones de peces ahora y en el futuro.

Imagen de cabecera: Tres de las cinco especies de meros (izquierda), las ocho especies de pargos (derecha) y dos de roncos (fondo) analizadas estaban por debajo del 40 por ciento de la relación mínima de potencial de desove, una regulación necesaria para sostener las poblaciones de peces. Crédito: Jiangang Luo

 
Recibe gratis nuevos artículos por email:

National Geographic
Inicia sesión para suscribirte en Youtube

Adivinas ¿qué es?

Foto oculta

Enlaces y recursos