El Área Marina Protegida más grande del mundo beneficia a los peces y a los pescadores

atún de aleta amarilla

En aguas cercanas ha aumentado la tasa de captura de atún de aleta amarilla en un 54%

Un estudio publicado en la revista Science muestra por primera vez que las zonas prohibidas a la pesca cuidadosamente ubicadas pueden ayudar a restaurar los atunes y otras especies de grandes e icónicos peces.

Es bien sabido que las zonas prohibidas a la pesca pueden beneficiar a la vida marina sedentaria, como los corales o la langosta; pero hasta ahora se suponía que ningún área marina protegida (AMP) podría ser lo suficientemente grande para proteger especies que viajan largas distancias, como los atunes.

Este beneficio es una buena noticia no solo para el medio ambiente, sino también para la industria global de la pesca del atún, que genera $40 mil millones en ingresos cada año y respalda millones de puestos de trabajo en todo el mundo.

barcos de pesca en Honolulu

Imagen: Barcos de pesca al amanecer en el puerto de Honolulu. Crédito: Sarah Medoff

"Mostramos por primera vez que una zona de no pesca puede conducir a la recuperación y el desbordamiento de una especie migratoria como el atún patudo", dijo el coautor John Lynham, profesor en el Departamento de Economía de la Universidad de Hawái en la Facultad de Ciencias Sociales de Manoa.

Usando datos recopilados por observadores científicos a bordo de barcos de pesca, el estudio encontró que la zona de no pesca más grande del mundo, el Monumento Nacional Marino Papahānaumokuākea, ha aumentado en aguas cercanas la tasa de captura de atún de aleta amarilla en un 54%; las tasas de captura de atún patudo aumentaron un 12%; las tasas de captura de todas las especies de peces combinadas aumentaron un 8%.

El tamaño de esta zona protegida, casi cuatro veces el tamaño de todo el territorio de California, y el aparente comportamiento de búsqueda de algunas especies de atún en la región probablemente desempeñaron un papel en los efectos positivos observados.

área marina protegida de Hawái

Imagen: La zona de no pesca más grande del mundo beneficia a los peces y a los pescadores. Crédito: Sarah Medoff

La coautora Jennifer Raynor, profesora del Departamento de Ecología Forestal y de Vida Silvestre de la Universidad de Wisconsin-Madison, dijo: "Durante los últimos 30 años, hemos aprendido que los atunes no se aventuran tan lejos de casa como alguna vez pensamos. Las islas hawaianas son un criadero de atún aleta amarilla, y resulta que muchos de estos peces se quedan en la región".

Aparte de su importancia económica, el atún de aleta amarilla y el atún patudo (también conocido como ʻahi) han ocupado durante mucho tiempo un lugar central en la cultura y la dieta de Hawái.

La coautora Sarah Medoff, investigadora de la Escuela de Ciencias y Tecnología de la Tierra y los Océanos de la Universidad de Hawái en Manoa, dijo: "Al haber nacido y crecido en Hawái, sé lo importante que es el 'ahi para la comunidad. No es solo algo que se come en elegantes restaurantes de sushi, es el punto central de reuniones familiares, bodas, cumpleaños, ceremonias de graduación y fiestas de fin de año. Es tranquilizador saber que el Monumento protege este recurso para mis propios hijos y para las generaciones futuras".

Papahānaumokuākea se creó en 2006 y se amplió en 2016 para proteger los recursos biológicos y culturales, no específicamente para generar beneficios para la pesca local de atún. Los hawaianos nativos consideran que el área es sagrada y el Monumento está coadministrado por hawaianos nativos, el estado de Hawái y el gobierno federal.

Según Kekuewa Kikiloi, profesor asociado del Centro Kamakakūokalani de Estudios Hawaianos de la Universidad de Hawái en Manoa, que no participó en el estudio, "Esta investigación de Medoff et al. reafirma el valor de las áreas marinas protegidas a gran escala en el Pacífico. Las protecciones por las que lucharon los nativos hawaianos y otras partes interesadas para Papahānaumokuākea sirven para beneficiar a todos, incluidos los intereses pesqueros".

Artículo científico: Spillover benefits from the world’s largest fully protected MPA

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero su lectura es gratuita. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a colaborar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar

Boletín de suscripción

Creemos que el gran periodismo tiene el poder de hacer que la vida de cada lector sea más rica y satisfactoria, y que toda la sociedad sea más fuerte y más justa.

Recibe gratis nuevos artículos por email: