updated 7:53 PM CEST, Sep 22, 2017

Pesca sostenible, peces para el futuro

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Pesca sostenible, peces para el futuro - 5.0 out of 5 based on 3 votes

pesca sostenible

Con tecnología y gestión de la pesca, la mayoría de las pesquerías pueden ser sostenibles

El pescado se respeta en todo el mundo, en muchas y diversas culturas, como una importante fuente de proteínas y grasas saludables. Durante miles de años, la gente ha pescado para alimentar a sus familias y las comunidades locales.

La pesca sostenible garantiza que habrá para el futuro poblaciones de vida marina y de agua dulce. Los ambientes acuáticos son el hogar de innumerables especies de peces e invertebrados, la mayoría de los cuales se consumen como alimento. (Otros son capturados por razones económicas, como las ostras que producen perlas usadas en joyería).

La demanda de pescados y mariscos y los avances en la tecnología han llevado a prácticas de pesca que están agotando las poblaciones de peces y mariscos en todo el mundo. Los pescadores capturan cada año más de 77.000 millones de kilogramos de vida silvestre marina. Los científicos temen que de seguir pescando a este ritmo pronto podría dar lugar a un colapso de las pesquerías mundiales. Para seguir confiando en el océano como fuente importante de alimentos, los economistas y los conservacionistas dicen que necesitaremos emplear prácticas pesqueras sostenibles.

Consideremos el ejemplo del atún rojo. Este pez es uno de los más grandes y más rápidos de la Tierra. Es conocido por su deliciosa carne, que a menudo se disfruta cruda, como sushi. La demanda de este pez en particular ha resultado en precios muy altos en los mercados y ha amenazado a su población. La población reproductora actual de atún rojo se calcula entre el 21 y el 29 por ciento de su población en 1970.

pesca con red de cerco y derivaDesde entonces, los pescadores comerciales han capturado atún rojo utilizando la pesca con redes de cerco y el palangre. La pesca con redes de cerco utiliza una red para reunir a los peces y luego envolverlos tirando del cordón de la red. La red puede recoger muchos peces a la vez, y se suele usar para capturar bancos de peces o aquellos que se reunen para desovar. El palangre es un tipo de pesca en la cual una línea muy larga - de hasta 100 kilómetros - se fija y se arrastra detrás de un barco. Estas líneas tienen miles de anzuelos cebados unidos a líneas más pequeñas que se extienden hacia abajo.

Tanto el cerco como el palangre son métodos eficaces de pesca. Estas técnicas pueden capturar cientos o miles de peces a la vez.

Sobrepesca

sobrepesca en el Mediterráneo

Atrapar tantos peces a la vez puede resultar en una recompensa inmediata para los pescadores. Sin embargo, pescar de esta manera siempre deja pocos peces de una especie en el océano. Si una población de peces es pequeña, no puede reponerse fácilmente mediante la reproducción.

Capturar la vida silvestre marina más rápido de lo que las poblaciones pueden reproducir se conoce como sobrepesca. Las redes de cerco, el palangre y muchos otros tipos de pesca también pueden resultar en una gran cantidad de captura incidental, la captura de especies no deseadas. Los palangres destinados a la captura de atún rojo, por ejemplo, pueden atrapar aves, tortugas marinas y otros peces como el pez espada.

Otra especie de peces que ha sido sobrepescada es la lubina chilena, a veces llamada austromerluza patagónica. En los años 90 este pescado llegó a ser extremadamente popular en restaurantes de los Estados Unidos y de otros países, causando un aumento de la demanda. El pez es nativo del Océano Pacífico Sur y del Océano Atlántico Sur, típicamente capturado por palangre en aguas internacionales. La pesca en esta zona está regulada por acuerdos internacionales, que son muy difíciles de hacer cumplir. La pesca ilegal - en este caso la captura de peces en números muy por encima de los límites establecidos internacionalmente - se generalizó. El número de peces capturados y el tamaño medio de los peces disminuyeron, lo que condujo a precios aún más altos y un mayor incentivo para la pesca ilegal. La lubina chilena es un pez de larga vida (hasta 50 años) de lento crecimiento. La lubina más pequeña es probable que sea más joven, y puede que todavía no haya engendrado. A medida que los pescadores atrapaban lubina más pequeña, se hizo improbable la reposición saludable de la población.

pesca ilegal de lubina chilena

A comienzos de los años 2000, cientos de cocineros estadounidenses se unieron a una campaña para "No consumas lubina chilena (Take a Pass on Chilean Sea Bass)", con la esperanza de dar tiempo a la pesquería a recuperarse. Hoy en día, la importación de lubina chilena en los Estados Unidos está altamente regulada por el Servicio Nacional de Pesca Marina, pero la pesca ilegal continúa.

La sobrepesca también ocurre en los ecosistemas de agua dulce. El Mar Caspio, por ejemplo, alberga el esturión beluga, un pez grande y de crecimiento lento. El esturión beluga puede crecer hasta 4,5 metros y 1,115 kilogramos. Tarda unos 20 años en llegar a la madurez, momento en el que las hembras liberan sus huevos (llamados huevas), aunque sólo lo hacen cada tres o cuatro años. El esturión beluga es más conocido por sus huevas - también conocidas como caviar. De hecho, el esturión del Mar Caspio es la fuente de cerca del 90 por ciento del caviar del mundo. Los peces son lentos y presa fácil para los pescadores. Cuando se cosechan sus huevas, los peces no pueden mantener sus poblaciones.

pesca antigua de esturión beluga

Las normas regulan la cosecha e importación de caviar en países de todo el mundo, pero la pesca ilegal y la demanda internacional son enormes amenazas. La población de peces sigue disminuyendo.

Prácticas de pesca sostenibles

Hay maneras de pescar de forma sostenible, lo que nos permite disfrutar de los productos del mar asegurando que las poblaciones permanezcan para el futuro. En muchas culturas indígenas la gente ha pescado de manera sostenible durante miles de años. Las prácticas de pesca sostenibles actuales reflejan algunas lecciones aprendidas de estas culturas.

Tagbanuas pescan un pulpo

En Filipinas, los Tagbanua han empleado tradicionalmente prácticas pesqueras que simultáneamente cosechan y mantienen poblaciones de peces. Siguen siguiendo estas prácticas hoy. Los tagbanuas pescan especies específicas sólo durante ciertas épocas del año, determinadas por las mareas y la luna, permitiendo que las poblaciones de peces se repongan. Dejan a un lado ciertas áreas, como los arrecifes de coral, lugares protegidos en los que la pesca está prohibida. Cuando pescan, estos pescadores tradicionales utilizan principalmente métodos de anzuelo y línea, capturando sólo lo que necesitan para alimentarse a sí mismos y a sus comunidades. Un estudio de 2007 elogió las prácticas tradicionales Tagbanua como una manera de prevenir lesiones y muerte a los delfines de Irrawaddy locales, que se enredan en artes de pesca más modernos como redes y trampas.

Las culturas polinesias tradicionales del Pacífico Sur también han confiado siempre en los recursos del océano. Sus prácticas de pesca históricas más comunes eran la pesca con anzuelo y línea, la pesca submarina y el lanzamiento de redes (esparavel). Los anzuelos construidos de hueso, concha o piedra fueron diseñados para capturar especies específicas. Los pescadores también fabrican lanzas de 2 metros. Se sumergen bajo el agua o tiran la lanza a los peces desde arriba, dirigiéndose nuevamente a animales específicos. Los esparaveles fueron utilizadas por pescadores que trabajaban individualmente o en grupos. Los esparaveles pueden ser lanzadas desde la costa o canoas, capturando grupos de peces. Todos estos métodos apuntan al pescado necesario para las familias de los pescadores y las comunidades locales.

pesca con esparavel

Algunas de estas prácticas de pesca sostenibles todavía se utilizan hoy. Los nativos de Hawai practican la pesca con red de proa y la pesca submarina. La pesca submarina moderna se practica en todo el mundo, incluso en América del Sur, África, Australia y Asia. En muchos casos, los arpones se utilizan ahora para impulsar la lanza bajo el agua. La pesca submarina es una popular actividad recreativa en algunas áreas de los Estados Unidos, incluyendo Florida y Hawaii. Este método de pesca se considera sostenible porque se dirige a un pez a la vez y resulta en muy poca captura incidental.

Si alguna vez has ido a pescar, lo más probable es que hayas utilizado una caña y un carrete. Este método de pesca es una versión moderna del tradicional anzuelo y línea. Cañas y carretes vienen en diferentes formas y tamaños, lo que permite a los pescadores recreativos y comerciales dirigirse a una amplia variedad de especies de peces en agua dulce y salada. Los diferentes tipos de cañas y carretes, junto con diferentes lugares y cebo, permiten a los pescadores capturar peces pelágicos como el pez vela, habitantes del fondo como la platija, y especies de agua dulce como el bagre y la trucha. La pesca con caña y carrete resulta en menos captura incidental porque las especies no objetivo pueden ser liberadas inmediatamente. Además, sólo un pez es capturado a la vez, evitando la sobrepesca. Para los pescadores comerciales, la pesca con cañas y carretes es una alternativa más sostenible al palangre.

pesca con caña

Otra forma de evitar la sobrepesca y la captura incidental es simplemente abstenerse de comer pescado y otros mariscos. La Dra. Sylvia Earle, reconocida científica marina y National Geographic Explorer-in-Residence, sugiere que la gente necesita tomarse un descanso de comer pescado hasta que aprendamos mejor cómo mantener peces y poblaciones de vida silvestre saludables.

"Personalmente he dejado de comer pescados y mariscos", explicó a National Geographic. "Yo sé demasiado. Sé que cada pescado cuenta en este punto. Algunos más que otros, pero ya no puedo soportar la idea de comer atún sabiendo en qué apuros está actualmente. Si valoramos absolutamente el océano y la salud del océano, debemos entender que los peces son críticos para mantener la integridad de los sistemas oceánicos, lo que a su vez hace que el planeta funcione".

Gestión de la pesca

gestión de la pesca

Muchas personas, comunidades y naciones continúan dependiendo de los peces y otras especies acuáticas como fuente de alimentos y materias primas. Para mantener las poblaciones de peces, debemos reducir la sobrepesca y las capturas incidentales mediante la ordenación pesquera. Gestionar las poblaciones de peces no es una tarea fácil. Requiere cooperación en todos los niveles del gobierno, desde las comunidades locales hasta las naciones de todo el mundo.

Las naciones son responsables de regular la pesca en sus aguas costeras de 5 a 321 kilómetros (3-200 millas) de tierra. Los municipios locales manejan el océano más cerca de la costa.

Por supuesto, las diferentes partes interesadas tienen diferentes perspectivas sobre las regulaciones pesqueras. Los propios pescadores están interesados en mantener sus medios de subsistencia y asegurar que las poblaciones de peces permanezcan en los próximos años. Los conservacionistas trabajan para proteger los ambientes marinos y de agua dulce, a menudo tratando de prevenir la pesca y otras actividades que eliminan la vida silvestre de sus hábitats. Los ciudadanos regulares quieren seguir comprando los pescados que aman comer. Los científicos se enfocan en asegurar la salud de los ecosistemas de agua salada y dulce.

Las aguas territoriales de una nación no abarcan gran parte del enorme océano. La mayoría de las aguas de la Tierra son "alta mar" - áreas internacionales que no pertenecen a una nación en particular. Regular la pesca en aguas internacionales es complicado. Requiere que las naciones establezcan agendas competitivas y necesidades económicas para acordar enfoques de gestión.

Sin embargo, existen muchos acuerdos internacionales en vigor. Hay 17 Organizaciones Regionales de Gestión Pesquera (OROP), compuestas por naciones que comparten intereses económicos en un área en particular. Cuando las naciones miembros aceptan los reglamentos de las OROP, están sujetas a estas reglas, que pueden incluir límites de captura y especificaciones sobre los tipos de artes utilizados. La evidencia sugiere que estas regulaciones han conducido a la disminución de la captura incidental (como los delfines en las redes de atún), pero el mantenimiento de poblaciones de peces saludables ha seguido siendo un desafío. La imposición de reglamentos pesqueros en alta mar es extremadamente difícil, pero los países miembros han trabajado para abordar el problema de la pesca ilegal y evitar que se importen pescados y mariscos ilegalmente.

captura incidental de una tortuga marina

Una organización que ha demostrado el éxito de la aplicación es la Comisión de Peces Anádromos del Pacífico (NPAFC), que existe principalmente para preservar las existencias de salmón. Los países miembros son Canadá, Japón, Corea del Sur, Rusia y Estados Unidos. La comisión prohíbe la captura de salmón en alta mar, que se realiza principalmente con redes de deriva. Las redes de deriva flotan libremente en las corrientes oceánicas, generalmente cerca de la superficie del mar. Se utilizan para capturar peces como el salmón y las sardinas. Desafortunadamente, estas redes resultan en una gran cantidad de captura incidental, atrapando aves marinas, mamíferos marinos y otras especies no objetivo.

El objetivo de la ordenación pesquera es elaborar reglamentos basados en datos científicos. Estas regulaciones pueden basarse en el conocimiento de las historias de vida de las especies, patrones de migración u otra información.

La pesca de atún rojo, por ejemplo, está altamente regulada en los Estados Unidos y en Europa con redes de pesca en determinados periodos del año. En los Estados Unidoso los pescadores sólo pueden capturar esta especie con una caña y carrete o arpón lanzado a mano. Esta regulación asegura que sólo pueden capturar un pez a la vez. Para ser sacado del océano, un pez debe medir por lo menos 185 centímetros (73 pulgadas). El objetivo de esta regla es dar a los peces la oportunidad de desovar antes de ser capturados. Además, sólo puede ser capturado cada año un cierto tonelaje de peces. Una vez alcanzada esa cuota, la pesquería está cerrada para la temporada. Reglas como éstas toman en consideración la biología y la historia natural de una especie de pez con el fin de mantener las poblaciones para el futuro.

Consumidores

Seafood Watch consumer guide

Como consumidores podemos escoger pescados y mariscos de una pesca bien manejada y sostenible. Para ello, debemos educarnos sobre de dónde viene nuestro pescado y cómo es capturado. Recursos como la Seafood Decision Guide, Seafood Watch o la guía de pescado de temporada de Greenpeace, nos pueden ayudar a tomar las mejores decisiones para el futuro de nuestro océano.

El resto de la lucha es que los responsables políticos deben considerar las necesidades de los consumidores, los medios de subsistencia de los pescadores y los datos de los científicos mientras miran hacia el futuro.


Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar