La acuicultura no reduce la presión sobre los peces silvestres

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

piscifactoría

En todo caso, el aumento de peces criados en granjas ha aumentado nuestro apetito por el pescado

La acuicultura se promueve a menudo como una alternativa sostenible a la captura de peces silvestres, una forma de reducir la presión sobre las poblaciones sobreexplotadas al tiempo que proporciona proteínas asequibles y necesarias para las dietas de las personas.

Es un argumento presentado por importantes organizaciones internacionales como el Banco Mundial y la Organización Intergubernamental para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Pero, según una nueva investigación, es un argumento que no se sostiene.

"Nuestros hallazgos sugieren que la acuicultura que se está sumando a la producción de pescado, no tiene ningún efecto de conservación", dice Stefano Longo, un científico social que estudia las interacciones entre los sistemas humanos y ecológicos en la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Longo y sus colegas utilizaron modelos estadísticos para analizar la producción mundial de acuicultura y las capturas de peces silvestres desde 1970 hasta 2014. Compararon el peso total de la producción acuícola con el peso total per cápita de peces capturados en la naturaleza. Descubrieron que los aumentos en la producción acuícola no permitieron que se capturaran menos peces silvestres, y podrían haber contribuido a una mayor demanda de pescados y mariscos.

El efecto es similar a la forma en que la introducción de bombillas LED de bajo consumo no dio lugar a la reducción esperada en el uso total de energía; en cambio, las personas simplemente usaron más bombillas, ya que eran más baratas de usar.

"Es falsa la noción de que la acuicultura es sostenible y ayuda a conservar las especies marinas", dice Longo. "Eso no es lo que está haciendo. Está produciendo una mercancía para el consumo".

Una de las razones principales de la falta de cualquier efecto de sustitución con la acuicultura, dice Longo, es que muchas especies de piscifactoría, como el salmón y el atún rojo, son los principales depredadores, por lo que su cultivo requiere alimentos hechos de otros peces.

peces salvajes a la ventaIncluso si el cultivo de salmón significa que se está capturando menos salmón salvaje, una idea que Longo no investigó, pero que no es en absoluto cierta, la producción de salmón todavía requiere más peces cebo, como el arenque, que se capturan para alimentarle.

"Es posible que no estemos comiendo tanto salmón salvaje pero, a nivel social, la producción de salmón se convierte en una avenida para aumentar el consumo de pescado", dice Longo.

Melanie Wiber, una antropóloga que estudia acuicultura en la Universidad de New Brunswick, dice que estos resultados no son sorprendentes para quienes saben mucho sobre cómo funciona la acuicultura.

"Hay una creciente conciencia de que la acuicultura puede no ser una fuente sostenible de producción de proteínas, y mucho menos que debe reemplazar a las mejores fuentes de proteínas silvestres", dice. Pero, agrega, la idea no es bien entendida por el público o, de hecho, por muchas organizaciones internacionales.

Las compañías de acuicultura son conscientes de esta crítica, dice Wiber, y están tratando de desarrollar fuentes de alimentos más sostenibles para sus peces de piscifactoría. "Pero es difícil coger a un depredador marino superior y alimentarlo con harina de soja", dice Wiber.

Longo subraya que no es la tecnología de la acuicultura lo que es problemático, sino cómo se ha utilizado.

“El objetivo es producir y vender tanto como sea posible, así es como funciona la economía. Se basa en el crecimiento, no en la conservación", dice. "La acuicultura puede ser un aspecto de la creación de un sistema alimentario más sostenible, pero simplemente no se ha empleado de esa manera".

Artículo científico: Aquaculture and the displacement of fisheries captures

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar