updated 10:44 PM CEST, Sep 29, 2016

Población de atún del Pacífico puede colapsar en cualquier momento

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

banco de atún de aleta azul del Pacífico

Los investigadores advierten que la confianza en la salud del stock podría estar fuera de lugar

Más del 70% de atún aleta azul del Pacífico capturado ahora son menores de un año

comiendo sushi en Japón Los números del atún de aleta azul del Pacífico (Thunnus orientalis) pueden estar a punto de seguir el mismo camino que los de sus primos del Atlántico y el Mediterráneo. La población de este pez en el Pacífico se pensaba que no estaba en peligro de extinción. Pero los informes oficiales de los tamaños de las poblaciones han pasado por alto los cambios en las prácticas de pesca que podrían significar que están hacia el descarrilamiento, según los últimos estudios realizados.

En el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo, la pesca ha causado que las poblaciones de atún caigan por debajo del 15% de sus niveles históricos. Aun así, un intento de este año para prohibir el comercio de estos peces no obtuvo la aprobación internacional en una reunión en marzo de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, véase "El atún rojo condenado a muerte por la ONU").

Por el contrario, la población del atún de aleta azul del Pacífico (Thunnus orientalis) se había pensado que se mantenía estable, con suficientes peces jóvenes para madurar cada año y sustituir a los capturados. En julio de 2009, un grupo de trabajo del International Scientific Committee for Tuna and Tuna-like Species in the North Pacific Ocean (ISC) concluyó que el reclutamiento de los juveniles a la población "no parece que se han visto negativamente afectados por la tasa relativamente alta de explotación".

Pero el grupo de trabajo reconoció que dada la falta de datos desde el año 2005 la evaluación es muy incierta. Y la creencia de que la población es estable se basa en una falsa suposición de que las prácticas de pesca no han cambiado, dice Toshio Katsukawa, un experto en la pesca de la Universidad de Mie en Tsu City, Japón. Del seguimiento a los pescadores, Katsukawa está más que preocupado, ya que en los últimos años, los barcos han comenzado su orientación a zonas de desove del atún.

Con esta táctica se aumentan las capturas, pero parece dañar la capacidad de cría de los peces. "Si las cosas siguen así, la población del atún rojo del Pacífico será la primera en colapsar el stock, antes que el del Atlántico", dice Katsukawa.

barco pesquero japonés de atún El cambio en las prácticsa de pesca han ido de la mano con un crecimiento en el mercado del atún juvenil, dice Chien Hsu-Chung, un biólogo pesquero de la Universidad Nacional de Taiwan en Taipei. Por ejemplares menores de 10-15 centímetros de largo se pagan 100 dólares cada uno en los mercados japoneses, dice. Por el contrario, los adultos de atún de aleta azul del Pacífico pueden venderse por 100.000 dólares o más, y Katsukawa piensa que los pescadores pudieran obtener más beneficios por la espera para que los peces maduren. En conjunto, más del 70% de la captura de atún rojo del Pacífico es realizada por los pescadores de Japón, donde es muy apreciado el pescado para su uso en el sushi.

Datos del ISC muestran que más del 70% de atún aleta azul del Pacífico capturado ahora son menores de un año, en comparación con alrededor del 60% en la década de 1960, aunque Katsukawa cree que incluso este incremento es una subestimación. Más del 90% de la captura es inferior a los dos años de edad. "La captura cada vez mayor de juveniles está aumentando el riesgo de colapso de la población", dice Hsu. "La población está disminuyendo en todas edades y vemos signos de problemas graves si no se establecen medidas de gestión de inmediato".

En respuesta a preocupaciones sobre la salud de la población, la semana pasada la Japan's Fisheries Agency de Japón  ha propuesto nuevas medidas para controlar y gestionar las poblaciones de atún. En ellas se especifican los límites en el peso de los pescados que cada barco puede coger, restricciones para la mayoría de los barcos de gran tamaño que utilizan redes de cerco para la pesca de los atunes, junto con los nuevos requisitos para otros barcos que informen sobre sus capturas. Y a los acuicultores, que recogen un número cada vez mayor, pero desconocido de  juveniles para criarlos en corrales, se les requerirá que registren y comuniquen sus actividades. La agencia tiene previsto aplicar las restricciones en abril de 2011.

atún rojo del Pacífico Las medidas también requieren una mejor información sobre las poblaciones de juveniles y las zonas de desove, y para el establecimiento de una red internacional de investigadores para estudiar y gestionar las pesquerías de atún rojo del Pacífico. "Para proteger el desove de estas regiones, tenemos que saber dónde están y en que estación se produce. Entonces podemos empezar a hacer restricciones de cómo se los puede pescar y cuando se pueden pescar", dice Yukio Takeuchi, investigador del Instituto Nacional de Investigación de Pesquerías de Ultramar, una sección de la Agencia de Pesca con sede en Shizuoka, Japón, que presidió el informe de los grupos de trabajo del ISC.

Katsukawa dice que las nuevas medidas, "si se hacen efectivas, podrían tener un impacto importante". Pero teme que se llevarán a cabo con demasiada lentitud para atajar una caída irrecuperable. "Podría ocurrir de repente, pero no se verá hasta que ocurra".

Me uno a la pregunta que se hace Elvira Jiménez, de la campaña de Océanos de Greenpeace:

¿Quién capturará el último atún?

Quizás tengamos que conformarnos con réplicas de plástico como la de aquí abajo:

réplica de atún de aleta azul del Pacífico

Artículo original: Nature News (Pacific tuna population may crash at any time)