updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Hablemos en serio sobre la pesca ilegal del atún en el Mediterráneo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

red de deriva

Las redes de deriva dañan demasiado a las especies marinas para que siga siendo una forma aceptable de pesca

NOTA: Este es un post de Lee Crockett, Director de  Política Federal de Pesca en el Pew Environment Group.

Las redes de deriva suenan como un método de pesca relativamente inofensivo. Pero como cualquier biólogo marino diría,  este arte de pesca amenaza la vida marina. En su reunión de noviembre, sin embargo, la  Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) podría tomar medidas para hacer cumplir las prohibiciones internacionales en curso sobre el uso de esta práctica dañina.

Colocadas en la superficie del mar o por debajo de dispositivos flotantes, las redes de deriva pueden tener kilómetros de largo. Dependiendo del tamaño de la malla, pueden enredar todo lo nade cerca de ellas, incluyendo tortugas marinas, ballenas, pez espada y atún.

Prohibidas, pero aún en uso

La mayoría de los países reconocieron que las redes de deriva dañan demasiado a las especies marinas (PDF Oceana-Marviva - 13,5Mb) para que siga siendo una forma aceptable de pesca. Las Naciones Unidas las prohibió en alta mar en 1993, y la Unión Europea hizo lo mismo en 2002. En 2003, ICCAT prohibió el uso de redes de deriva para la captura del atún y el pez espada. Sin embargo, una pesca activa, con redes de deriva ilegales, todavía existe en el Mediterráneo, mientras que Italia tiene una de las mayores flotas.

atún rojo del Atlántico

Esta operación ilegal sigue existiendo porque la Unión Europea no pide a Italia y otras naciones que ponga fin absolutamente las redes de deriva. Una vez que la prohibición entró en vigor, en lugar de ser sancionados por sus actividades con redes de deriva ilegales, estos países recibieron grandes sumas de dinero de los fondos nacionales y de la UE para reconvertir a otros métodos de pesca. Propietarios de barcos italianos, capitanes y miembros de la tripulación recibieron más de €100 millones (EE.UU. $136 millones), y ahí es cuando las cosas se complicaron.

La ley italiana cuenta para dos tipos de redes de deriva. Spadare, que son las redes de deriva en alta mar que han sido prohibidas por todos los organismos internacionales que trabajan en el Mediterráneo, la Unión Europea, y, en teoría, Italia.  Ferrettare, que fueron originalmente diseñadas como pequeñas redes para la captura de especies cercanas a la costa a lo largo de la costa italiana. En los últimos años, la malla se ha incrementado, por lo que los peces más pequeños pasan a través, convenientemente sanos y salvos - y capturan ilegalmente el atún rojo del Atlántico y pez espada.

red de deriva

Varios cambios legales en Italia también han permitido que las ferrettare sean utilizadas más allá de la costa. Esto facilita el uso continuado de redes de deriva para la captura de especies amenazadas, a pesar de numerosas prohibiciones y la condena de la comunidad internacional.

Durante años, grupos de conservación documentaron el uso por la flota italiana de redes de deriva para la captura del atún rojo, pez espada y otras especies marinas vulnerables. Desde 2005 hasta principios de este año, más de 317 barcos fueron identificados realizando esta pesca ilegal. De éstos, 89 recibieron fondos de la UE y el gobierno italiano para reconvertirse a otros métodos de pesca. Las sanciones impuestas por el gobierno italiano a estos barcos han sido descritas como "irrisorias" e insuficientes. Ellas han tenido poco o ningún efecto sobre las actividades ilegales y son vistas por los propietarios de buques sólo como un costo operativo adicional.

diversas técnicas de pesca

Hablemos en serio

La UE, sin embargo, parece finalmente haber tenido suficiente con este incumplimiento. En Ponza, Italia, inspectores de la UE encontraron redes de deriva en numerosos buques pesqueros, y todos aparecen significativamente con longitudes más largas que la permitida de la ferrettare. Las autoridades locales dijeron que los inspectores no habían realizado ninguna investigación a bordo desde el inicio de la temporada con redes de deriva, a pesar de que las embarcaciones con las redes ilegales eran vistas de manera clara, con pesqueros amarrados a unos 100 metros de las oficinas de la guardia costera italiana.

En julio, los medios de comunicación italianos informaron de un amplio y bien establecido funcionamiento de falsificar documentos y evitar la captura de atún rojo, que están destinadas a acompañar el atún rojo capturado de forma legal a través del mercado.  Han sido identificadas violaciones con posibles multas por valor de hasta €3.600.000 ($5.000.000), y 70 operadores mayoristas y minoristas están bajo investigación. Las autoridades sospechan que la mayor parte del atún encontrado a través de esta operación fue capturado por las redes de deriva.

red de deriva

red de deriva

Varios pasos se deben tomar para resolver este problema: Las lagunas en la ley italiana deben cerrarse, y las ferrettare debe ser prohibidas. El 21 de septiembre, debido a la presión de la UE, Italia revisó su reglamento para las ferrettare, lo que limita su uso a tres millas de la costa y redujo el tamaño de malla en cuatro pulgadas, pero manteniendo la longitud permitida de 1,5 kilómetros. Este es el último intento por el Ministerio italiano para evitar fuertes sanciones que la UE está amenazando con aplicar. Dado el historial de Italia en la aplicación, una solución más sencilla sería prohibir absolutamente las ferrettare.

El 29 de septiembre, la UE anunció que ha comenzado procedimientos legales contra Italia por su uso continuado de redes de deriva ilegales. Esto es alentador, pero la UE debe vigilar de cerca a Italia sobre este tema y tomar las medidas necesarias si no se hace un progreso adecuado.

pesquero con red de deriva

La ICCAT también debe tomar medidas. Los países miembros no deben permitir a los operadores italianos que han violado los reglamentos de redes de deriva y anotarlos en su lista de buques de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. La identificación de estas operaciones, además de la prohibición de las ferrettare, es un paso en la dirección correcta.

Dadas las amenazas significativas para la vida marina, esta acción debió tomarse hace mucho tiempo.

Enlace: Getting Serious About Illegal Tuna Fishing in the Mediterranean

Crédito imágenes: FAO Fisheries technology