updated 1:06 AM CET, Dec 11, 2016

Atún Rojo del Mediterrráneo, campaña 2008

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

jean charcot, fhishery patrol

El plan de vigilancia cuenta con 49 buques patrulleros

Sólo podrán comercializarse atunes "documentados"

SOS Mediterraneo, protesta de Greenpeace En su número 39 de agosto/2008 la revista Pesca y acuicultura en Europa (de la Dirección General de Asuntos Marítimos y de Pesca de la CE), ejemplar especial sobre el Mediterráneo, dedica unos de sus artículos a la campaña, polémica, del Atún Rojo de este año (ver artículo "Ocena y Greenpeace denuncian pesca ilegal de Atún ").

Y hace especial énfasis en el control y vigilancia llevado a cabo durante este año por la ACCP (Agencia Comunitaria de Control de la Pesca), cuya sede se encuentra en la ciudad gallega de Vigo desde el pasado julio.

almadraba en Barbate, 1991Con el propósito de garantizar el respeto del plan de recuperación de poblaciones, que se aplicará plenamente este año, y cuyo fin es mantener las poblaciones dentro de los límites de seguridad biológica en quince años, el Mediterráneo ha sido escenario de un despliege excepcional de medios de control de la pesca del Atún Rojo.

El «plan del Atún Rojo» consiste principalmente en una reducción progresiva de las opciones de pesca (un total admisible de capturas de 28.500 T en 2008), en períodos de veda de la pesca en función de los artes y las zonas de pesca, en un incremento del tamaño mínimo de captura y en la prohibición permanente de la localización aérea de los bancos de atunes.

Para garantizar la eficacia de estas medidas, sin duda hace falta que todas las partes implicadas en la pesca las respeten. Con este fin, la CICAA (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico) adoptó medidas para de reforzar el control sobre el conjunto de actividades de la pesca del Atún Rojo.

Atún documentado en el mercadoEste control descansa en un sistema de seguimiento del pescado, desde su llegada al buque de pesca hasta que se introduce en el mercado. Así, únicamente podrán comercializarse los atunes que vayan acompañados de la documentación obligatoria. Con el fin de permitir un seguimiento eficaz del consumo de cuotas, en lo sucesivo, los capitanes de los buques pesqueros deben declarar «en tiempo real» las cantidades de atún rojo que han capturado.

La Comunidad Europea ha ido incluso más allá de las exigencias de la CICAA, imponiendo a sus Estados miembros que cada buque de más de 24 metros reciba una cuota individual: sus declaraciones de captura también se comparan con sus propias opciones de pesca y de manera general a la cuota global de su Estado de pabellón. Todas las operaciones de enjaulamiento, trasbordo o desembarco de atún rojo deben someterse al control por parte del Estado del puerto en cuestión y deben notificarse con antelación a las autoridades portuarias, que no podrán autorizarlas a menos que su legalidad haya sido certificada por el Estado de pabellón del buque de captura.

pesca salvaje de Atún con escopeta Además, los buques de pesca deben embarcar observadores y se someten a un «sistema conjunto de inspección internacional» que autoriza a todos los países miembros de la CICAA a inspeccionar en alta mar un buque que lleve otro pabellón distinto al suyo. Por otra parte, los buques de pesca están obligados a señalar su posición mediante el Sistema de localización de buques pesqueros varias veces al día.

El Atún Rojo sufre una sobrepesca practicada por buques autorizados que sobrepasan su cuota y por buques que no disponen de ninguna cuota. Según las estimaciones científicas de la CICAA, esta sobrepesca situaría las capturas reales de la zona Atlántico este y del Mediterráneo en torno a las 50 000 toneladas, frente a un nivel declarado de aproximadamente 30 000 toneladas.

Partiendo del hecho de que la sobrepesca del atún rojo se ve favorecida en gran medida por el exceso de capacidad de captura de sus buques, desde 2008 la Comunidad Europea obliga a sus Estados miembros a adoptar planes de pesca anuales, con vistas a reducir la capacidad de sus buques para capturar el Atún Rojo y ajustarla a las opciones de pesca. En este contexto, los buques más grandes también se someten a un régimen de cuotas individuales. Como parte contratante de la CICAA, la Comunidad Europea centraliza y transmite a la CICAA las distintas declaraciones que recoge de sus Estados miembros.

Atún pesca tradicional
Con respecto a la pesca del Atún Rojo, cinco personas están encargadas de esta tarea durante toda la campaña, 7 días a la semana. Su función no se limita a recopilar datos, sino también al análisis de los mismos, con el fin de identificar anomalías que revelen fraudes potenciales, y a la orientación del control, por ejemplo, comparando las cantidades de captura y traslado declaradas por los cerqueros con las declaraciones de enjaulamiento correspondientes notificadas por la granja de engorde.


La ACCP se encarga de la coordinación de los medios de control que los Estados miembros tienen a su disposición, en el marco de un plan de inspección conjunto, ya sea en el mar o en tierra, en los puertos y en las granjas. La Agencia ha elaborado un plan de despliegue común para el atún rojo, que moviliza un número considerable de medios: 49 patrulleros, 16 aviones, 150 inspectores formados específicamente para la ocasión, 364 trayectos de patrullas en el mar, 170 días de inspección portuaria y 70 vuelos de vigilancia.

bote de la fishery patrol Estos medios excepcionales están coordinados a través de un «grupo técnico» de 7 coordinadores, de los cuales 3 pertenecen a la Agencia y 4 son delegados de los Estados miembros.Cada día, estos coordinadores deciden la estrategia de despliegue de los medios técnicos, en función de la localización de la flota y de las informaciones recibidas de la Comisión y los Estados miembros.

Finalmente, la Comisión moviliza a 12 inspectores que garantizan 300 días de misión en puertos y granjas de engorde. El objetivo de estas misiones es evaluar la puesta en práctica, por parte de los Estados miembros, de las medidas de control exigidas por el plan del Atún Rojo.

Estas medidas excepcionales se concentran en toda la temporada de pesca en el Mediterráneo (mayo y junio), pero la vigilancia seguirá siendo bastante activa durante el resto del año 2008, sobre todo procurando la comparación de todos los datos relativos a la captura, el engorde y el comercio del Atún Rojo

Enlaces: Agencia Comunitaria de Control de Pesca

             Comisión General de Pesca del Mediterráneo

            Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico