updated 12:27 AM CET, Dec 9, 2016

Pescadores andaluces retienen miles de atunes rojos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

almadraba, foto ayuntamiento de Vejer

Oceana pide que el exceso de capturas de la almadraba sea liberado

Balfegó está estudiando medidas legales contra los almadraberos andaluces

atún pescado en una almadrabaEl director adjunto de la empresa pesquera catalana Balfegó, Juan Serrano, ha acusado a los pescadores andaluces que utilizan el sistema de almadrabas de "retener ilegalmente a las puertas del Mediterráneo miles de atunes rojos", que representarían "unas 300 toneladas", impidiendo su reproducción.

Serrano ha denunciado en rueda de prensa que esta actitud "impide que otros pescadores ejerzan su derecho de aprovechar estos recursos", además de impedir su reproducción evitando así "la aparición de millones de nuevos atunes".

El director adjunto ha explicado que su empresa está estudiando medidas legales contra los almadraberos andaluces, que han pedido al Gobierno español una ampliación en 123 toneladas de su cuota pesquera para este año, petición que ya ha trasladado al Ministerio de Medio Marino la directora de Pesca de la Junta de Andalucía, Margarita Pérez.

También el Parlamento andaluz ha aprobado, por unanimidad, una Proposición No de Ley en la que solicita el incremento de la cuota andaluza para asegurar el mantenimiento de la actividad y con ello la permanencia de los empleos que genera.

Junto a esta proposición presentada por el PSOE, también aprobó que el Gobierno andaluz emprenda acciones de promoción de la pesca realizada por las empresas almadraberas a fin de contribuir a la generación de valor añadido y actividades económicas en los puertos, en industrias de transformación, empresas de comercialización y otros sectores.

El parlamentario del PSOE, Samuel Rodríguez, que presentó la iniciativa, señaló la importancia que tiene la actividad de las almadrabas, tanto por su carácter tradicional, como por el papel que tienen en el desarrollo socioeconómico y el empleo en zonas costeras de la provincia de Cádiz, como Barbate, Tarifa o Conil, entre otras localidades colindantes.

Asimismo, mostró especial importancia al plan de recuperación del atún rojo establecido por el Consejo de la Unión Europea, ya que las cuatro almadrabas que se encuentran caladas entre las localidades de Conil y Tarifa disponen para el presente ejercicio 2009 de una cuota de capturas de 1.088 toneladas.

A su juicio, esta cantidad resulta insuficiente para asegurar el mantenimiento de la actividad y la permanencia de cerca de 4.000 empleos a lo largo de la campaña de pesca, que para las almadrabas de derecho se extienden hasta la segunda quincena de junio y para las que permanecen instaladas para la pesca del revés se alargan hasta el mes de septiembre.

Serrano ha lamentado que se concedan subvenciones públicas a quienes "no son eficientes y por tanto incapaces de generar empleo estable" y que no se beneficie a empresas que como la suya que "tiene el sistema de pesca más sostenible del mundo y capacidad generadora de empleo".

Los propios almadraberos andaluces han reconocido públicamente que mantienen atunes retenidos y han reclamado un plan específico de gestión plurianual.

grup balfegó, logo

El pasado día 4 de junio, 400 almadraberos gaditanos se concentraron ante la subdelegación del gobierno en Cádiz para reclamar también "ayudas sociales durante las paradas biológicas, como ocurre con el resto de pescadores", declaró a Efe la gerente de la Organización de Productores Pesqueros de la Almadraba, Marta Crespo.

El director adjunto de Balfegó ha calificado de "injusto" el calendario actual de pesca del atún rojo, del 15 de abril al 15 de julio, que es el mismo en todo el Mediterráneo y que en su opinión perjudica a los pescadores de la zona occidental porque "los atunes permanecen más tiempo en la parte oriental debido a que la calidez de las aguas favorece su reproducción".

Serrano ha insistido en que su reclamación no es la de un aumento de las cuotas asignadas sino un cambio en las fechas de captura y ha ha tendido la mano al resto de pescadores españoles para hacer un frente común y presionar unidos a la Unión Europea.

Serrano ha lamentado también el permiso otorgado a los atuneros vascos para que puedan pescar atunes rojos jóvenes de peso inferior a los 30 kilogramos, marcados por la normativa europea, porque impiden la recuperación natural de la especie.

Las críticas de Serrano se han dirigido también a la clase política "que no se entera" advirtiendo: "es de locos hacer inversiones si después no podemos salir a pescar" y ha pedido un sistema de control para todo el Mediterráneo porque "en aguas de Libia o Chipre cada uno hace lo que le da la gana" e incluso ha añadido que "los observadores que van a bordo de los barcos italianos son familiares de los propios pescadores".

Serrano ha explicado que en 2009 se prevé "una bajada del precio del atún rojo de un 50%, que se suma a la del 40% del año pasado", y ha culpado en parte de la situación "a que los japoneses tienen atún congelado para abastecerse los próximos dos años".

jaula de engorde de atún

El sistema de pesca de Balfegó se basa en la captura viva de los atunes del caladero balear, que son trasladados a "jaulas del tamaño de dos campos de fútbol" donde se favorece su reproducción y se les alimenta con pescado hasta que recuperan su nivel de grasa óptimo y son sacrificados en las instalaciones situadas en tierra firme.

El responsable de la empresa ha destacado que, a diferencia de la almadraba, la captura mediante cerco que su empresa practica permite soltar vivos a los atunes sobrantes cuando se cubre la cuota asignada, además de "reducir a cero" la captura de otras especies.

La cuota española para la pesca de atún rojo es de 4.114 toneladas, que las debe repartir entre las diferentes artes pesqueras, 1.144 corresponden a las pesca con cerco que se realiza con 6 barcos de los cuales 2 corresponden a Balfegó.

Por otro lado, la organización de conservación marina Oceana pidió en un comunicado a primeros de este mes racionalidad en la distribución del fondo de maniobra del Gobierno para el atún rojo.

En relación a la petición de las almadrabas españolas de la ampliación en 400 toneladas de la cuota que inicialmente se les distribuyó, de 1.088 toneladas, y tras haber ya percibido 123 toneladas extra procedentes del fondo de maniobra del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Oceana reclama que la gestión de ese fondo por parte de la Secretaría General del Mar se haga con prudencia y con una visión global de la pesquería.

Las almadrabas son un arte de pesca milenario y selectivo que está desgraciadamente pagando en la actualidad las consecuencias de la sobreexplotación del stock de atún rojo llevada a cabo por la flota de cerco industrial que opera en las principales áreas de reproducción de esta especie en el mar Mediterráneo.

Pero este arte no es el único que padece las consecuencias de la mala gestión internacional de esa pesquería. España cuenta con otras flotas como la de cebo vivo del Cantábrico, las cañas y líneas de mano del Estrecho y el palangre del Mediterráneo. Algunas de ellas apenas han dado comienzo este año a la temporada de pesca, y se trata de flotas prácticamente artesanales y con una proporción de cuota inferior a las almadrabas, que también podrían tener que beneficiarse del fondo de maniobra.

jaula de engorde de atún
Según ha declarado Xavier Pastor, Director Ejecutivo de la organización para Europa, “Oceana es absolutamente contraria a la utilización de este fondo para cubrir el exceso de capturas que lleve a cabo la flota de cerco española, dedicada al lucrativo negocio de las jaulas de engorde. En cualquier caso, la distribución de este fondo se debería destinar a aquellas artes cuyo futuro depende de esta especie, y que la explotan de forma sostenible. Además de las almadrabas, estas flotas representan 189 barcos autorizados distribuidos en puertos del Cantábrico y mar Mediterráneo. “


Por ello, Oceana pide cautela en esta distribución y cree que el exceso de capturas efectuado por la almadraba ha de ser liberado, y que la atribución de cantidades adicionales procedentes del fondo de maniobra para este arte ha de esperar un periodo de tiempo razonable, que tenga en cuenta las necesidades de otras flotas que aún no han comenzado la pesca o cuya atribución de cuota es sustancialmente inferior, y bajo un principio de equidad en la distribución de estas nuevas posibilidades de pesca.

Oceana reitera el hecho de que las capturas aconsejadas por los científicos de ICCAT para la conservación del atún rojo son de 15.000 toneladas, y que actualmente el total admisible de capturas (TAC) para todo el Atlántico Este y Mediterráneo es de 22.000 t. Por ello, sólo con las capturas que se han establecido como legales ya se ejerce un nivel de presión insostenible para un stock que se encuentra al borde del colapso.

Oceana continúa defendiendo el cierre de la pesquería a menos que se aplique el consejo de los científicos como única vía para la recuperación del atún rojo en el Atlántico Este y Mediterráneo.

La legislación española en vigor para la captura del atún rojo se encuentra disponible en la página web del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino

Para saber más: Las artes y los métodos de pesca

Enlaces: Oceana   Grup Balfegó