updated 12:27 AM CET, Dec 9, 2016

Cambio de rumbo en la destrucción del mar

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

pesquería de atún

Es necesario proteger las aguas internacionales de alta mar

Vídeo con muchas imágenes visualmente impresionantes de la vida en alta mar

El mar profundo es un ambiente extremo e implacable, por lo que puede ser sorprendente saber que es el hogar de unos 10 millones de especies distintas, rivalizando en biodiversidad con algunas de las selvas tropicales más ricas del mundo.

Esta región oscura comienza a unos 200 metros (218 yardas) por debajo de la superficie del océano, donde la mayoría de la luz no puede penetrar, y termina en el fondo del océano, a una profundidad promedio de casi 4,3 kilómetros ( 2,6 millas). Arrecifes de coral de hasta  8.500 años de edad, tiburones y peces sin cambios desde la época de los dinosaurios, y muchos organismos que aún no se han documentado por la ciencia prosperan en estas profundidades.

descarga de atúnSin embargo, para todas estas maravillas de las profundidades, sus ecosistemas se encuentran bajo seria amenaza. Esto es especialmente cierto para aquellos que se encuentran en las aguas internacionales de alta mar, fuera de la jurisdicción nacional de cualquier país.

Los recientes avances en tecnología, incluyendo motores más potentes, redes más grandes y avanzadas herramientas de navegación y electrónica de localización de peces, han permitido a los buques pesqueros viajar más lejos y echar las redes más profundo que nunca antes, recorriendo los picos de montañas marinas, cañones y fondos marinos de las profundidades. Como resultado, las flotas que navegan por la alta mar en los océanos del mundo, destruyen paisajes marinos que ha llevado miles de años para su formación, en busca de algunos tipos de pescado para vender en los restaurantes de toda Europa, Japón y América del Norte. Pero la pesca de altura es cara y, en muchos casos, el dinero de los contribuyentes en forma de subvenciones sustenta a la industria.

Para expresar realmente lo que está en juego en estos ecosistemas únicos de alta mar, el Pew Environment Group ha publicado recientemente un video corto con muchas imágenes visualmente impresionantes de la vida en alta mar, así como las secuelas estériles que dejan los arrastreros de fondo en alta mar al arrastrar sus pesadas redes y los pesos metálicos en el fondo del océano. Los científicos demuestran que este método de pesca es la actividad de pesca más destructiva que en la actualidad se producen en alta mar.

Desde 2004, la comunidad internacional, a través de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), ha pedido a los países pesqueros y las organizaciones regionales de ordenación pesquera (OROP) actuar con urgencia para proteger la vida en alta mar. A partir de 2006, resoluciones de la ONU esbozaron un plan para proteger esta frágil biodiversidad. Muchos gobiernos apoyaron una moratoria absoluta de la pesca de arrastre de fondo en alta mar, pero los países que operan buques de alta mar no se comprometieron a tomar medidas para hacer una pesca más sostenible y proteger los ecosistemas marinos vulnerables. En última instancia, se acordó llevar a cabo una evaluación formal después de unos años para determinar qué tan bien habían sido implementadas las resoluciones.

Los días 15 y 16 de septiembre, Naciones Unidas celebró un taller como parte de su revisión formal de conservación de las profundidades marinas. Fue allí donde los países pesqueros y las OROP destacaron las medidas que habían adoptado para cumplir con las resoluciones. En la reunión de la ONU, organizaciones no gubernamentales señalaron las importantes lagunas en la aplicación de las resoluciones, especialmente en los océanos Índico y Pacífico. Científicos de renombre mundial también sostuvieron que todavía se necesitaban medidas urgentes para proteger estos ecosistemas vulnerables. Tal vez, el único punto brillante en la evaluación fue el reconocimiento de la adopción exitosa de una serie de medidas para salvaguardar una de las zonas más frágiles de los océanos del mundo, el Océano Antártico en la Antártida.

atunero faenando

Esperemos que los delegados de la ONU escucharan con atención a los científicos que presentaron claramente sus preocupaciones: los impactos acumulativos de la pesca de fondo continúan en estos sistemas increíblemente sensibles de aguas profundas y están teniendo efectos devastadores.

La ONU se reunirá nuevamente el 11 de noviembre para decidir sobre los próximos pasos y trabajar para dar forma a una nueva resolución de conservación de la alta mar a presentar a la Asamblea General. Mientras tanto, el tiempo corre para los países que pescan en alta mar para cumplir plenamente las medidas que ya han acordado. Si bien las discusiones sobre la manera de proteger estos ecosistemas marinos vulnerables se han sucedido durante casi diez años, es necesario adoptar medidas ahora para proteger las profundidades del mar.

Enlaces: Pew Environment Group
Original de Alicia L. en Care2

Crédito imágenes: David Monjou | Nani | Siegfried Schnepf