updated 3:21 PM CET, Dec 9, 2016

Advierten de la inseguridad alimentaria mundial a causa de que el cambio climático destruye la pesca

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
acidificación en un arrecife

Golfo Pérsico, Libia y Pakistán se espera sean los más afectados por la disminución de las poblaciones de peces en las próximas décadas

El Golfo Pérsico, Libia y Pakistán están en alto riesgo de inseguridad alimentaria en las próximas décadas porque el cambio climático y la acidificación de los océanos están destruyendo la pesca, según un informe publicado hoy lunes.

El informe de la campaña de Oceana advierte de la creciente inseguridad alimentaria, especialmente para la gente más pobre, de las Islas Feroe en el Atlántico Norte a las Islas Cook en el Pacífico Sur, Eritrea, Guyana, Indonesia Kuwait y Singapur.

Algunos de los países con mayor riesgo son ricos en petróleo - y regiones políticamente volátiles.

"El Golfo Pérsico se espera que sea una de las regiones más afectadas. En cuanto a la captura de peces se supone que pueden perder más del 50% de sus pesquerías", dijo Matt Huelsenbeck, un científico marino de Oceana y autor del informe.

El informe pone a Irán, Libia, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos, entre los 10 países con mayor riesgo a causa de la disminución de las poblaciones de peces a causa del cambio climático.

consecuencias del aumento de la acidificación de los oceanos

"Definitivamente, hay decenas de miles de pescadores artesanales que operan en el Golfo Pérsico y que serán los más afectados por los impactos", dijo.

Estados Unidos se espera que pierda alrededor del 12% de su potencial de captura a mediados de siglo, según el informe.

El estudio utilizó modelos climáticos creados por la Universidad de British Columbia para clasificar la exposición de los países a la degradación de los océanos debido al cambio climático y la acidificación de los océanos.

Países de bajos ingresos, con altos niveles de desnutrición y rápido crecimiento de la población, como Pakistán, fueron vistos como de alto riesgo. También lo eran los pequeños Estados insulares que dependen en gran medida del coral y las pesquerías de arrecifes en conchas, ostras, almejas y otros mariscos.

Cerca de mil millones de personas dependen del pescado como su principal fuente de proteínas. Pero algunos de los países más dependientes de la pesca se espera que pierdan hasta un 40% de sus capturas a mediados de siglo.

pesca artesanal

Los cambios en la química de los océanos, ya que el agua del mar absorbe los crecientes niveles de dióxido de carbono, han alterado el equilibrio de la vida marina. Los arrecifes de coral en el Caribe están al borde del colapso. Las ostras y las almejas son incapaces de producir sus duras conchas protectoras.

Mientras tanto, el aumento de temperaturas está desplazando las especies de peces desde los trópicos hacia aguas más profundas y frías.

El estudio analizó los impactos potenciales en la mitad del siglo. Pero ya son evidentes los primeros efectos del cambio climático y del cambio de la química de los océanos, por ejemplo en Kenia, donde la pérdida de los arrecifes de coral está empujando hacia abajo las poblaciones de peces, y en la costa del Pacífico de EE.UU. que ha visto un decrecimiento de los criaderos de ostras en Oregón.

Descargar informe en PDF: Ocean-Based Food Security Threatened in a High CO2 World - A Ranking of Nations’ Vulnerability to Climate Change and Ocean Acidification