Emprendedora pretende acabar con las redes de pesca fantasma

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

tortuga marina enredada

El dispositivo PingMe se basa en impulsos acústicos o pings

Un pequeño dispositivo, desarrollado en Noruega, se utilizará ahora en la batalla contra la pesca fantasma hostil al medio ambiente causada por artes de pesca perdidos u olvidados.

Las redes de pesca tienen una prolongada vida útil y pueden causar importantes daños a la vida marina si se abandonan en el mar. Hay ejemplos de redes perdidas que han continuado atrapando peces por períodos de hasta 30 años.

La pesca fantasma por trampas perdidas u olvidadas mata miles de langostas y cangrejos cada año. De hecho, el 27 por ciento de los residuos que aparecen cada año en las playas de la UE son diferentes tipos de artes de pesca, y la Comisión Europea abordará la basura marina y la “pesca fantasma”.

Sin embargo, fue una foto subacuática de alta definición de una desafortunada tortuga marina, completamente enredada en una malla de red verde, lo que sorprendió a Tone Berg, una investigadora del SINTEF y ahora emprendedora, para enfrentar el problema.

"Mi primer pensamiento fue que si alguien pudiera tomar aquí la iniciativa, sería mi propio instituto, que dedica su tiempo a desarrollar todo tipo de sensores y widgets", dice Berg quien, al menos por el momento, es investigadora de acústica en SINTEF Digital. ¿Qué pasaría si estas redes, trampas y otros equipos pudieran etiquetarse de manera que nos sea fácil encontrarlos nuevamente? La pesca fantasma no es solo una amenaza para el medio ambiente. La pérdida de dicho equipo representa una importante pérdida financiera para el sector pesquero, además de la pérdida de capturas involucrada.

Abordando el problema con acústica "barata"

Tone BergDespués de una búsqueda rápida en Internet para evaluar el alcance del problema y conocer las tecnologías existentes para el etiquetado electrónico de objetos transportados por el agua, quedó claro que Berg había encontrado un posible mercado para una tecnología completamente nueva.

Los actuales sistemas utilizados para transmitir señales bajo el agua involucran a los llamados transpondedores. El problema con estos es que son relativamente caros y consumen mucha electricidad generada por las baterías.

"Las baterías tienen una corta vida útil, que en sí mismas representan un problema ambiental adicional si no se pueden recuperar del mar", dice Berg. "En otras palabras, los transpondedores de hoy no son adecuados para el marcado de redes de pesca. Pero me preguntaba si podríamos desarrollar un dispositivo menos costoso que no requiera tanta electricidad", dice.

Entonces, junto con sus colegas Tonni Franke Johansen y Odd Trandem, ella comenzó a trabajar en el desarrollo del concepto. Y después de un tiempo, los tres investigadores del SINTEF, que han combinado su experiencia en acústica submarina, ingeniería médica y sistemas modernos, han preparado una posible solución.

Tarjeta de identidad para redes de pesca

tarjeta llave de hotelEl dispositivo de señalización desarrollado por el equipo de investigación refleja señales de una etiqueta adherida a un objeto, como una red de pesca. El mecanismo es similar al uso de una tarjeta llave para desbloquear una puerta de seguridad. La cerradura envía una señal a la tarjeta llave que luego refleja la señal de vuelta. La señal reflejada contiene un código que le dice a la cerradura qué tarjeta se está utilizando.

El colega y compañero emprendedor de Tone, Odd Trandem, explica:

"Nuestra etiqueta funciona de manera similar, ya que cambia la reflexión de la señal acústica según un patrón predefinido. Esto permite distinguir esta reflexión de las generadas por otros objetos subacuáticos. También puede leer un código de identificación. No utiliza energía para enviar su propia señal y, por lo tanto, puede funcionar durante mucho tiempo con una batería muy pequeña".

El equipo de investigación realizó recientemente varias pruebas en Blaklidammenlake en Trondheim y se complace en informar que todo funcionó exactamente como debería.

Usando impulsos acústicos como una forma de "lenguaje de señales"

Al pequeño dispositivo se le ha dado el nombre PingMe porque su función se basa en impulsos acústicos o pings. "Enviar señales acústicas bajo el agua se conoce como hacer ping", dice Berg. El transmisor tiene un radio de operación de 500 metros y está diseñado para permitirle identificar cualquier artículo de artes de pesca etiquetado. También será posible dar una ubicación para el equipo etiquetado en cuestión.

"Hemos descubierto que el dispositivo tiene potenciales aplicaciones que no habíamos pensado al principio", dice Berg.

Cuando ella y sus colegas estaban en contacto con pescadores que trabajaban en Canadá, supieron que muchos estaban interesados en etiquetar sus equipos utilizando la nueva tecnología en lugar de las tradicionales boyas. La razón de esto es que debido a la dura competencia, muchos de los pescadores desconfían de descubrir los mejores sitios de pesca mediante el uso de flotadores para etiquetar sus equipos.

Según Berg, es posible utilizar la tecnología durante operaciones de pesca reales. En tales situaciones, el dispositivo debe comunicarse con el sonar a bordo o con el equipo de eco localización. Esto permite un mejor control y monitoreo de las artes de pesca desplegadas en el agua.

Ahora que se ha completado un mayor desarrollo de la tecnología como parte del programa FORNY del Consejo de Investigación de Noruega, los investigadores han quedado bajo el amparo de la compañía de comercialización de investigación TTE de SINTEF.

El 1 de noviembre, Berg y Trandem terminarán sus carreras como investigadores en SINTEF y se convertirán en verdaderos emprendedores.

Cuando abandonen SINTEF para formar su propia empresa, recibirán el respaldo del fondo de inicio de SINTEF Technology Transfer, SINTEF Venture V.

"Nuestro objetivo es llevar la tecnología al mercado, comenzando con el sector pesquero", dice Berg. "Pero también hemos identificado muchas otras aplicaciones, incluso en el sector offshore", dice ella. Berg ha obtenido una patente junto con los colegas de investigación con quienes desarrolló el concepto.

Tonni Franke Johansen ha optado por permanecer como científico investigador en SINTEF.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar