updated 1:55 AM CET, Dec 5, 2016

Una pesca sostenible, la única garantia de su futuro

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

puerto pesquero Peñíscola, pesca sostenible

Las capturas de la UE podrían aumentar un 80% con una gestión pesquera sostenible

En los últimos diez años han proliferado los sellos de certificación pesquera, causando confusión entre los consumidores

La Reserva Pesquera de Os Miñarzos (A Coruña), un referente a nivel mundial de la pesca sostenible

pescados Un comunicado de prensa de Oceana del pasado jueves 21 de enero de 2009 informa de un estudio científico donde se  revela que la UE no alcanzará el compromiso adquirido en la Cumbre Mundial de Johannesburgo de gestionar las pesquerías de forma sostenible para el año 2015.

La desastrosa situación de los stocks europeos se debe a una gestión pesquera completamente errónea durante las últimas décadas, según demuestra este estudio científico publicado por renombrados especialistas del sector (Rebuilding fish stocks no later than 2015: will Europe meet the deadline?). Además, se señala que las capturas podrían ser casi un 80% superiores si la gestión fuese sostenible.

En las aguas europeas, casi un 90% de los stocks evaluados sufren sobrepesca. Sin embargo, gestionarlos de forma sostenible es una obligación legal bajo la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar y el año 2015 fue establecido como plazo máximo para conseguirlo en la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible de Johannesburgo, ratificada por la Unión Europea.

Los científicos señalan que la UE no alcanzará este objetivo en varias décadas. Rainer Froese, coautor del estudio, asegura: “Si la tendencia no se revierte, recuperar los stocks europeos conllevará más de 30 años”. El artículo muestra que, aún deteniendo completamente la pesca, el 22% de los stocks están en tal estado de agotamiento que no se recuperarían para 2015. Con la incapacidad mostrada para establecer cuotas de pesca a niveles que impidan la sobreexplotación, la Unión Europea también actúa contra el enfoque de precaución, un principio legalmente vinculante del Tratado de la Unión Europea.

lubina y cabracho
Oceana ha demostrado en anteriores ocasiones que el Consejo de Ministros de Pesca desoye las recomendaciones científicas. El 78% de las recomendaciones sobre las cuotas de captura para los stocks europeos han sido ignoradas en los últimos 20 años. Este estudio científico muestra las consecuencias de estos fallos en la gestión de pesquerías y urge a un cambio de actitud de la UE. El proceso de reforma de la Política Pesquera Común (PPC) en marcha será liderado por Maria Damanaki, designada como nueva Comisaría de Asuntos Marítimos y Pesca, y la nueva PPC entrará en vigor en 2013.


El trabajo señala, además, que la gestión de las pesquerías no solo está dañando solamente al medio ambiente, sino que tiene unos impactos económicos extremadamente graves. Rainer Froese afirma: “Si Europa hubiese respetado sus compromisos de gestión sostenible, las capturas podrían ser un 80% superiores a las obtenidas actualmente”. Las capturas totales actuales examinadas en el estudio son de unos 7,6 millones de toneladas, mientras que una gestión sostenible acercaría estas capturas a los 13,6 millones de toneladas. Estos datos muestran tanto las enormes pérdidas económicas para las empresas pesqueras como las pérdidas de puestos de trabajo en barcos y en el sector de la transformación que son debidas a una gestión errónea de las pesquerías.

“Este estudio confirma una tendencia general que vemos en todas las políticas medioambientales europeas y que es desastrosa para el medio ambiente y especialmente para los océanos”, comenta Ricardo Aguilar, Director de Investigación de Oceana Europa. “Europa no solo está fracasando en el objetivo de alcanzar una gestión sostenible de las pesquerías en 2015, como se estableció en Johannesburgo, sino también en frenar la pérdida de biodiversidad en 2010 –un objetivo al que se comprometió ante la Convención sobre Diversidad Biológica–, como acaba de reconocer la propia Comisión Europea”.

Otro informe de la pasada semana, esta vez avalado por la consultura internacional Accenture y WWF/Adena, se comparan y clasifican siete sistemas de certificación de productos pesqueros en todo el mundo.

logo msc El estudio (ASSESSMENT OF ON-PACK, WILD-CAPTURE SEAFOOD SUSTAINABILITY CERTIFICATION PROGRAMMES AND SEAFOOD ECOLABELS )  concluye que MSC (Marine Stewardship Council) es el mejor sello que existe en la actualidad para garantizar que el pescado ha sido capturado de forma sostenible. También asegura que el resto de ecoetiquetas ha de mejorar en transparencia y  disponibilidad de información.

Y es que en los últimos diez años, han proliferado los sellos de certificación pesquera, causando confusión entre los consumidores, debido a que no se comunican adecuadamente sus objetivos y a la escasa información disponible sobre ellos. Según WWF, esta profusión de mensajes puede traducirse en una falta de confianza en las etiquetas pesqueras.

En este contexto es en el que la organización ha hecho público un detallado informe encargado a la consultora internacional Accenture, en el que se analizan siete sistemas de certificación de productos pesqueros sostenibles: Naturland, Friend of the Sea, Krav, AIDCP, Mel-Japan, Southern Rocklobster y MSC.

Los resultados de este estudio señalan a MSC como la mejor etiqueta, con una puntuación del 95 por ciento en el cumplimiento de los criterios requeridos. Según el informe, los otros sellos no evalúan todos los principios necesarios para asegurar el fomento de la pesca sostenible y la salud de los océanos.

Miguel Jorge, Director del Programa Marino Internacional de WWF, cuenta un poco más:

“El informe revela insuficiencias graves en varias ecoetiquetas y arroja serias dudas sobre su contribución global a una gestión efectiva y sostenible de las pesquerías. Aunque el estudio demuestra que MSC sobresale como el mejor, tampoco es perfecto. Se necesita progresar mucho para asegurar que las ecoetiquetas para pescado cumplen con sus promesas”.

certificado pesca costenible msc
El estudio señala diferencias significativas entre todos los sellos en aspectos clave, como la transparencia, disponibilidad de información, estructura y rigurosidad de lo que cada uno de los sistemas exige. Aparte del MSC, el resto de etiquetas analizadas presentan carencias, especialmente, en el área de la transparencia y en el suministro de información.

Los criterios utilizados en el estudio reflejan las mejores prácticas según las directrices desarrolladas por la Organización para la Agricultura y la Alimentación, FAO, en 2005 para los sistemas de ecocertificación, así como la estrategia para la Gestión basada en el Ecosistema de WWF.  Según esta organización, para que los sistemas de certificación pesquera sean creíbles deben ser voluntarios, funcionar de forma independiente e involucrar a las partes interesadas.

Cabe recordar que  España es uno de los mayores países consumidores de pescado del mundo (40 kilos anuales por habitante) y la principal potencia pesquera de la UE. Por ello, WWF está promoviendo entre consumidores y distribuidores la presencia de productos certificados MSC en las tiendas. Asimismo, WWF está trabajando para que existan pesquerías certificadas por MSC en aguas españolas, apoyando, por ejemplo, el proceso de certificación de dos pesquerías gallegas.

Un sistema de pesca sostenible, que se ha convertido en un referente a nivel mundial por su respeto con el medio ambiente, es el que se realiza en la Reserva Pesquera de Os Miñarzos (A Coruña), resultado de los esfuerzos de los pescadores de Lira en obtener una pesca rentable y respetuosa con su entorno.

Esta iniciativa es pionera, no sólo por haber convertido a esta reserva en la primera de Galicia, sino también porque se ha hecho realidad gracias a la iniciativa del propio sector pesquero de la zona, financiado por la Obra Social Caja Madrid y Telefónica España y uniendo a pescadores, científicos, fundaciones de ámbito social, ecologistas (entre los que destaca WWF/Adena) y empresas privadas en favor de la pesca sostenible, además del apoyo institucional de la Xunta de Galicia y otras administraciones.

Vídeo. Reserva pesquera Os Miñarzos: un ejemplo de gestión sostenible

Gracias a estos esfuerzos, y de otras ONG, cada vez más distribuidores, las principales cadenas de supermercados, pescaderías y restaurantes se preocupan por  ofrecer productos pesqueros de origen sostenible en nuestro país.

Enlaces: Ocena   WWF/Adena   MSC    Reserva Pesquera de Os Miñarzos