updated 1:27 PM CET, Dec 5, 2016

Encontrados los restos del buque de carga perdido durante el huracán Joaquín

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

despliege de unpinger desde el USNS Apache

El Faro puede estar a una profundidad de cerca de 15.000 pies

Un equipo de búsqueda usando un sofisticado sonar ha encontrado los restos de un barco que se cree es el buque de carga El Faro, que desapareció con 33 miembros de la tripulación el 1 de octubre durante el huracán Joaquín, dijo la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (NTSB).

La agencia federal emitió un comunicado diciendo que los investigadores a bordo de un buque de la Marina estadounidense creían que habían encontrado los restos de la nave a las 13:36 EDT del sábado a una profundidad de cerca de 15.000 pies en aguas en las proximidades de la última posición conocida del barco.

El comunicado emitido por Peter Knudson del NTSB añadió que aún se debe confirmar la identidad de los restos mediante un vehículo del océano profundo operado por control remoto, pero no dio detalles inmediatos de cuando comenzaría ese trabajo. El Faro de 790 pies fue reportado como desaparecido al este de las Bahamas, según la Guardia Costera.

huracán Joaquín desde el espacioEl capitán del El Faro había llamado antes de que el buque desapareciese diciendo que el barco había perdido su potencia del motor durante su viaje desde Jacksonville a San Juan, Puerto Rico. El capitán, Michael Davidson, dijo que el barco estaba escorado y haciendo agua.

La Guardia Costera buscó el barco durante días después de que El Faro desapareció en la tormenta, encontrando restos y un cuerpo en un traje de supervivencia.

El Faro estaba programado para el retiro del servicio del Caribe y una nueva adaptación para el servicio entre la Costa Oeste y Alaska, han dicho funcionarios de la compañía. Tanto el El Faro y su nave hermana estaban programadas para ser sustituidas por dos nuevos buques.

Cuando se hundió había a bordo cinco ingenieros procedentes de Polonia que estaban trabajando en la adaptación mientras el barco navegaba a Puerto Rico.

Investigadores de la NTSB dijeron que el capitán Davidson pretendía pasar a 65 millas del centro de la tormenta, una decisión que expertos marítimos opinaron que era arriesgada.