Enfrentando el peligro por un manjar

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

buceador de pepinos mar de China

Buzos de pepinos de mar en China

A fines de diciembre, un frente frío helado se apoderó de las playas de la isla de Guanglu, una zona rural de la ciudad nororiental de Dalian.

Ning Hai, un recolector de pepinos de mar de 44 años conocido localmente como "haimengzi", o buceador marino, arrojó al aire lo que quedaba de su cigarrillo encendido y se deslizó hacia atrás al mar desde un pequeño bote de madera.

Media hora más tarde, Ning salió con una canasta en su torax medio llena de pepinos de mar. Salpicó agua con la mano para indicarle a Cheng Li, el dueño y capitán del bote. Cheng se acercó para agarrar el tanque de oxígeno de Ning, luego la canasta de pepinos de mar.

Con la cara azul, Ning subió al bote, descargó un cinturón de 30 kilogramos de peso colgando de su cintura, y comenzó a vaciar su vejiga por el costado. Cuando se giró, la tripulación estalló en carcajadas, sus labios se hincharon por permanecer bajo el agua durante mucho tiempo.

Los pepinos de mar son muy codiciados en la cocina china, ya que se consideran ricos en nutrientes e incluso medicinales. También es un lujo: un kilogramo de pepino de mar seco puede venderse fácilmente por más de 4.000 yuanes ($ 615).

Esta demanda ha llevado a los empresarios a invertir en granjas costeras de pepino de mar. Este boom comenzó hace dos décadas en Dalian, cuando la costa se dividió en parcelas de agua y se alquilaron bajo contratos a largo plazo.

botes para los haimenzi

Cuando llegó la temporada de cosecha, los buzos fueron perseguidos por los dueños de las granjas. A mediados de la década de 1990 trabajar solo cuatro meses al año podría generarles más de 100.000 yuanes, una gran suma de dinero en comparación con los dos mil yuanes que la mayoría de los trabajadores urbanos conseguían en ese momento. Como resultado, decenas de miles de personas llegaron al condado de Changhai en Dalian para aprender el oficio.

Pero recolectar pepinos de mar no es un negocio fácil. Como el otoño y el invierno son las mejores estaciones para cosechar las criaturas, el buceo se realiza generalmente en agua fría. A pesar de que los buzos usan gruesa ropa bajo sus trajes de buceo de plástico y caucho, sus cuerpos se entumecen después de unos minutos de estar sumergidos.

Si están nadando con un tanque de oxígeno, los buceadores tienen que volver a la superficie cada 30 minutos cuando se les acaba el oxígeno. Durante un día de trabajo cada buceador normalmente bucea de tres a cinco veces. Otros buceadores nadan con un largo tubo de plástico en la boca que los lleva de regreso al bote. A medida que el aire se bombea continuamente al tubo, los buceadores pueden trabajar en el agua durante horas sin parar.

buceador sumergido de pepinos de mar de China

Trabajar hasta 40 metros (131 pies) bajo el agua es peligroso y puede causar daños a largo plazo a los cuerpos de los buceadores.

Li Xuewen, un médico especializado en lesiones por buceo en un hospital militar de Dalian, dijo que ha tratado a más de 1.000 pacientes que trabajaban como buzos.

Él principalmente ve dos tipos de lesiones. La primera son las lesiones pulmonares causadas por la expansión rápida del aire comprimido cuando los buzos ascienden a la superficie demasiado deprisa, lo que puede desgarrar el tejido pulmonar. La otra lesión más común es el daño óseo causado por el nitrógeno que bloquea el flujo sanguíneo, según Li.

"Todo se debe al dinero", le dijo Li a Caixin. "Estas personas son dignas de lástima y están desesperadas, algunas vuelven al agua poco después de someterse a un tratamiento de emergencia".

Ning piensa que ha tenido suerte en sus 20 años como buceador. Sin embargo, muchos de sus colegas no tuvieron tanta suerte.

En 2006, un hombre de su pueblo llamado Yang Hou no podía esperar para unirse a este oficio después de averiguar cuánto dinero ganaban sus amigos. Después de dos meses de entrenamiento, el joven de 21 años comenzó a bucear en busca de pepinos de mar. Un día, cuando Yang estaba trabajando a 40 metros de profundidad, notó que su tanque de oxígeno estaba a punto de agotarse e intentó salir a la superficie. Pero su tanque se había enredado en cuerdas en el lecho marino. Presa del pánico, desconectó su tanque, dejó caer el cinturón de pesas y ascendió "como un cohete". Estaba inconsciente y la sangre se derramaba de su boca cuando lo llevaron a un hospital. Sobrevivió, pero no puede caminar sin la ayuda de muletas. Desde 2016, se ha ganado la vida conduciendo turistas por Guanglu.

buceador de pepinos de mar accidentado

Como resultado de una excesiva recolección, los pepinos de mar silvestres se han vuelto difíciles de encontrar cerca de la orilla. Los buceadores tienen que ir más lejos y más profundo para atraparlos, lo que aumenta la dificultad y el peligro de su trabajo.

Además, aunque los pagos de los trabajadores en otras industrias han crecido enormemente en las últimas dos décadas, los buceadores no han visto crecer sus salarios en los últimos años para mantener el ritmo de la inflación.

Los jóvenes ya no están interesados en este oficio. La mayoría de los haimengzi de Guanglu tienen 40 años. Las personas más jóvenes, especialmente las de los 20 años, son difíciles de encontrar.

Ning también tiene una pequeña tienda de comestibles y un restaurante. Él se ha asegurado de que su hijo no se convierta en un haimengzi, dijo.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar