Aislada del mundo: una isla india sigue siendo un misterio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

isla de North Sentinel

La semana pasada fue asesinado un joven estadounidense por los isleños de North Sentinel

Durante miles de años, la gente de North Sentinel Island ha estado aislada del resto del mundo.

Usan lanzas, arcos y flechas para cazar a los animales que deambulan por la pequeña isla boscosa, y recolectan plantas para comer y transformarlas en casas. Sus vecinos más cercanos viven a más de 50 kilómetros de distancia. Profundamente desconfiados de los forasteros, atacan a cualquiera que venga navegando y llegue a sus playas.

La policía dice que fue lo que ocurrió la semana pasada cuando un joven estadounidense, John Allen Chau, fue asesinado por los isleños después de pagar a unos pescadores para que lo llevaran a la isla.

Los eruditos creen que los sentineleses emigraron de África hace aproximadamente 50.000 años, pero la mayoría de los detalles de sus vidas siguen siendo completamente desconocidos. Las estimaciones de sus números van desde unas pocas docenas hasta unos pocos cientos.

"La lengua que hablan, la antigüedad que tiene, es una conjetura", dijo la profesora Anvita Abbi, lingüista de la Universidad Jawaharlal Nehru de Nueva Delhi, que ha pasado décadas estudiando los idiomas tribales de las islas Andaman y Nicobar de la India. North Sentinel es un puesto de avanzada de la cadena de islas, que está mucho más cerca de Myanmar y Tailandia que de la India continental. "Nadie tiene acceso a estas personas". Y, continuó, así es como debería ser.

"Solo por nuestra curiosidad, ¿por qué deberíamos molestar a una tribu que se ha mantenido oculta por decenas de miles de años?", preguntó Anvita Abbi. "Se pierden muchas cosas: se pierde la gente, se pierde el lenguaje, se pierde su paz".

Durante generaciones, los funcionarios indios han prohibido las visitas a North Sentinel, limitando el contacto a esporádicos encuentros de "regalos de cortesía", con pequeños equipos de funcionarios y científicos que dejan cocos y bananos para los isleños, estas expediciones cesaron en 1996. La Armada india impone ahora una zona de exclusión para mantener a las personas alejadas. En 2006, los sentineleses mataron a dos pescadores que se habían acercado accidentalmente a la costa.

Según los pescadores que ayudaron al Sr. Chau viajando durante varias horas desde Port Blair hasta North Sentinel, el Sr. Chau esperó hasta la mañana siguiente, al amanecer, para tratar de llegar a tierra. Puso su kayak en el agua a menos de media milla y remó hacia la isla.

John Allen ChauLos pescadores dijeron que los miembros de la tribu le habían disparado flechas y que él se había retirado. Al parecer, intentó varias veces más llegar a la isla durante los próximos dos días, dice la policía, ofreciendo regalos como un pequeño balón de fútbol, ​​hilo de pescar y tijeras. Pero en la mañana del 17 de noviembre, los pescadores dijeron que vieron a los isleños con su cuerpo.

Han sido arrestadas las siete personas que ayudaron al Sr. Chau a llegar a la isla y acusadas de homicidio culposo, que no equivale a asesinato, y de violar las normas que protegen a las tribus aborígenes.

Según los estudiosos, cualquier contacto con personas tan aisladas puede ser peligroso, ya que los isleños no tienen resistencia a las enfermedades que portan los forasteros.

"Nos hemos convertido en gente muy peligrosa", dijo P.C. Joshi, profesor de antropología en la Universidad de Delhi. "Incluso pequeñas influencias pueden matarlos".

Durante el siglo pasado han sido diezmadas muchas de las otras tribus de la cadena de islas, perdidas por enfermedades, matrimonios mixtos y migración.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar