updated 2:26 PM CET, Dec 1, 2016

A miles de kilómetros de ninguna parte

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

isla Bouvet de Noruega

Bouvet de Noruega es una de las islas más remotas del mundo

Quizá no hay mejor lugar para irse más lejos de todo que la isla Bouvet de Noruega. Situada en el Océano Atlántico Sur, entre África, América del Sur y la Antártida, este deshabitado volcán en escudo, de 49 kilómetros cuadrados (19 millas cuadradas), es una de las islas más remotas del mundo. La masa de tierra más cercana es la Princess Astrid Coast de Queen Maud Land, a 1.700 kilómetros (1.100 millas) al sur. El lugar habitado más cercano es el de Tristan da Cunha, una isla remota a 2.260 kilometros (1.400 millas) al noroeste que alberga a unos pocos cientos de personas.

El 26 de mayo de 2013, el Operational Land Imager (OLI) del Landsat 8 tomó esta imagen de color natural de la isla Bouvet. Grueso hielo cubre más del 90 por ciento de la isla todo el año. El glaciar Christensen drena el lado norte; el glaciar Posadowsky drena el lado sur. Un anillo de playas de arena negra volcánica rodea la mayor parte de la isla. (Pincha en la imagen para verlas). En muchas áreas la gruesa capa de hielo se detiene abruptamente en el borde de la isla, formando empinados acantilados de hielo, que se hunden en las playas y el océano.

Visto desde arriba, una de las características más destacadas es la caldera Wilhelmplataet, la gran depresión circular en el lado occidental de Bouvet. A raíz de las erupciones volcánicas se forman calderas cuando la tierra se derrumba en cámaras de magma recién vacías o parcialmente vacías. La erupción más reciente ocurrió en Bouvet hace unos 2.000 años.

La isla es la extensión más al sur de la Cordillera del Atlántico Medio, la cadena montañosa submarina que se extiende a través del Océano Atlántico y sirve como la línea divisoria entre las placas de África y América del Sur en el hemisferio sur. Bouvet se encuentra cerca de la triple unión entre las placas antártica, africana y sudamericana.

El punto más alto, el pico Olav a 780 metros, se encuentra a mitad de camino de la isla cerca de la costa norte. Fíjate en las largas sombras que hace el pico cayendo en la caldera. A pesar de que no es particularmente alto, la lejanía de la cima y el hecho de que nunca se había subido, inspiró al cineasta Jason Rodi, que ya había subido a las montañas más altas de los siete continentes, para organizar una expedición y subirle. En 2012 un equipo de cineastas, aventureros y artistas aterrizó en la isla y se subió a lo más alto, donde plantaron una cápsula del tiempo.

Referencias: