Infierno volcánico nos dejó un paradisíaco balneario

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

lago Kuttara, Japón

El circular y tranquilo Lago Kuttara tiene un explosivo pasado

La última gran erupción en el volcán Kuttara de Hokkaido, Japón, ocurrió aproximadamente 40.000 años atrás, más o menos cuando los neandertales se estaban extinguiendo y un poco antes de que la gente comenzara a domesticar a los perros.

Las primeras erupciones en el estratovolcán japonés habían producido gruesas lavas andesíticas que fluían en dos grandes lóbulos en forma de lengua inmediatamente al norte del volcán. El magma viscoso rico en sílice bloqueó el respiradero, por lo que la presión se acumuló de la misma manera que lo hace en una botella de refresco después de que se agita.

Cuando la presión se volvió lo suficientemente intensa, se abrió un respiradero en la parte superior del volcán y envió una gran nube de cenizas al aire. Rápidos torbellinos de ceniza, gas y otros desechos, conocidos como flujos piroclásticos, barrieron la ladera suroeste del volcán.

Esa erupción explosiva -y el hundimiento de la roca en la cámara de lava vacía- esculpió la caldera en forma de cuenco que ahora se encuentra en la cima de la montaña y alberga el lago Kuttara, uno de los lagos más redondeados y transparentes de Japón.

El Operational Land Imager (OLI) en el satélite Landsat 8 adquirió una imagen el 15 de septiembre de 2015. Para la vista tridimensional de abajo, la imagen del Landsat 8 se extendió sobre un modelo de elevación digital global construido a partir de los datos adquiridos por la misión de la NASA Shuttle Radar Topography.

lago Kuttara en 3D

Después de esa erupción explosiva, se calmó la actividad volcánica en la caldera y la actividad geotérmica se desplazó a la ladera suroccidental del volcán. Hace unos 15.000 a 20.000 años, la lava viscosa comenzó a hincharse en una cúpula de lava, y una serie de pequeñas explosiones de vapor formaron varios cráteres en un valle de fumarolas, géiseres, arroyos y estanques.

Este paisaje exótico y humeante persiste hoy. Conocido en japonés como Jigokudani (Valle del Infierno) por su oxidado terreno rojo y negro, los visitantes pueden seguir un sendero a través del valle sin árboles, a lo largo de un arroyo caliente con un popular baño natural para pies. Finalmente llegan al lago sulfuroso Oyunuma, que tiene una temperatura superficial de 50 grados Celsius (122°F).

La persistente actividad volcánica en la zona ha impulsado el desarrollo de varios onsens, o balnearios de aguas termales, que han convertido a Noboribetsu en una de las ciudades balneario más famosas de Hokkaido. Millones de personas lo visitan cada año para sumergirse en las aguas naturales ricas en minerales del Lago Oyunuma y el Valle del Infierno.

Referencias y recursos:

Atlas Obscura (2018) Jigokudani (Hell Valley).
BBC (2015, May 11) In Japan, hell is due north.
Global Volcanism Program (2018) Kuttara.
Goto, Y. & Johmori, A. (2015) Internal Structure of Kuttara Caldera, Hokkaido. Bulletin Volc. Soc., 60 (1), 35-46.
Japan Meterological Agency Kuttara.

Ya que estás aquí...

... tenemos un pequeño favor que pedirte. Más personas que nunca están leyendo Vista al Mar pero muchas menos lo están pagando. Y los ingresos por publicidad en los medios están cayendo rápidamente. Así que puedes ver por qué necesitamos pedir tu ayuda. El periodismo divulgador independiente de Vista al Mar toma mucho tiempo, dinero y trabajo duro para producir contenidos. Pero lo hacemos porque creemos que nuestra perspectiva es importante, y porque también podría ser tu perspectiva.

Si todo el que lee nuestros artículos, que le gustan, ayudase a pagar por ello, nuestro futuro sería mucho más seguro. Gracias.

Hacer una donación a Vista al Mar