updated 10:44 PM CEST, Sep 29, 2016

Google Street View ofrece vistas panorámicas del Antártico

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
colonia pingüinos Adelia en Cape Royds, Antártida

Google ha lanzado recientemente panorámicas de 360 grados de lugares en la Antártida

Se incluyen colonias de pingüinos de Cape Royds Adelie Penguin Rookery

Hace dos años, Google Maps lanzó su función Street View en una tierra sin apenas calles: La Antártida. Hoy en día se ofrece una imagen más completa del continente helado a través de imágenes panorámicas de 360 grados como parte de su proyecto Maravillas del Mundo (World Wonders).

Las nuevas imágenes, que Google anunció en su blog esta mañana, incluyen lugares tan interesantes como el refugio de Ernest Shackleton, el Polo Sur Ceremonial y una colonia de pingüinos o el Telescopio del Polo Sur. Las vistas son maravillosamente realistas - prácticamente podemos oler la caca de los pingüinos a través de nuestro navegador (es broma claro).

No, Google no ha llevado su Street View van (o triciclo) hasta la Antártida. En su lugar, capturó las panorámicas con una cámara montada en un trípode-ojo de pez, el mismo equipo que utiliza para mostrar el interior de las habitaciones de hotel y restaurantes a través de su producto Business Photos.

La compañía parece orgullosa de su trabajo. Dicen en la entrada del blog:

Con este acceso los escolares pueden contar desde Bangalore (en la India) las colonias de pingüinos en la isla Snow Hill, y los geólogos en Georgia puede rastrear las capas sedimentarias en Dry Valleys desde la comodidad de sus escritorios.

Algunas de las espectaculares vistas que se ofrecen:

El Polo Sur Ceremonial

El interior de la cabaña de Shackleton muestra la gran cantidad de insumos utilizados por los expediciones antárticas en el siglo XX, todo lo que necesitaban desde medicinas y alimentos a velas y trineos de carga se puede encontrar muy bien guardados en su interior.

El paisaje exterior de la cabaña de suministro de Robert Falcon Scott transmite cuán desolada es la zona. Para estos primeros exploradores, las chozas de suministro eran un oasis de calidez y confort en un paisaje frío e inhóspito.