updated 3:47 PM CET, Dec 7, 2016

Hambre, miseria, guerra, muerte ¿tenemos vergüenza?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

  una patera llega a Lampedusa con inmigrantes rescatados

Una nueva tragedia con inmigrantes en alta mar

Para la primavera nada ... (Labordeta)

Según los informes, la dinámica del drama fue idéntica a la ocurrida hace pocos meses en otro naufragio mortal. Cuando el motor de la patera -que llevaba a 800 personas, la mayoría africanas y asiáticas salidas desde Libia- dejó de funcionar en medio de la tormenta y llegaron algunos botes de rescate, el pánico hizo que todos se movieran hacia un lado, lo que provocó que la patera volcara.

La mayoría de los inmigrantes, unos 570 , lograron ser rescatados por botes de la guardia costera tunecina; luego fueron llevados a campos de refugiados, cerca de la frontera con Libia. Pero muchísimos otros, que veían que su rescate tardaba, terminaron ahogándose en el mar cuando se corrieron todos juntos hacia un lado de la embarcación para intentar abordar los gomones que rodeaban la barcaza.

El destino de los extracomunitarios era la isla italiana de Lampedusa, ubicada entre Sicilia y Túnez, que, desde principio de año -cuando comenzó la "primavera árabe"-, es la meta de quienes escapan del hambre, la miseria y la guerra. Desde enero habrían llegado a las costas del sur de Italia un total de 40.000 inmigrantes; 1300 de ellos murieron en el Canal de Sicilia.



La mayoría de los naufragios se debió a que las pateras, además de ser embarcaciones de lo más precarias, estaban sobrecargadas; llevaban el doble o el triple de lo que permitía su capacidad.

El 6 de abril último una barcaza con 300 desesperados se dio vuelta durante la noche en aguas maltesas; sólo 51 personas lograron salvarse y decenas de cadáveres fueron hallados en el mar. El 6 de mayo pasado otra patera con más de 600 inmigrantes naufragó al alba frente a las costas de Libia, cerca de Trípoli, y dejó centenares de desaparecidos.


Se estima que unas 893.000 personas huyeron de Libia desde el comienzo de la rebelión contra el régimen de Muammar Khadafy, a mediados de febrero. Khadafy, que solía controlar sus costas, usa ahora políticamente los flujos de desesperados; incluso hay informes que indican que, en algunos casos, los clandestinos fueron obligados a emprender el "viaje de la esperanza", que suele costar por lo menos 1000 euros.

En marzo pasado la llegada de 23.000 tunecinos provocó una crisis política inédita entre Italia y Francia, luego de que el gobierno de Silvio Berlusconi les otorgó unos permisos de residencia temporal considerados inválidos por varios países de la UE, que comenzaron a cerrar sus fronteras a los inmigrantes.

Por pedido de Francia e Italia, de hecho, la UE está analizando limitar el acuerdo de Schengen, que en 1985 permitió a Europa abolir sus fronteras

Esta nota es original de: Elisabetta Pique, La Nación Digital (Argentina)

Y las canciones las ha subido a YouTube algún "canfraner@" (besos a Huesca)