updated 1:27 PM CET, Dec 7, 2016

Más allá de las estrellas de mar

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

niño salvando estrellas de mar

Crear un cambio sistemático y duradero en el Año Nuevo

En su libro ¿Pero se dará cuenta el planeta? (But Will the Planet Notice?), el economista Gernot Wagner comparte una parábola humanitaria que se ha escuchado muchas veces:

Es la historia de las estrellas de mar tantas veces contada, en la que un hombre pragmático le dice a un niño, que está rescatando estrellas de mar varadas, que no tiene sentido volver a tirarlas al mar ya que no tendrá tiempo de salvarlas a todas dadas las miles de estrellas de mar que hay en la playa. A medida que el niño lanza una estrella de mar de regreso al océano responde al pragmático, mirándole fijamente a la cara y diciendo: "Para ésta... si tiene sentido".

Esta historia es un recordatorio para todos nosotros que frente a grandes dificultades e injusticias, tanto sufrimiento y crueldad, hacer algo - cualquier cosa - para ayudar a las personas realmente marca la diferencia.

Y, sin embargo, para encarar este tipo de problemas de penetrantes y enormes proporciones: el ritmo alarmante de extinción de especies, el calentamiento global, una creciente población humana y todo lo que esto presagia (aún mayores diferencias entre ricos y pobres, más gente sin acceso a agua limpia y alimentos suficientes, agotamiento de los recursos, más contaminación, etc.), la crueldad verdaderamente inimaginable, el asesinato de un billón de animales cada año para la alimentación..., es hora de escribir una parábola mejor.

But Will the Planet Notice?Wagner ofrece un nuevo final para la historia de las estrellas de mar, que sería bueno difundirlo con el mismo entusiasmo con el que hemos compartido la parábola original de las estrellas (sólo buscando en Google "cuento del niño y las estrellas de mar" el buscador devuelve más de 8 millones de resultados). En esta conclusión revisada, Wagner tiene su propio pragmatismo - en realidad de hombre sabio - y responde al niño con esta pregunta:

"¿Has pensado alguna vez por qué estas estrellas de mar están varadas en la orilla?"

Wagner propone imaginar un escenario en el que los pescadores usan dinamita para matar a los peces, a los que luego recogen de la superficie. Las estrellas de mar son arrastradas a la orilla como un daño colateral. Si el niño quiere marcar una diferencia, sugiere el sabio, necesitará detener a los pescadores. Pero en este momento el niño está cansado después de todo el esfuerzo de lanzar estrellas de mar de regreso al océano, y también con hambre: "El va en busca de los pescadores que llegan a tierra, su barco lleno de peces, y les dice: "Oh, por favor, ¿puedo comprar?"

niño y estrella de marLa nueva parábola de Wagner ofrece un mensaje crítico para nuestro tiempo: Debemos trabajar para un cambio de sistema.

No es suficiente tomar decisiones para que las personas sean amables, generosas y buenas. También debemos ser pensadores sabios, complejos y sistémicos que enfrenten los problemas en su raíz y que trabajen para transformar los sistemas injustos, crueles y destructivos para que sean saludables y humanamente sostenibles para todos.

Esta es una tarea más compleja, pero realmente no más difícil. La energía que se necesita para ayudar a las personas es enorme, y aunque nunca debemos dejar de dedicar parte de nuestro tiempo a este noble fin, nuestros esfuerzos no serán de mucho si no estamos dispuestos a invertir una mayor parte de nuestro tiempo en las causas y las soluciones de raíz. La extinción de incendios por sí sola nunca salvará al mundo, mientras que una combinación de prevención de incendios como nuestro esfuerzo principal con la lucha de emergencia contra incendios como una respuesta necesaria a los incendios, puede ser la solución.

niño y estrella de marY al mismo tiempo, tenemos que asegurarnos de que sean consistentes. La hipocresía que se revela en el nuevo final de Wagner es un fenómeno generalizado entre las organizaciones humanitarias y muchos de nosotros que, al igual que el niño come pescado mientras rescata las estrellas de mar, rescatamos perros mientras comemos cerdo, o compramos productos probados en animales, así como chocolate contaminado por la esclavitud, o damos refugio a personas sin hogar, y mientras tanto los sistemas de desigualdad se perpetuán.

En este Año Nuevo, cada uno de nosotros prometamos algo como esto: Con lo mejor de nuestra capacidad, lancemos un mensaje de compasión y justicia hacia todos (las personas, los animales y la tierra) mientras trabajamos para cambiar los sistemas que perpetúan la injusticia y la crueldad, utilizando las habilidades y conocimientos que tenemos actualmente y buscando las habilidades y los conocimientos que todavía tenemos que cultivar.


Por un mundo más humano en 2012 y un pueblo sabio como instrumento del cambio.


Una adaptación del artículo original de Zoe Weil: Beyond the Starfish: Creating Systemic, Lasting Change in the New Year

Enlace: But Will the Planet Notice? de Gernot Wagner
Imagen de cabecera: Beatriz Torres aka Zirta